El empresario asturiano García Vallina se hace con el control casi absoluto de Sniace

El asturiano, presidente de la firma TSK, ha desembolsado un total de 14,7 millones de euros en esta nueva ampliación. Un 71,3% de todo el capital desembolsados por los accionistas.

Enviar a un amigo
05-09-2019

La última ampliación de capital llevada a cabo por Sniace ha marcado con claridad los compromisos personales con el proyecto industrial. García Vallina ha elevado su participación de un 16,6% al 29,8%, por lo que se convierte en la práctica en el propietario de Sniace y lo que es más importante, quien definirá su futuro inmediato. El asturiano, presidente de la firma TSK,  ha desembolsado un total de 14,7 millones de euros  en esta nueva ampliación. Un 71,3% de todo el capital desembolsados por los accionistas. Esta es la información que facilita USO Sniace sobre la ampliación de capital en su página web.

Quien fuera el valedor y sostén de Blas Mezquita durante su última época, el riojano Félix Revuelta, parece que se encuentra en una fase de menor compromiso y su esfuerzo  queda en 5,5 millones de euros, 4 de los cuales son los que le correspondía cubrir durante el  periodo de suscripción preferente. Es decir, mientras Vallina desembolsó 11,2 millones en la última fase de la ampliación, Revuelta sólo llegó a 1,5 millones. El propietario de Naturhouse  ha asumido el 22,5% de la nueva ampliación y su actual participación pasa del 10,1% al 15,7%.

Díaz Real  se convierte en accionista

Esta nueva ampliación de capital ha dejado claro que el accionista minoritario no está dispuesto a comprar más papel. Tan sólo se ha vendido 1,5 millones de euros entre los nuevos y anteriores accionista. Un 6,1% del  total de la ampliación. Dentro de este grupo cabe destacar la entrada como accionista de Gema Díaz Real, presidenta del consejo de administración de Sniace. La cántabra ha desembolsado 5.000 euros y ahora su participación de eleva a 0.006%. Por otro lado, el director de Recursos, Casto Herrero Rica, ha comprado acciones por un total de 22.500 euros.

El resto de miembros del consejo de administración de la compañía, Ignacio Bayón, José María Castellano y Francisco Javier Figaredo, siguen, según informa la CNMV,  si ostentar la condición de accionista al no haber acudido a la ampliación de capital ni poseer acción previa alguna. Miguel Gómez de Liaño, que posee 100 acciones, valoradas en 8,7 euros,  tampoco ha elevado su participación.

Contra split

La acción sólo ha bajado 1 céntimo tras la entrada al mercado de las nuevas acciones. Ello quiere decir que tienen un suelo claro ya que por debajo queda muy cercano un valor residual de la acción. Ahora, el  propietario García Vallina,  puede acometer en la próxima junta general de accionistas de 2020 un contra split y agrupar acciones, algo que intentó Mezquita y no tuvo éxito al no conseguir el 25% de apoyo necesario en la junta de accionista.