Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Funeral, hoy, por Luchi Valero, en la iglesia de la Virgen Grande

Evocación en Facebook de José Ramón Saiz, uno de sus alumnos de latín y griego, asignaturas del Bachillerato de los años sesenta.

Enviar a un amigo
Funeral, hoy, por Luchi Valero, en la iglesia de la Virgen Grande
22-06-2021
Hoy, a las 4 de la tarde, se celebra el funeral por María Luz Valero Meléndez, profesora que fue del Instituto Marqués de Santillana. José Ramón Saiz, uno de sus alumnos, realizó ayer esta evocación de la educadora fallecida: 

ME HA INFORMADO PIPI CAMPUZANO HACE UNA HORA DE LA MUERTE DE LUCHI VALERO, nuestro profesora querida del Marqués de Santillana. Fue una de las profesoras históricas de nuestro Instituto que nos dio aquellas asignaturas relevantes de latín y griego en la época de nuestros estudios en el ecuador de los años sesenta. En estos últimos años siempre le expresaba mi cariño personal cuando compartía con las amigas un tiempo diario en el bar Central. Hace algunos años le pedí una traducción de un texto del latín antiguo referido a la historia de Pelayo, el duque Pedro de Cantabria y su hijo Alfonso I. A los pocos días me entregó el texto ya traducido y en el libro dejé expresa mención de su entrañable colaboración.

Nos unió siempre una identidad total con el Instituto y la figura de don José López Hoyos, cuya personalidad debemos evaluar desde el punto de vista de educador, no de sacerdote. Sin duda, su nombre a pesar de la oscuridad oficial, estará siempre en la historia local como lo que fue: un gran catedrático y director de Instituto, que con gran visión sobre el importante empuje del Bachillerato de la época logró la construcción y funcionamiento del Instituto Besaya.

Mi recuerdo también entrañable para su esposo, Marcelino Coterón Cubría, fallecido en 2012, que me impartió matemáticas, una asignatura que siempre tuve atravesada, probablemente por mi querencia hacia las letras. Siempre me suspendió con razón, lo que no me ocurría con el latín y griego que impartía Luchi Valero.
Recuerdo a la hora de este homenaje personal a su hermano Pedro, profesor de Matemáticas, fallecido hace muchos años.

Acompaño a este apretado texto de sentimiento y solidaridad profundas una imagen de Luchi y Marcelino en los tiempos que fueron profesores de mi generación estudiantil.

Descanse en paz para siempre. Capilla ardiente en el Tanatorio de la Residencia San José.