Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

70 años de "Camino", la gran novela de Miguel Delibes en el escenario de Molledo-Portolín

En 1950 fecha de su publicación, Delibes estaba de periodista en El Norte de Castilla, tenía 30 años, cuatro hijos y un Premio Nadal.

Enviar a un amigo
30-07-2020
EL CAMINO de MIGUEL DELIBES
 
Se conmemora el 70 aniversario de “El camino” de Miguel Delibes. En 1950 fecha de su publicación, Miguel Delibes estaba de periodista en El Norte de Castilla, tenía 30 años, cuatro hijos y un Premio Nadal.
 
El camino era su tercera novela, situaba la historia en el pueblo de Molledo-Portolín donde pasó los veranos de su niñez. El mismo Delibes confesaba que esta novela le salió sola, a capítulo por día, y estuvo lista en poco más de tres semanas. Las ilustraciones respecto a la novela son del propio Delibes que trabajó de caricaturista en el periódico.
 
El protagonista es un niño de 11 años, Daniel, apodado el Mochuelo. Apuesto que su lectura os resultará interesante y entretenida.
 
... Era el suyo, un pueblo pequeño y retraído y vulgar. Las casas eran de piedra, con galerías abiertas y colgantes de madera, generalmente pintadas de azul. Esta tonalidad contrastaba, en primavera y verano, con el verde y rojo de los geranios que infestaban galerías y balcones.
 
La primera casa, a mano izquierda, era la botica. Anexas estaban las cuadras, las magníficas cuadras de don Ramón, el boticario-alcalde, llenas de orondas, pacientes y saludables vacas. […]
 
Por la derecha, frente a la botica, se hallaba la finca de Gerardo, el Indiano, cuyos árboles producían los mejores frutos de la comarca;[…] el bazar de Antonio, el Buche, y la casa de don José, el cura, que tenía la rectoría en la planta baja.
 
Trescientos metros más allá, varga abajo, estaba la iglesia, de piedra también, sin un estilo definido, y con un campanario erguido y esbelto. Frente a ella, los nuevos edificios de las escuelas, encalados y con las ventanas pintados de verde, y la vivienda de don Moisés, el maestro.
 
Visto asía, a la ligera, el pueblo no se diferenciaba de tantos otros. Pero para Daniel, el Mochuelo, todo lo de su pueblo era muy distinto a lo de los demás...
El camino, capítulo III