Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Exposición de trabajos artísticos de Elena Illera en la Casuca

Además de numeroso público, asistieron el propietario de La Casuca, Nacho Cobo y el director de la Escuela Municipal de Arte Eduardo López Pisano, Pablo Burgos.

Enviar a un amigo
13-10-2020

De izquierda a derecha, Joaquín Santiago, José Ramón Saiz, Nacho Cobo, Elena Illera y Pablo Burgos.


EL PASADO JUEVES se inauguró en el restaurante La Casuca de la zona de vinos de Torrelavega, una exposición de Elena Illera, que recientemente escribió un libro titulado "La Tacita" que ilustró con su consumado arte. Miembro de la Sociedad Cántabra de Escritores, a la inauguraciòn asistieron los miembros de esta institución, José Ramón Saiz y Joaquín Santiago. 

Además de numeroso público, asistieron el propietario de La Casuca, Nacho Cobo y el director de la Escuela Municipal de Arte Eduardo López Pisano, Pablo Burgos. Fue José Ramón Saiz quien abrió el acto, señalado que esta nueva iniciativa de Leni Illera debe contar con nuestro apoyo y aliento ya que una vez más, como tiene demostrado, es una síntesis de creatividad y literatura, al mismo tiempo. Dijo que está reciente su éxito con su primer cuento con el título "La Tacita" que ella misma ilustró. Animó a Leni a "tirar adelante, sabiendo que todos estamos con ella". Por su parte, Pablo Burgos tuvo palabras de elogio para el trabajo y arte pictórico de Elena Illera, definiendo su capacidad artística y su protagonismo especial en la Escuela de Arte Municipal

Elena Illera expone más de una docena de obras en el restaurante La Casuca, que ilustran el comedor y al que aportan unos contenidos artísticos de gran valor.

EL LIBRO LA TACITA, EDITADO POR GARCILASO

ELENA ILLERA, miembro de la Sociedad Cántabra de Escrtores (SCE) presentó su cuento para niños TACITA en la Feria del Libro de Torrelavega, donde firmó numerosos ejemplares a visitantes en su editorial Espacio Garcilaso de Antonio Castillo, también socio de la SCE.

Una pequeña obra creativa de gran imaginación que ha sido, además, pintada por la autora, destacada artista del lienzo. Fue, sin duda, una importante novedad de la Feria del Libro para el público infantil.

PRÓLOGO DE JOSÉ RAMÓN SAIZ: COMBINACIÓN DE ARTE Y LITERATURA

El escritor, doctor en Periodismo y Académico de Historia, José Ramón Saiz Fernández, ha prologado esta obra infantil de Elena Illera.

Veamos su contenido:

Elena Illera suma a su reconocida actividad artística sus dotes literarias con este imaginativo cuento que presentamos. Esta artista torrelaveguense, de la Sociedad Cántabra de Escritores y de la Escuela de Arte Pisano, identifica su obra con elementos decisivos que definen historia y protagonismo de nuestra ciudad.

Recuerdo que hace ya algunos años presentamos una exposición de Leni Illera en la Sala Mauro Muriedas cuyos contenidos ya definimos entonces como muy originales a través de la técnica del collage, con dibujos de lugares y hechos significativos de Torrelavega o, dicho de otra manera, memoria viva de la ciudad al mostrarse en la exposición espacios comunes, transformados y relacionados con sus personajes históricos.

Ahora, Elena Illera nos sorprende con este cuento infantil que ella misma recrea artísticamente y que para nosotros representa una innovación importante para la educación y el desarrollo psicológico de los niños y las niñas que tiene como destinatarios, desde la convicción de que con estas iniciativas se fomenta su imaginación y aprendizaje.

La Tacita –título de su cuento- nos ofrece el relato de un cuidadoso arte que incentiva la imaginación de nuestros escolares más pequeños. Este tipo de cuentos como el que nos trae a estas páginas Leni Illera sirven, a mi juicio, para fomentar la identidad con el arte de nuestros niños y niñas.

Está bien, por supuesto, que estudien las ciencias matemáticas y otras asignaturas de valor en la vida profesional, pero el arte, el buen arte, tiene que significar para las nuevas generaciones una apuesta decidida por la belleza, el buen gusto, la tolerancia, la honestidad, la valentía y un largo etcétera de valores que apreciamos. 

En definitiva, todos los valores positivos que encierra la vida. Y estos valores se desarrollan en toda su intensidad cuando se combina arte con literatura, como hace en este cuento Elena Illera para fomentar el buen arte y la mejor lectura".