Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La Clave de Cantabria24horas.com

LA GRAN FINAL

Enviar a un amigo

    

'La Familia' lo ha vuelto a hacer: la selección española de baloncesto ha llegado a la final del Eurobasket.

Los de Scariolo han logrado superar a una difícil Alemania y logran su pase para la final, donde se medirán contra Francia

La enésima gesta se ha escrito en Berlín, y frente al anfitrión. 'La Familia' ha vuelto a ser un equipo con mención especial para Lorenzo Brown, quien con 29 puntos, 6 asistencias y canasta en los momentos más difíciles, ha estado estelar.

En general, España ha marcado el ritmo del partido, aunque ha sido en el segundo cuarto y en los minutos finales del último cuando más ha brillado.


Willy ha aprovechado su dominio en la zona para anotar, la defensa sobre el peligroso Wagner ha dado un excelente resultado y en los últimos minutos ha consolidado su dominio con 5 puntos consecutivos de Brizuela que le han dado una máxima ventaja de +6 (27-21).

Lorenzo Brown vuelve a brillar

Ha sido en el segundo cuarto cuando España ha destapado todo su arsenal. Dos espectaculares triples de Rudy la han puesto 33-24, con Alemania desarbolada y con problemas para encontrar huecos en la defensa zonal impuesta por Scariolo.

Al recital del capitán se ha sumado el juego de todo el equipo, y durante unos minutos más ha mantenido el +9 (41-32, minuto 16). Pero a partir de ese momento los alemanes han recompuesto filas, Schroder ha vuelto a coger inspiración y un par de despistes más una antideportiva a Brown que Alemania ha aprovechado al máximo, han propiciado la remontada local.

Obst ha encadenado tres triples, el segundo de los cuales ha sellado un contundente parcial 0-14 para España. Al tercero, que he elevado la ventaja alemana al 44-51 (minuto 19) ha respondido con otro Brown. Y una canasta final de Saiz lo ha dejado todo en 46-51 al llegarse al descanso, con 19 puntos de Schroder.

Y se diría que en el escenario en el que España mejor se ha encontrado, sacando su proverbial carácter, manejando los 10 últimos minutos con autoridad táctica y acciones de libro justo después de que Alemania, con una penetración de Schoder haya alcanzado de nuevo +7 (70-77, minuto 33).

En los tres últimos minutos ha habido de casi todo, pero Brown ha puesto el 88-80 con dos tiros libres a falta de 36 segundos y los dos últimos triples de los alemanes han sido sólo anécdotas.

El domingo 'La Familia' se medirá en la final ante una poderosa Francia que en la semifinal tumbó a Polonia sin contemplaciones por 95-54, pero España no se lo va a poner nada fácil y promete ser una final épica.

¿QUIEN GANARÁ LA FINAL?

 

Dicen que para ganar, aparte del talento, el trabajo y el esfuerzo, hay que tener una pizca de suerte. La suerte del campeón. Aún no sabemos si Francia ganará este Eurobasket, pero para llegar a la final ha tirado de suerte como nadie. La última fotografía que hay de la selección francesa, la de semifinales ante Polonia, es la de un equipazo con un físico desbordante, una estrategia defensiva perfecta y varios jugadores sobresalientes. Todo ello dio como resultado un marcador apabullante a su favor (54-95). De momento su clasificación para el partido por el oro es irreprochable. Pero si retrocedemos en el tiempo un par de pasos (octavos y cuartos) la diosa fortuna aparece en todo su esplendor vestida de azul, blanco y rojo para premiar a los franceses con una de las carambolas más increíbles que se recuerdan.

 

En octavos de final, con 77-75 a favor de Turquía, Luwawu-Cabarrot cometió una falta antideportiva sobre Cedi Osman a falta de 12 segundos. La cosa parecía estar hecha, pero el alero de los Cleveland Cavaliers falló los dos tiros libres y en la siguiente jugada, con posesión para Turquía, Bugraham Tuncer perdía el balón. El equipo otomano desperdiciaba así dos oportunidades de sentenciar el encuentro y le dejaba a Francia la posibilidad de mandar el partido a la prórroga con 7 segundos por delante. Justo lo que iba a hacer Rudy Gobert a 2 segundos del final, al coger un rebote ofensivo tras fallo de Evan Fournier y machacar el aro a placer. Ya en la prórroga, con el 86-87 que a la postre sería el resultado definitivo, pero con la última posesión en manos turcas, Terry Tarpey le robaba el balón a Furkan Korkmaz en el último segundo impidiendo que Turquía ni siquiera llegase a probar un tiro ganador.

 

 
 
 

 

 

En los cuartos de final y por increíble que parezca volvió a suceder lo mismo. Italia iba dos arriba (75-77), faltaban 16 segundos y Simone Fontecchio tenía dos tiros libres. El alero, que este año jugará por primera vez en la NBA con la camiseta de Utah Jazz, sólo había fallado tres tiros libres en los seis partidos anteriores y en ese momento tenía un 86% de acierto desde la línea de personal. ¿Qué ocurrió? Efectivamente, falló los dos tiros libres. Otra vez. Thomas Heurtel iba a empatar a falta de 5 segundos y nuevamente Fontecchio fallaría la última canasta sobre la bocina. En la prórroga, esta vez sí, Francia se iba a imponer con superioridad a su rival para meterse en semifinales.

 

El descalabro español en 2014 y la noche mágica de Pau en 2015

 

Ahora la selección gala se ve las caras con España. Un duelo clásico en este siglo pero que no se daba en un torneo internacional desde los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de 2016 (92-67 a favor de la Selección). El primer enfrentamiento entre ambos en el siglo XXI llegó en el partido por el bronce del Eurobasket 2005, en el que los franceses se impusieron con claridad (68-98). Tendrían que pasar cuatro años para que España se tomase la revancha ganando en los cuartos de final del Eurobasket 2009 (86-66). Un año después se verían las caras en el primer encuentro de la fase de grupos del Mundial (66-72 para Francia), mientras que en 2011 coincidieron en la segunda fase del Eurobasket (96-69 para España) y también por primera vez en una final que supuso el segundo cetro europeo de la historia de la Selección (85-98). En los Juegos de Londres 2012 España iba a derrotar de nuevo a Francia, esta vez en cuartos de final (66-59), pero los galos se tomarían la revancha al año siguiente en las semifinales del Eurobasket (72-75).

 

Los duelos más recordados entre ambas selecciones seguramente sean los del Mundial 2014 y el Eurobasket 2015. En el primero, y después de que la Selección superara sin problemas en Granada a su rival en un partido de la fase de grupos (88-64), el Palacio de los Deportes iba a ser testigo del que probablemente se considere el mayor fracaso de España en el siglo XXI. Con una plantilla de ensueño (Pau, Marc, Navarro, Calderón, Ricky, Rudy, Llull, Felipe, el Chacho, Ibaka, Claver y Abrines), el equipo de Orenga iba a ser incapaz de disputar la victoria a Francia (65-52). Un año después, en Lille y ante más de 20.000 franceses, Pau Gasol iba a protagonizar una de las mayores exhibiciones individuales en el baloncesto FIBA metiéndole 40 puntos a una selección francesa que llegaba como superfavorita al torneo, pero que caía en la prórroga ante los españoles (80-75).

 

La final de mañana será el undécimo enfrentamiento oficial entre ambos en los últimos 17 años. De momento, el balance es de seis victorias españolas por cuatro francesas. ¿Qué versión veremos esta vez del equipo galo? ¿Será la máquina engrasada que pasó por encima de Polonia o llamará otra vez a la puerta de la suerte como en octavos y cuartos de final?


Últimas claves: