Diario Digital controlado por OJD

El Congreso admite a trámite la ley de eutanasia con PP y Vox en contra

El Congreso ha aprobado la admisión a trámite de la proposición Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia con los votos a favor del PSOE, Unidas Podemos, Cs, PNV, EH Bildu, ERC, JxCat y mayoría de partidos minoritarios

Enviar a un amigo
11-02-2020

Diario Crítico

Tras haber quedado en el cajón de los asuntos pendientes en dos ocasiones en los últimos dos años, la conocida como ley de eutanasia ha regresado al debate parlamentario y ha sido admitida a tramite tras una votación en la que sólo PP y Vox se opusieron. Además, se han abstenido un diputado de ERC y el único parlamentario de Teruel Existe. En resumen, 201 votos a favor, 140 votos en contra y las 2 citadas abstenciones.

La proposición de ley del PSOE ha sido aceptada así por la Cámara baja a la tercera, a pesar del rechazo del PP y Vox, que han llegado a acusar al Gobierno de querer despenalizar la eutanasia para ahorrar costes a Sanidad. Insinuando, sí, que era una manera de quitarse de en medio a muchos enfermos y ancianos.

El Congreso ha aprobado la admisión a trámite de la proposición Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia con los votos a favor del PSOE, Unidas Podemos, Cs, PNV, EH Bildu, ERC, JxCat y mayoría de partidos minoritarios, y pese a los votos en contra del PP y Vox. La formación de Pablo Casado ha planteado una "ley alternativa" que versa sobre cuidados paliativos pero no regula la eutanasia.

Esperanza de vida

En el debate sobre la eutanasia confluyen diferentes causas, como la creciente prolongación de la esperanza de vida, en condiciones no pocas veces de importante deterioro físico y psíquico; el incremento de los medios técnicos capaces de sostener durante un tiempo prolongado la vida de las personas, sin lograr la curación o una mejora significativa de la calidad de vida; la secularización de la vida y conciencia social y de los valores de las personas; o el reconocimiento de la autonomía de la persona también en el ámbito sanitario, entre otros factores.

El PSOE defiende que su legalización es compatible con "los derechos fundamentales a la vida y a la integridad física y moral, así comom con la dignidad, la libertad o la autonomía de la voluntad". La propuesta de ley establece tanto los requisitos para que las personas soliciten ayuda para morir como el procedimiento a seguir.

"Toda persona mayor de edad y en plena capacidad de obrar y decidir puede solicitar y recibir dicha ayuda, siempre que lo haga de forma autónoma, consciente e informada, y que se encuentre en los supuestos de enfermedad grave e incurable o de enfermedad grave, crónica e invalidarte causantes de un sufrimiento físico o psíquico intolerables. Se articula también la posibilidad de solicitar esta ayuda mediante el documento de instrucciones previas o equivalente que existe ya en nuestro ordenamiento jurídico", reza la propuesta socialista.

Para la regulación del procedimiento se crearán comisiones de control y evaluación en todas las comunidades autónomas, "que han de controlar de forma tanto previa como posterior el respeto a la ley.

Según esta norma, la eutanasia se incluirá en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, y una vez solicitada y tras recibir toda la información a través de un profesional médico, será necesaria una segunda opinión y el visto bueno de la comisión de seguimiento. El procedimiento no podrá prolongarse más allá de 32 días desde que se inicia la petición. Los médicos podrían apelar a la objeción de conciencia para no practicarla.