Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La Clave de Cantabria24horas.com

CRISIS TOTAL EN LA GENERALITAT

Enviar a un amigo

La crisis en el Govern catalán es algo más que real y es total: anoche, el president Pere Aragonès anunciaba la destitución del vicepresidente Jordi Puigneró, máximo representante de Junts en el Ejecutivo.

Zanjaba así la polémica originada en las últimas horas después de conocerse que Junts, socios de ERC en el gobierno de coalición, había planeado convocar una cuestión de confianza contra Aragonès en el Parlament.

Éste, al conocer tal extremo, canceló su agenda del día y convocó a Junts a una reunión urgente por la tarde. Tras horas de deliberación, el president consideró que debía prescindir del máximo mandatario de sus socios dentro del Govern, pidiéndoles que designen a un sustituto mientras queda vacante ese cargo.

Aragonès argumentó su cese en la "pérdida de confianza" y pidió recuperar la "dinámica que en estos momentos está en cuestión", sobre la convivencia de ambos partidos en el Ejecutivo autonómico.

Junts estalló al conocer la decisión y la consideró un "error histórico", avisando de que el proyecto independentista está en peligro y también el futuro del gobierno de coalición.

Con nocturnidad y... ¿alevosía?

Aragonès comparecía ya a las 23:00 horas de la noche en el Palau de la Generalitat y explicaba que su prioridad era la "ciudadanía". Explicaba que se había reunido por más de 3 horas con el secretario general de JuntsxCat, Jordi Turull, a quien trasladó su decisión final.

Dijo que "el cese es un paso que me duele", pero que debía darlo por ser "necesario para fortalecer el gobierno de Cataluña".

En todo caso, invitó a sus socios a seguir juntos porque "el trabajo conjunto es bueno".

En cuanto a si se echaría atrás después de que el independentismo más extremo haya rechazado su propuesta de un referéndum pactado con el Gobierno central, Aragonés dejó claro que es su objetivo: "Trabajaré para que sea posible, porque estoy seguro de que será la mejor vía".

Junts no está de acuerdo

Desde Junts no entienden esta drástica decisión y consideran que sus consejeros ya habían cerrado filas en torno al pacto de gobierno, apostado "por el cumplimiento del acuerdo firmado entre Junts y ERC para garantizar la estabilidad y la lealtad del Ejecutivo".

Además, Junts apoyó al cesado Puigneró, cuya gestión consideró "en todo momento impecable y solvente".

Ahora el partido va a reunir a su ejecutiva y tomará "las decisiones que correspondan".

Últimas claves: