Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La Clave de Cantabria24horas.com

PUYOL DICE QUE SU TIEMPO HA PASADO PERO PROCLAMA SU INOCENCIA

Enviar a un amigo

El que fuera president de la Generalitat durante 23 años, entre 1980 y 2003, Jordi Pujol, ha roto su silencio en la prensa nacional en una entrevista en la 'Cadena SER'.

En declaraciones al periodista Josep Cuní, explicó cómo le ha dolido el trato que ha recibido durante años él y su familia, negando cualquier caso de corrupción para el cobro de comisiones.



El ex president explicó que "claro" que le dolía que le llamen "corrupto". “Claro que me duele que me llamen corrupto. Pediré en qué caso he actuado de forma corrupta. He tomado decisiones, por supuesto. Lo importante es que no cobres ni una peseta. Yo no lo he hecho", contó.

Muy dolido, dijo que atraviesa "una situación penosa, todavía hoy", sincerándose sobre que vive "instalado en el dolor", aunque mantiene "la esperanza".

En cuanto a las acusaciones de corrupción sobre su familia, se sinceró: "Por la gran mayoría de mi familia pondría la mano en el fuego. Ni yo, ni en general mis hijos, hemos prevaricado ni nada de eso".

Sobre el independentismo

Sobre su posicionamiento ideológico en Cataluña, fue muy contundente sobre los tiempos actuales en su tierra: "He sido nacionalista desde los 14 años. No he sido independentista". "Nunca he pensado que España sea un país poco importante. Lo que pasa es que intenta ahogar lo que tiene al lado", confesó.

Y contó esta anécdota para explicarse: "Cuando venía un muchacho joven con la estelada siempre le decía que nuestra bandera es la de las 4 barras. Hemos sido defensores de la identidad de Cataluña, pero siempre habíamos pensado que esto podía hacerse dentro del Estado español".

También cargó contra los actuales dirigentes independentistas por sus planteamientos: "Una de las debilidades del independentismo ha sido no tener suficientemente en cuenta que España es un país importante".

Por todo ello, a la Cataluña actual, la ve atravesando "un momento difícil", y que eso le pone "triste" por el "desbarajuste".

En cuanto a soluciones, expuso: "Políticamente, es evidente, no acabamos de funcionar bien y España tiene una actitud muy negativa, pero eso debemos superarlo y espero que lo superaremos".

Por supuesto, no sólo descartó un regreso, sino que considera que tampoco es una referencia actualmente: “Mi tiempo ha pasado. No me extrañaría que todavía viviera 5 o 6 años. Ahora ya no me toca. La muerte no me da miedo, pero me da respeto".

Últimas claves: