Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Altísimo nivel de suciedad en Santander, un reportaje de Miguel Rodríguez

Si llamas a la Policía Local de Santander, no hacen nada, para empezar porque la mayoría de las veces ni van y que, aunque vayas al ayuntamiento es lo mismo. nadie te escucha.

Enviar a un amigo
Altísimo nivel de suciedad en Santander, un reportaje de Miguel Rodríguez
10-09-2022

Por MIGUEL RODRÍGUEZ 

                                           Analista y Redactor SEO

Dentro del altísimo nivel de suciedad al que hemos llegado en esta ciudad de Santander, jamás visto hasta la fecha, hay rincones especialmente oscuros y sucios. Sitios concretos de Santander donde el Ayuntamiento cobra el IBI exactamente igual que en el portal de al lado, pero no exactamente con la misma problemática de suciedad, ruido y hasta delincuentes. Y nosotros pensamos que no es justo. 

Un alterado les explica a los agentes de la Policía Local de Santander un altercado que acaba de suceder, ya en horas avanzadas del día, porque en ciertas zonas como la Calle Moctezuma LA “FIESTA” NUNCA PARA. Pero no hay compensación ni refuerzo de limpieza y Policía de ningún tipo, claro.

El día en que la Policía de Santander intentó requisar los contenedores de la empresa de limpieza urbana 

¿Cómo no va a “comernos la mi**da” si el Ayuntamiento de Santander y la empresa consignataria de la limpieza han tenido un famoso y surrealista enfrentamiento, en el cual se llegó al colmo de desplazarse la Policía Local de la ciudad a recuperar los contenedores que dicha empresa se había llevado? Un problema de limpieza urbana que seguimos arrastrando, pero el problema de las “zonas de marcha” de Santander sin duda es mucho peor para esos pobres vecinos que tienen que sufrirlo. También hay problemas de ocupaciones ilegales de viviendas que tienen dueño, pero esto a los políticos les da igual. 

Suciedad y molestias graves en las zonas de marcha de Santander

En este medio ya nos hemos hecho eco alguna vez del nivel de suciedad y molestias graves a los vecinos en las zonas de marcha de Santander. Y no somos los únicos. La verdad es que no se sabe a qué espera el Ayuntamiento para poner soluciones a una situación que salta a la vista en todos los aspectos. Una amiga del que escribe describía de esta manera el desmadre de orden público que supone la fiesta continua, que en verano es diaria:

Llegas a tu portal y la gente sentada que no te deja ni entrar. No puedes dormir por la noche del ruido, gritos y música. Vibra hasta el suelo. Escuchas golpes, hablar, cantar y de repente, a las cuatro de la mañana, te suena el timbre un montón de veces. Sales y ves que te han arrancado el timbre, pero además ves vómitos, preservativos y orina continuamente en el portal, además de copas, botellas y cristales. La Policía Local de Santander debería hacer algo, ¿no? Y te pintan la fachada, también. Hace dos fines de semana nos rompieron el cristal de la puerta del portal y cuando no, te ponen un escenario y media noche escuchando música en directo, que parece que los tienes dentro de casa tocando. Hace poco le tuve que tirar un cubo en la cabeza un chaval porque no dejaba de tocarme al timbre a las tantas de la mañana y yo tengo que trabajar al día siguiente. No se dan cuenta de lo que hacen, pero la Policía Local de Santander debería hacer algo al respecto. Vigilar para que no se desmadren.

Imagínate que te asomas al balcón y ves a un tío ahí subidoOtras veces juegan con balones y los ves trepando por los balcones... Eso ya es el colmo. Imagínate que te asomas al balcón y ves a un tío ahí subido. O me da a mí un infarto o él se cae por el balcón del grito que pego, pero es algo que puede pasar en cualquier momento. Tengo un niño que necesita medicación para dormir todos los días, pero aquí te da igual que sea lunes que sábado, es siempre lo mismo. Ah, y aunque haga calor, las ventanas cerradas para que no te entran los humos de los porros por ellas.

Si llamas a la Policía Local de Santander no hacen nada

Si llamas a la Policía Local de Santander, no hacen nada, para empezar porque la mayoría de las veces ni van y que, aunque vayas al ayuntamiento es lo mismo. nadie te escucha. ¿No se supone que tendrían que velar por el orden público y sobre todo en las zonas donde más sufrimos estas cosas? Y, para qué hablar de cómo está toda pintada y arrancada la pared de la fachada, después de haber pagado hace poco para que la pinten y arreglen. Ésta es la realidad cotidiana de todos los fines de semana en el Rio de la Pila.

El Río de la Pila: el vertedero nocturno de Santander

Pero lo peor se lo llevan las zonas de marcha de Santander, como ya hemos comentado aquí en el caso de Bilbao y otras localidades. Zonas concretas de Santander como el Río de la Pila, donde recogimos el tremendo testimonio de una chica cuyo portal era el auténtico vertedero nocturno de Santander. Con vómitos y condones tirados, cristales rotos y telefonillos golpeados, pero también equilibristas que suben por balcón borrachos, para hacer más emocionantes las noches de los vecinos.

El centro de Santander está más sucio que nunca 

No hay más que darse una pequeña vuelta por el embarcadero de las lanchas de Somo para ver la cantidad de colillas que acabarán en el mar sí o sí. Y esto es culpa por supuesto de los viandantes menos respetuosos, a los que habría que recordarles que al margen de la inoperancia municipal existen las papeleras. 

En Santander no te libras de ver basura por todas partes. El mismo muelle de las lanchas está sembrado de colillas. ¡Pobres peces! 

Esto otro son rincones del entorno de uno de los pocos monumentos del centro de Santander que ha sobrevivido a los incendios, situado a escasos 100 metros del Ayuntamiento, pero a estos políticos les da igual todo: más meados, desperdicios y una marranada total, pero A ELLOS (EL AYUNTAMIENTO DE SANTANDER) NO LES IMPORTA.

El callejón de la calle Moctezuma: suciedad y peligro en la noche

O este pequeño, sucio callejón de la calle Moctezuma, sin duda el gran campeón municipal de todos los meados, colillas, latas, etc. Con un club nocturno cuya selecta clientela ameniza las noches y hasta las tardes y mañanas de los vecinos. Personas que frecuentan el callejón y su oscuridad y no dudan en meterse cualquier droga, incluso en el único portal de este rincón olvidado del Ayuntamiento. Con gente allí viviendo que no puede dormir y miedo físico a que pase algo cualquier día, y entonces tal vez será el momento para que la alcaldesa se manifieste en contra de cualquier agresión de cualquier tipo a una mujer o persona mayor. Pero entonces ya sería tarde.  

Bienvenidos a uno de los rincones más sucios y poco atendidos de Santander, con abundancia de peleas y drogas: la calle Moctezuma. ¿No les da vergüenza a los responsables del Ayuntamiento de Santander mantener así de guarro el centro de la ciudad?

 

¿Es normal que se acumulen las denuncias a la Policía Local en zonas concretas de Santander y no pase nada?