Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Ayer se cumplieron cien años del primer partido disputado en El Malecón

El único acto protocolario que hubo fue la entrega de un ramo de flores a Doña Andrea Sañudo, esposa del presidente gimnástico en aquella fecha (Mariano Muñiz), por parte de los jugadores de la Unión Montañesa.

Enviar a un amigo
30-09-2021

Ayer sábado, 2 de octubre, se cumplieron cien años de la disputa del primer partido de fútbol en los campos de El Malecón. Un encuentro que enfrentó a la Sociedad Gimnástica (1907) y la Unión Montañesa (1917). Los integrantes de la plantilla gimnástica que disputaron ese primer encuentro fueron: Jacobo, Campuzano, Vellido, Maray, Zubizarreta, Nelín, Peña, Eladio, Pacheco, Elizondo, Mendaro, Torre, Obregón y Nereo.

Según recuerda el expresidente de la Gimnástica, Alejandro Campo Ruiz, fue "una inauguración discreta, solamente del terreno de juego", que sirvió además para preparar el Campeonato de Segunda Categoría denominada Serie B, cuyo primer clasificado tendría la opción de disputar el Campeonato Regional con representantes vizcaínos de la misma categoría. El único acto protocolario que hubo fue la entrega de un ramo de flores a Doña Andrea Sañudo, esposa del presidente gimnástico en aquella fecha (Mariano Muñiz), por parte de los jugadores de la Unión Montañesa.

Mucho ha llovido desde ese 2 de octubre de 1921. Y miles de partidos los que se han disputado en un campo que ha ido cambiando su imagen inicial hasta convertirse en el estadio que es actualmente, ejemplo de diseño arquitectónico.

Fue el 10 de octubre de 1919 cuando el presidente gimnástico José Molleda Ugarte presentó la idea de construir unos campos atléticos durante la junta directiva celebrada esa jornada. Y precisamente la referencia de aquel "malecón" pronto sirvió para nombrar lo que serían excelentes instalaciones deportivas. Y Luciano Demetrio Herreros, propietario de los terrenos adquiridos en 1920, dio  las máximas facilidades para desarrollar la idea. Por su parte, la Real Compañía Asturiana se ofrecería para aportar material y medios en abundancia.

Las obras comenzaron en el mes de noviembre de 1920, y el 7 de diciembre, el periódico “El Pueblo Cántabro” adelantaba que “la entusiasta Sociedad Gimnástica, con una orientación admirable de las necesidades que hoy en día requieren las entidades deportivas, ha empezado una obra para dotar a los deportistas torrelaveguenses de un magnífico campo deportivo".

La obra fue un ejemplo de colaboración. Trabajaron todos, desde directivos a aficionados y hasta algún que otro jugador. El coste de la obra: 75.000 de las antiguas pesetas.

 

Fue ese 2 de octubre de 1921 cuando se disputó el primer encuentros en el terreno de juego de lo que prontó serían  las magnificas instalaciones que, con posterioridad, se construyeron  y  cuyas inauguraciones oficiales fueron menos de un año después, el 13, 14 y 15 de agosto de 1922, con la disputa de varios encuentros  de fútbol entre el Athletic de Bilbao y la Real Sociedad de San Sebastián, y la Sociedad Gimnástica y el Baracaldo F.B.C.

"Falta menos de un año para que se cumpla el centenario de la inauguración oficial de las instalaciones deportivas completas, y llegada dicha fecha daremos cuenta más extensamente de todos los actos celebrados con detalle", avanza Alejandro Campo, por cuyas venas corre sangre blanquiazul.