Confirmado el pacto de las derechas, el PSOE ultima su inevitable pacto con Podemos para gobernar

La portavoz socialista, Adriana Lastra, confirmaba ese posible pacto: existe “voluntad de acuerdo” entre el PSOE y Unidas Podemos para que la legislatura comience “cuanto antes” con un Gobierno “progresista” y “de

Enviar a un amigo
11-06-2019

Diario Crítico

Los movimientos confirmados ayer en Madrid, donde Ciudadanos apoyó finalmente a PP y Vox para tomar el control de la Mesa de la Asamblea de la Comunidad madrileña, empujan necesariamente a Pedro Sánchez a llegar a acuerdos con la única fuerza política que le queda de su lado: Podemos, que definitivamente rebajará sus exigencias para apoyar un gobierno socialista, incluso renunciando a carteras ministeriales.
Confirmado el pacto de las derechas, el PSOE ultima su inevitable pacto con Podemos para gobernar
Ampliar
 
(Foto: PSOE)

Sánchez y Pablo Iglesias firmaron ayer la pipa de la paz. No les quedaba otra. "Satisfacción tras el encuentro con Pablo Iglesias. Hay voluntad de acuerdo en la izquierda. Trabajaremos por lograr un gobierno progresista cuanto antes. Un gobierno de cooperaciónplural, abierto e integrador, para cumplir el mandato de la mayoría social de nuestro país", dijo Sánchez en su Twitter tras el encuentro en el Congreso.

Por su parte, la portavoz socialista, Adriana Lastra, confirmaba ese posible pacto: existe “voluntad de acuerdo” entre el PSOE y Unidas Podemos para que la legislatura comience “cuanto antes” con un Gobierno “progresista” y “de cooperación” que responda al “mandato de las urnas”.

La evolución del proceso de entendimiento consistió en que el PSOE consiguió que Iglesias dejara de hablar de "gobierno de coalición" para cambiar ambos el lenguaje y hablar de "voluntad de acuerdo entre la izquierda" y "gobierno de cooperación" y "plural", una forma de decir que Podemos renunciará a exigir ministerios o que éstos serían ocupados por representantes independientes de la izquierda pero no miembros del partido morado.

Tanto PSOE como Podemos y sus socios parlamentarios -IU, Equo y En Comú Podem- consideraron que la alianza entre las derechas, ya confirmada en Comunidad de Madrid y Murcia, conforman una amenaza a nivel nacional y que era hora de aparcar diferencias para sellar un acuerdo, por mucho que en la formación morada no perdonen que Sánchez intentase antes un acercamiento con Ciudadanos para lograr un acuerdo con los liberales tanto de cara al Gobierno central como en gobiernos autonómicos, como los de Madrid, Murcia o Castilla y León.

Sánchez, nada más ganar las elecciones, intentó convencer al presidente francés, Emmanuel Macron, de que presionase a Albert Rivera para que no pactara con Vox, pero finalmente los naranjas han apostado por taparse la nariz y conseguir sus aspiraciones pactando con la ultraderecha. Ese acercamiento a Macron disgustó más su cabe a Iglesias, pero también en Podemos han tenido que pasar página.

Ahora queda por saber qué ocurrirá en Navarra: el PSOE tiene la llave para que gobiernen las derechas en minoría o que repita la nacionalista vasquista Uxué Barkos como presidenta de la comunidad foral. También queda por cerrar el acuerdo de las izquierdas en la Comunidad Valenciana, donde PSOE y Compromís ya se han entendido, pero Podemos quiere alguna consejería de peso.

LOS FUTUROS PACTOS

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha revelado este martes que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, le ha ofrecido "empezar a trabajar un gobierno de cooperación". Así lo ha desvelado en una comparecencia ante los medios de comunicación para dar cuenta del encuentro de hora y 20 minutos que ha mantenido con Sánchez de cara a la investidura.

Era crucial conocer el resultado de la reunión entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez para saber si hay posibilidades de facilitar la investidura del líder socialista como presidente y si éste iba a ceder a la exigencia de Podemos de formar un gobierno de coalición, con presencia de miembros del partido morado en el Ejecutivo.

Tras una hora y 20 minutos de reunión, Iglesias salió a hablar ante los medios en buen tono y abandonando ya la idea de un gobierno de coalición, hablando de uno de "cooperación", dejando claro que habría perdido el pulso contra el PSOE de presionar para estar en el gobierno con sillas en torno a la mesa del Consejo de Ministros.

Muy conciliador, pero no entusiasmado, Iglesias confirmó que con Sánchez "compartimos ambos en que hay una mayoría social y progresista que quiere vernos colaborando y gobernando juntos", y que "a partir de ahora", harían "reuniones discretas" para seguir negociando. Así, dice, se logrará "un acuerdo de gobierno conjunto en el que podamos afrontar desde un gobierno progresista los desafíos sociales de este país".

Insistió en que "los nombres son lo de menos", diciendo que "lo importante son los contenidos": "Un Gobierno plural, que represente en la proporción que represente a las formaciones políticas". "Un Gobierno conjunto es un Gobierno conjunto, para nosotros, se le ponga el nombre que se le ponga", sentenció.

La versión socialista

Es el mismo lenguaje que luego empleó ante la prensa Adriana Lastra, la portavoz del PSOE, para dar su versión de lo sucedido en la reunión Sánchez-Iglesias: "La izquierda sabe entenderse", comentó, hablando de "gran satisfacción" por la cita de ambos mandatarios y considerando que "no se ha hablado de nombres" y que el gobierno que se quiere conseguir sería "plural" y "de cooperación", los mismos términos usados por Iglesias, lo que da a entender que han sido acordados por las dos partes implicadas.

Lastra añadió que será un gobierno "integrador e incluyente". La socialista dio a entender que ambas partes acordarán la integración de personas independientes y de corte progresista en el Ejecutivo. En concreto, la socialista habló de "personalidades referentes ".

Qué temas se han tratado

Sobre la materia de un posible acuerdo de gobierno, Iglesias aseguró que se habló de la reforma laboral, de justicia fiscal... "Tengo la impresión de que quiere negociar un Gobierno de izquierdas con nosotros, no tengo ninguna razón para pensar que Sánchez esté mintiendo", dijo Iglesias al respecto. "Es fundamental que España tenga un Gobierno cuanto antes. Para ponerse a trabajar", comentó por su parte Lastra.