Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

El Buen Pastor cumple cien años tras surgir en Castillo-Pedroso por iniciativa de Ramón Ortiz Villota

La firma cántabra, que en sus inicios se dedicó a la producción de queso Gouda y mantequilla, es hoy una de las marcas de leche más reconocidas de la región.

Enviar a un amigo
18-11-2020

La empresa familiar de producción láctea celebra cien años formando parte del tejido industrial de la región El Buen Pastor cumple cien años desde que en la década de 1920 la compañía fuese constituida por Ramón Ortiz Villota, primeramente, en Castillo-Pedroso y un año después en San Vicente de Toranzo, emplazamiento que sigue ocupando hoy en día.

La firma cántabra, que en sus inicios se dedicó a la producción de queso Gouda y mantequilla, es hoy una de las marcas de leche más reconocidas de la región, siempre comprometida con la defensa e identidad del producto de los Valles Pasiegos.

El Buen Pastor ha ido modificando su oferta y procesos productivos a lo largo de estos cien años, pero siempre ha tenido un denominador común; Cantabria y la tradición familiar”, comenta Álvaro Ortiz, director general de la compañía. Y es que desde los años 50, El Buen Pastor ha estado a la vanguardia de la producción láctea, primero con la producción de leche en polvo y más tarde, en el año 75, siendo marca pionera en la producción de leche UHT envasada en botella de plástico.

A lo largo de todos estos años El Buen Pastor nunca ha dejado de innovar, en 1981 incorporó los Tetra Brik a su planta de producción y en 1998, tras una profunda renovación en sus instalaciones, con las que se adecuó a la normativa europea, se convirtió en la primera compañía española en envasar leche ecológica asépticamente. “Nunca dejamos de valorar nuevas opciones de mercado, mantener una oferta adecuada a los tiempos y hábitos de consumo actuales, creemos que es muy importante para nuestra empresa”.

A día de hoy, El Buen Pastor tiene en el mercado un gran abanico de productos, entre los que destacan la leche de ganadería ecológica, la variedad sin lactosa o el producto enriquecido con calcio. Durante este año centenario, además, la firma cántabra quiere ir un paso más allá en su compromiso con el medioambiente, adoptando medidas y decisiones sostenibles para conseguir unos envases con el 86% de material renovable y reducir así el impacto ecológico.

“Llevamos comprometidos con el medioambiente muchos años, obteniendo producto de ganadería ecológica desde 1998, pero ahora, con los nuevos envases, queremos ir un paso más allá”