Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

El Autocine Cantabria se despide tras 5 años en funcionamiento

Las obras de ampliación de la autovía a su paso por Torrelavega han obligado al cierre de la instalación

Enviar a un amigo
18-09-2019

Septiembre ha dado paso al inicio del nuevo curso escolar, a la vuelta a la rutina y a dar por cerrado el período vacacional. Atrás se quedan las tardes al sol, las visitas a la playa o al río, las jornadas de ocio y las amplias programaciones culturales que todos los municipios diseñan para estos meses. Una de las iniciativas que no suele faltar en este sentido es la puesta en marcha de un cine de verano, que permite a los ciudadanos disfrutar de proyecciones al aire libre.

Pero, ¿y si estos cines no fueran exclusivos del verano? Esta es la idea que se les debió pasar por la cabeza a los promotores del Autocine Cantabria, ubicado en plena zona comercial de Torrelavega. Estas instalaciones vieron la luz en 2014 y desde entonces han permanecido abiertas al público de manera ininterrumpida, tanto durante el verano como en el invierno. Con un aire vintage, que irremediablemente nos recuerda a la película de “Grease”, el Autocine Cantabria ha ofrecido a sus espectadores más de 300 títulos a lo largo de los 5 años que lleva en funcionamiento. Pero ahora, la magia del cine se ha apagado y la enorme pantalla en la que tantas historias se han proyectado se ha fundido a negro para siempre. 

El motivo no es otro que las obras de ampliación de la autovía que tienen previsto la construcción de un nuevo enlace entre la A8 y la A67 a su paso por la localidad. El cese de su actividad fue anunciado con mucho pesar por la propia directiva del autocine a finales de julio y este 15 de septiembre el cierre se ha materializado. Con la desaparición del Autocine Cantabria, la ciudad de Torrelavega y sus alrededores no solo se quedan sin ningún cine de carácter comercial al que poder acudir para disfrutar de los últimos estrenos cinematográficos, sino que también se pierde un importante motor y referente cultural de la zona central de la Comunidad.

Cabe señalar que, a pesar de partir de una idea de negocio considerada a día de hoy como obsoleta, el Autocine Cantabria ofrecía a sus usuarios los mismos servicios que un cine comercial: contaba con bar, tienda, lavabos y hasta viseras gratuitas para los coches en los días de lluvia. Además, ofrecía sesiones todos los días del año, a excepción de los lunes y los martes durante el invierno. Los recursos tecnológicos eran similares a los de una sala convencional: proyector digital de 16 metros y sonido a través de la radio de cada vehículo.

El primer autocine en España abrió sus puertas en abril de 1959 en Madrid. Lo hizo casi 30 años después de la apertura del primer autocine de la historia, que surgió en Nueva Jersey en 1933, y en pleno auge de este tipo de instalaciones. Durante las décadas de los 50, 60 y 70 los autocines vivieron su momento de mayor gloria, proyectando películas icónicas como “Diamantes para la eternidad”, una de las primeras cintas de James Bond con Sean Connery en el papel del famoso agente secreto que por sus localizaciones forma parte de la cultura popular del universo del juego y los casinos; “Psicosis”, cuya escena del asesinato en la ducha sigue siendo una de las más famosas de la historia del séptimo arte, o “La muerte tenía un precio”, rodada en Almería y con Clint Eastwood como protagonista. A partir de los 80, y con la popularización de los centros comerciales y la integración de las salas de cine en los mismos, estas instalaciones comenzaron a perder espectadores.

No obstante, el regreso con fuerza de la cultura pop americana de los 50, promovió la apertura de nuevos drive-in como el de Torrelavega y el relanzamiento de aquellos espacios que abrieron sus puertas entre los 70 y los 90, pero que poco a poco fueron cayendo en el olvido. Así, el Autocine Cantabria formaba parte de una lista de autocines entre los que también se encuentran el Autocine Divre-In de Alicante, el Autocine El Sur de Mutxamel, también en Alicante, el Autocine Star de Valencia, el Autocine Getxo de Vizcaya, el Autocine Madrid Race y el Autocine de Gijón.

Con el cierre del autocine de Torrelavega, esta lista pierde a uno de sus integrantes más recientes. No obstante, los responsables del Autocine Cantabria han lanzado un mensaje de esperanza a través de sus redes sociales, dando las gracias a todos sus colaboradores y esperando encontrar un nueva ubicación para este proyecto en el futuro.

loading...