Diario Digital controlado por OJD

El PSOE pide que se replanteé el Proyecto Pereda para que se logré “el menor impacto visual”, mientras que Vox lo apoya

El concejal del PSOE, Néstor Serrano, señala que “no sería ningún problema que se redujera un poco el espacio expositivo si eso tiene menos impacto en la estructura del edificio y en la imagen y vistas del mismo

Enviar a un amigo
11-02-2020

El PSOE en el Ayuntamiento de Santander pide que se replanteé el proyecto para que se logré “el menor impacto visual” en el “histórico” arco del Banco Santander.

El concejal del PSOE, Néstor Serrano, señala que “no sería ningún problema que se redujera un poco el espacio expositivo si eso tiene menos impacto en la estructura del edificio y en la imagen y vistas del mismo.

“Estamos ante un proyecto de una relevancia cultural para el Santander de los próximos años de incalculable valor pero un proyecto de futuro no puede romper con todo un conjunto patrimonial y arquitectónico como el del Paseo de Pereda sin tener la certeza de que no hay otra posibilidad, cosa que sería rarísimo” asegura.

Para Serrano, hay que seguir reivindicando “la mayor transparencia” y  “el menor impacto del arco” con un museo que esté en “total sintonía con la ciudad de Santander, con los ciudadanos y con la obra museística que va a albergar”.

Apoyo de Vox

Por su parte, concejal de Vox en el Ayuntamiento de Santander, Guillermo Pérez-Cosío, ha señalado que “el Proyecto Pereda constituye una gran oportunidad para incrementar de manera muy significativa el atractivo cultural de la ciudad”.

Tras asistir a la Comisión de Desarrollo Sostenible, celebrada en la mañana de hoy, el representante de Vox ha llegado “a dos conclusiones: la primera, que ocupar el 30% del arco, aunque es muy brillante desde el punto de vista de dotar de funcionalidad el edificio, plantea dificultades de comprensión estética y la segunda es que el coste económico de la transformación del edificio, que los representantes de la entidad bancaria han cifrado en más de 45 millones, resulta un esfuerzo absolutamente encomiable cuando procede de un ente privado”.

Asimismo, el concejal ha afirmado que “las explicaciones del equipo de Chipperfield se han centrado  en desarrollar la necesidad de utilizar parte del arco y desde ese punto vista estrictamente funcional y técnico tal necesidad ha quedado acreditada”.