Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

El Papa emérito Ratzinger retira su firma de un polémico libro sobre el celibato

El cardenal ultraconservador Sarah que encabeza la oposición al papa Francisco se ha visto obligado a retirar la forma del papa emérito del volúmen.

Enviar a un amigo
15-01-2020

GANAN LOS LIBERALES A LOS ULTRAS. También en la iglesia de Roma se disputa una dura batalla entre liberales, encabezados por el actual Pontífice, y los ultras que encabeza el cardenal Robert Sarah. En el centro de la polémica está la decisión que debe tomar Francisco sobre la ordenaciòn o no de hombres casados para la Amazonia, según ha pedido por amplia mayoría la iglesia local. En este asunto, todo indica que se ha utilizado al Papa emérito Ratzinger que ante la polémica creada ha decdido retirar su firma del libro que en gran parte ha elaborado Sarah y que en el fondo es una cruzada contra la ordenación indicada. Veamos como ha evolucionado este asunto en las últimas horas. 

En un giro de guión impensable hace unas horas, el cardenal ultraconservador Robert Sarah ha accedido a cambiar la firma del polémico libro que en un principio decía que había escrito junto al papa emérito, Benedicto XVI. Lo ha hecho a petición del propio Joseph Ratzinger, según ha desvelado a una agencia católica alemana su secretario privado, Georg Gänswein. El arzobispo ha explicado que, tal y como se lo ha ordenado Benedicto, él mismo ha llamado al cardenal Sarah para que se pusiese en contacto con la editorial y retirase el nombre del papa emérito de la portada.

Se trata del último capítulo de la tormenta que se ha creado en el Vaticano después de saberse que mañana saldrá a la luz un libro, en un principio firmado por Benedicto XVI y el cardenal Sarah, que presiona al papa Francisco contra la ordenación de hombres casados en la Amazonia. Tras el enorme revuelo por la injerencia del papa emérito, que al renunciar había prometido una vida de silencio, algunos periodistas especializados en información vaticana publicaron anoche que Ratzinger desconocía que un escrito suyo fuese a ser publicado en este formato, citando una fuente muy cercana al alemán.

Sólo escribió un texto

Gänswein dice que Ratzinger no ha tenido nada que ver ni con la introducción ni con la conclusión del libro

El cardenal Sarah, prefecto de Liturgia y uno de los que más han criticado al Pontífice en el Vaticano, lo ha negado todo, ha tachado estas acusaciones de “difamaciones” de “una gravedad excepcional” y ha ofrecido cartas y un largo comunicado con detalles sobre sus visitas a Benedicto como supuestas pruebas de su versión, pero al final se ha visto obligado a retirar la firma del papa emérito del volumen.

Gänswein explica que Ratzinger no ha tenido nada que ver ni con la introducción ni con la conclusión del libro, en las que aparece su firma, y que la única contribución “cien por cien benedictina” es su episodio en la parte principal. Se trata de un texto sobre el sacerdocio que escribió este pasado verano, y que él entregó a Sarah cuando este se lo pidió. Según el secretario personal, Benedicto sabía que el texto aparecería en un libro, pero no conocía la forma real ni la disposición del mismo. Tampoco firmó ningún contrato con la editorial Fayard sobre los derechos de autor. “Fue un malentendido sin cuestionar las buenas intenciones del cardenal Sarah”, afirma.

Cardinal R. Sarah@Card_R_SarahPor su parte, Sarah ha tenido que recular y ha anunciado que el libro estará firmado por él mismo, “con la contribución de Benedicto XVI”, y no con los nombres de ambos como estaba dispuesto en un principio. Dice que lo hace “considerando las polémicas que ha provocado la publicación”, pero no ha explicado si realmente Benedicto no tuvo nada que ver en la redacción de la introducción y la conclusión conjuntas, como mantiene Gänswein. Estos episodios han generado mucho malestar en el Vaticano, porque entre otras cosas, allí decían que “no podían permanecer callados” al respecto del celibato.

El papa emérito apenas puede mantener conversaciones de más de diez minutos

La delicada situación nace del pasado Sínodo, o reunión de obispos, sobre la Amazonia. El documento final que fue aprobado instaba al Papa a permitir la ordenación de hombres casados en las zonas más remotas de la región para paliar la falta de sacerdotes, y ahora es el turno de que Francisco publique próximamente una exhortación apostólica en que decida si aceptar o desoír estas recomendaciones. Esta posibilidad ha puesto en pie de guerra al sector más conservador de la Iglesia, y en un principio parecía que también a Benedicto, según lo publicado en Desde lo más profundo de nuestros corazones .

Pero a muchos sorprendió que a sus casi 93 años el papa emérito estuviera en condiciones de redactar un libro. Parece que desde hace algunos meses Benedicto XVI no puede mantener conversaciones de más de diez minutos o escribir a causa de su avanzada edad. Además, desde el primer momento algunos vaticanistas mostraron su sorpresa por el hecho de que en la portada del libro la firma del papa emérito fuese Benedicto XVI. Cuando era pontífice, firmó su gran obra Jesús de Nazaret con la fórmula Joseph Ratzinger - Benedicto XVI para subrayar que se trataba de una reflexión personal y no como Pontífice.