Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Cancelado el Mobile World Congress por las continuas bajas de empresas a causa del coronavirus

El motivo: las cancelaciones de una treintena de compañías, entre las que se encuentran Ericsson, Sony, LG, Amazon, Intel, Vivo, Facebook. También McAfee, Rakuten, Nokia, British Telecom, Deutsche Telekom y Vodafone

Enviar a un amigo
Cancelado el Mobile World Congress por las continuas bajas de empresas a causa del coronavirus
12-02-2020

GSMA, la entidad organizadora del Mobile World Congress de Barcelona ha tomado la decisión de cancelar el evento tecnológico por la crisis del coronavirus, que ha llevado a una treintena de empresas a darse de baja en la última semana.

La reunión de la organización ha comenzado a las 14.00 horas, tras haber sido adelantada debido al incesante goteo de empresas que entonaban la retirada. Los organizadores han intentado mantener hasta el final la celebración de la gran cita tecnológica que estaba prevista para los días 24, 25, 26 y 27 de febrero.

Aunque esta tarde, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha vuelto a llamar a la calma ante la crisis del coronavirus, y ha dejado claro que "no hay ninguna razón de salud pública" para suspender la celebración del Mobile World Congress de Barcelona, la organización ha decidido claudicar. El motivo: las cancelaciones de una treintena de compañías, entre las que se encuentran Ericsson, Sony, LG, Amazon, Intel, Vivo, Facebook. También McAfee, Rakuten, Nokia, British Telecom, Deutsche Telekom y Vodafone.

En un comunicado, GSMA explica que suspende el Mobile World Congress "porque la preocupación global con respecto al brote de coronavirus, la preocupación por los viajes y otras circunstancias, hacen que sea imposible celebrar el evento".

Los organizadores se comprometen a seguir trabajando junto a las autoridades catalanas para volver a celebrar el MWC en Barcelona en 2021, ya que esta ciudad alberga desde 2006 este evento, que tiene un importante impacto económico.

De nada han servido las medidas adicionales propuestas por la organización, ni las llamadas a la calma del Ministerio de Sanidad, ya que finalmente, el evento ha quedado suspendido. Con esta decisión se abren los interrogantes sobre quién pagará 'el pato' de la cancelación, si la empresa organizadora o las que se han dado de baja.

RESUMEN DE UNA DECISIÓN

No habrá Mobile World Congress (MWC) dentro de dos semanas. La GSMA, organizadora del salón, ha mantenido varias reuniones de urgencia este miércoles en una frenética y confusa jornada en Barcelona –a la segunda han asistido todas las instituciones implicadas– para tomar la complicada decisión de suspender el congreso previsto del 24 al 27 de febrero ante los constantes anuncios por parte de las empresas de no acudir a la cita por miedo al coronavirus .

La previsión inicial era tomar una decisión el viernes, en el consejo general ordinario de la GSMA que se celebra habitualmente unos días antes del congreso, pero la escalada de bajas ha llevado a adelantar el encuentro con carácter urgente. Las cancelaciones de la alemana Deutsche Telekom y de la francesa Orange, anunciadas esta mañana, han sido la gota que ha colmado el vaso ya que son dos gigantes con un peso especial entre las 26 compañías que forman parte del consejo de administración de la GSMA, la patronal del sector y organizadora de la feria. NTT Docomo, que también se encuentra en ese grupo de dirección, ya anunció su cancelación el fin de semana.

Los organizadores del congreso han hecho público un comunicado en el que informan que esta decisión no tiene nada que ver con el “ambiente seguro y saludable de Barcelona”, sino que se ha tomado por “la preocupación global por el brote del coronavirus, así como la preocupación por los viajes y otras circunstancias”. Todo esto “hace que sea imposible que la GSMA celebre el evento”. Además, la GSMA ha añadido que se continuará trabajando para que sea posible el MWC Barcelona 2021, así como futuras ediciones y agradece la lealtad de las administraciones.

En el encuentro liderado por el consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, han participado los representantes de las diferentes compañías a través de videoconferencia. La decisión final la han decantado las cuatro grandes operadoras europeas: VodafoneBTOrange Telefónica.

La postura de estas dos últimas empresas ha sido especialmente relevante. Orange porque su consejero delegado es el actual presidente de turno de la GSMA y Telefónica porque juega el papel de anfitriona en el salón.