Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Cantbasket 04 comienza la nueva década cambiando su escudo, el segundo de su historia

El club santanderino cambia su imagen corporativa, adaptada a los nuevos tiempos, con detalles de su historia y de la ciudad de Santander

Enviar a un amigo
08-01-2021

 

El club Cantbasket 04 Santander arranca la tercera década del siglo XXI con un nuevo escudo, el segundo oficial en su historia, adaptado a los nuevos tiempos, y que incluye detalles de los orígenes del club en el Colegio Altamira o un guiño a la ciudad de Santander, como principales novedades.

La nueva imagen corporativa ha sido diseñada por Hugo Gómez Roca, entrenador de las categorías inferiores de Cantbasket 04 y vinculado al baloncesto cántabro desde pequeño como jugador, además de fotógrafo colaborador de varios clubes de la región.

El nuevo escudo, que mantiene su formato circular, continúa presentando un dragón como principal protagonista, un ser mitológico que acompaña al club santanderino desde su creación, si bien, ha sido rediseñado por completo y sustituye al anterior inspirado en el “Ddraig Goch” de Gales. Cabe destacar que el ya “antiguo dragón” del club no desaparece por completo, ya que se ha recuperado el dibujo original, realizado con rotulador sobre papel en el 2004, y que queda como fondo secundario, bajo un color gris. Además, en la nueva imagen corporativa, la cola del nuevo dragón guarda un balón de baloncesto como su principal tesoro a proteger.

El nuevo dragón del escudo lleva el color morado que caracteriza a la entidad deportiva cántabra desde su año de fundación, en el 2004, y que en esta temporada, su primer equipo de la Liga EBA también ha recuperado en el color de la primera equipación de juego, tras jugar con los colores corporativos de los patrocinadores principales en los últimos seis años tales como el rojo, gris, blanco o azul, o incluso de rosa en la pasada temporada con el fin apoyar la lucha contra el cáncer de mama.

El nuevo escudo, que lleva centrado el nombre del club Cantbasket 04, con tono gris y un borde fino morado, añade un detalle de sus orígenes en la Escuela de Baloncesto Altamira (de 1997 a 2003), y es que la segunda letra “A” de Santander, se sustituye por el símbolo de “doble triangulo” que caracterizaba el escudo de “Altamira Baloncesto“, lo que fue el origen de la fundación de la Agrupación Deportiva Cantbasket en el 2004, hoy reconvertida a Club Deportivo Elemental. Un símbolo reconocido por los centenares y centenares de jugadores que se han formado en el club cántabro durante las dos últimas décadas, ya que en todos los balones están marcadas con el “doble triangulo” en forma de la “A” de Altamira.

Otra de las principales novedades en el nuevo escudo es un guiño a la ciudad de Santander a través de un dibujo vectorizado del Real Palacio de La Magdalena, el edificio más conocido de la capital cántabra, y en donde se presenta cada temporada al primer equipo de Cantbasket 04 en sociedad desde hace varios años.

Daniel López, cofundador y presidente de Cantbasket 04, quiso agradecer a Hugo Gómez “su gran implicación por modernizar nuestro escudo, en el que hemos añadido símbolos de nuestra historia, y de nuestra ciudad” con el deseo de que “este nuevo escudo nos traiga, al menos, otros veinte años más de buen baloncesto, aprendizaje y crecimiento en todos los estamentos del club”.

La nueva imagen corporativa será sustituida en los próximos días en todos los recursos digitales y comunicaciones del club, y a partir de la próxima temporada será también incluida en las equipaciones de juego del primer equipo y los de cantera; además de los diferentes soportes publicitarios en los partidos del primer equipo que se disputan en el Palacio de Deportes de Santander.

En la imagen superior Jaime García, capitán de Cantbasket 04, con más de 360 partidos en Competiciones FEB, que comenzó a jugar al baloncesto en el “Altamira”, los orígenes de Cantbasket 04, junto con Daniel López, presidente del club santanderino.