Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La Clave de Cantabria24horas.com

NUNCA MÁS

Enviar a un amigo

Cuenta atrás para la investidura este miércoles, 20 de enero,  más tensa y militarizada de la historia de EEUU en el relevo esperado y deseado de Donald Trump por Joe Biden. Hemos titulado como de verdad queremos: que nunca más vuelva un personaje que por capricho personal sacó a Estados Unidos de acuerdos trascendentales para el mundo como es el climático. 

Sin apenas invitados y con decenas de miles de banderas donde en otras ocasiones vibraba la multitud. En su lugar, los uniformados han tomado el corazón de Washington.

Mientras, la Administración Trump viene aprovechando sus últimos días en la Casa Blanca para acordar las últimas tropelías del personaje en cuestiòn como la de aprobar en torno a un centenar de indultos presidenciales, que serían para personas allegadas a su nefasta presidencia e incluso se especula un posible indulto preventivo para él mismo en caso de recibir alguna condena por su responsabilidad política en el asalto al Capitolio.

Según la 'CNN', entre los indultados habrá con seguridad delincuentes de "cuello blanco" y raperos famosos. El 'New York Times' asegura que algunos magnates y poderosos incluso habrían pagado ocultamente el perdón presidencial para sus interesados.

En cuanto al autoindulto, sería un paquete en el que entrarían también su hija Ivanka, su yerno Jared Kushner y otros como su abogado Rudy Giuliani.

Esta decisión final de su presidencia no puede ni debe extrañarnos. En diciembre pasado ya concedió varios indultos muy polémicos, como los contratistas de la empresa de seguridad implicada en Irak 'Blackwater', varios congresistas corruptos, dos condenados por la llamada 'trama rusa' y varios asesores y amigos. Sobre todo eso: amiguetes de este extramista al que espertamos los poderes democráticos de Estados Unidos le condenen de por vida.

DSPEDIDA AMENAZANTE

 

La polémica acompaña a Donald Trump hasta el fin de su mandato, pues el mandatario (que deja de serlo oficialmente desde esta tarde) ha acabado con la costumbre centenaria de que el presidente saliente esté presente en la investidura del nuevo. Trump ha abandonado la Casa Blanca en helicóptero y no va a acudir a la ceremonia de investidura del nuevo presidente, Joe Biden, que se celebrará a puerta cerrada y bajo enormes medidas de seguridad.

 

El presidente saliente de Estados Unidos prometió regresar "de alguna forma" antes de subir a bordo del Air Force One, con destino a Florida, horas antes de la investidura de su sucesor, Joe Biden, a cuyo gobierno le deseó "mucha suerte y mucho éxito"

 

Biden llega al poder en un contexto único, pues por un lado tomará posesión sin público frente al Capitolio debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus y también con un enorme despliegue policial tras el asalto al Capitolio hace pocas semanas.

 

La ciudad de Washington se ha blindado ante la amenaza de nuevos ataques y alrededor de 25.000 soldados de la Guardia Nacional custodian las calles bien armados para impedir cualquier intento de atentado.

 

Trump se marcha a Florida

 

Pese a los intentos de Trump de aferrarse a la Casa Blanca y quejarse de fraude electoral (que finalmente se ha comprobado que no fue así), finalmente abandona la mansión presidencial el día en el que la cifra de muertos por coronavirus en Estados Unidos supera los 400.000 muertos y se pone todavía más en cuestión su gestión de la pandemia.

 

Una despedida poco amistosa que rompe con la tradición estadounidense, pues antes de que Biden jure el cargo Trump se ha ido en helicóptero a su domicilio de Florida.

Últimas claves: