Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Emotivo acto de homenaje a Joaquín Santiago, decano de la Sociedad Cántabra de Escritores

Desde su jubilación en la empresa Sniace ha escrito dos novelas y varios relatos cortos.

Enviar a un amigo
29-05-2021

 

 

Se celebró en la Casa de Cultura de Torrelavega un acto literario de homenaje al escritor Joaquín Santiago Gutiérrez, que esta semana ha cumplido noventa años y que es el decano de los asociados de la Sociedad Cántabra de Escritores. Al acto asistieron medio centenar de personas, aforo permitido por las restricciones vigentes con motivo de la pandemia del coronavirus. Además de miembros destacados de la Sociedad Cántabra de Escritores, asistieron el exalcalde y actual primer teniente de alcalde, José Manuel Cruz Viadero y varios concejales de la Corporación torrelaveguense.

 

En el acto, los intervinientes –Delia Laguillo, José Ramón Saiz, José Manuel Cruz Viadero y Ana Monasterio- destacaron la calidad como persona y como escritor de Joaquín Santiago, destacando, además, que en su trayectoria como escritor ha sabido desarrollar una fructífera creatividad como viene demostrando en cada una de sus obras. 

 

Se destacó en las distintas intervenciones, su ejemplo de ciudadanía e identidad torrelaveguense ya que cuando era delineante en Sniace respondió afirmativamente al reto de convertirse en servidor público como concejal del Ayuntamiento de Torrelavega, trabajando con honradez en defensa del progreso de la ciudad sobre la que siente una gran identidad, lo que es un ejemplo para todos nosotros. Las rondas, lo que hoy conocemos por la ruta del Colesterol, fue una de sus grandes acciones y pasiones como concejal de Urbanismo desde la confianza de los alcaldes con los que trabajó.

 

Se señaló por los intervinientes que cuando Joaquín Santiago se jubiló, no quiso instalarse en la pasividad del ocio, sino que comenzó a escribir, saliendo de su pluma y creatividad dos novelas y otros relatos cortos que han puesto de manifiesto la calidad de su sensibilidad literaria. Sus títulos “Retorno al presente” y “El Vértice Oculto” ponen de manifiesto una libertad de creación e imaginación que, ambientadas en nuestro entorno geográfico,  en ambas novelas surgen pasiones enfrentadas pero también aparecen historias de amor y ternura que tanto definen su obra.

 

En este acto organizado por amigos del escritor y compañeros de la Sociedad Cántabra de Escritores, se rindió homenaje al poeta Mauricio Senén Santiago, tío de Joaquín, fallecido en 1944 en su pueblo natal de Barreda, con 26 años, que nunca renunció a sus ideas de libertad. El Ayuntamiento de Torrelavega ha editado un pequeño libro en el que se insertan poemas de Mauricio Senén Santiago, que se entregó a los asistentes. En portada se reproduce una imagen de un Joaquín Santiago en actitud pensativa con el título Reflexiones. La obra cuenta con una colaboración literaria de Delia de los Ángeles Laguillo, amiga y compañera en la Sociedad Cántabra de Escritores.

 

En la introducción, Delia Laguillo, actual vicepresidenta de la Sociedad Cántabra de Escritores, afirma que las letras han convertido a un nonagenario en un “joven enmascarado”. Tus “reflexiones” que aportas en esta obra editada por el Ayuntamiento de Torrelavega es “otra muestra de tu contrastado ingenio”.

 

Este nuevo trabajo literario de Joaquín Santiago ha contado, como los anteriores, con la colaboración desprendida y generosa de José Ignacio Terán Hoyos, que también en su juventud trabajó en Sniace. En esta ocasión ha realizado el formateado, mecanografía y portada, colaboración que Joaquín Santiago agradeció ya que –confesó- “tengo por costumbre escribir a mano y José Ignacio mecanografía después lo que escribo”. 

 

Todos los intervinientes felicitaron en el acto a Joaquín Santiago por haber llegado, en plenitud creadora, a los noventa años, reiterando los mejores deseos y todas las venturas posibles en la década de nonagenario que ha iniciado al lado de su esposa desde hace 63 años, Raquel Robledo García, tus hijas y nietos. Precisamente, Marisa Caballero entregó un ramo de rosas a la señora de Joaquín Santiago, hecho que fue refrendado con aplausos de la concurrencia.

 

Cerró el acto Joaquín Santiago quien muy emocionado dio las gracias a los asistentes, procediendo a dar lectura a varios poemas de su tío, Mauricio Senén Santiago, del que relató sus últimos años y, en especial, el último en el que ya seguro de su próxima muerte le visitó en su casa de Barreda. Le definió como “persona de profundos valores y amante de la libertad, por cuya causa murió poco después de cumplir los 26 años”.

En la clausura, Joaquín Santiago dejó esta afirmación de gran sinceridad: no vivo de escribir pero la literatura me está ayudando a vivir. Todos los asistentes en pie le entonaron un cumpleaños feliz, que fue ayer, 28 de mayo.