Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

Gracias

Todas las profesiones son necesarias, cada individuo realiza su función y aporta su gran capacitación para que el sistema funcione. Nadie es más que nadie y todos formamos un gran equipo

Enviar a un amigo
Gracias
20-03-2020
En agradecimiento a todos los profesionales sanitarios. Y cuando digo todos, me refiero a todos sin excepción.  
 
Incluyo el gran trabajo del personal de limpieza, celadores y demás profesionales que componen el total de las labores sanitarias en los  diferentes centros y hospitales, tanto públicos como privados.
 
Todas las profesiones son necesarias, cada individuo realiza su función y aporta su gran capacitación para que el sistema funcione. Nadie es más que nadie y todos formamos un gran equipo.
 
No somos héroes, ni mucho menos. No, no lo somos... Somos  personas sencillas que tratamos de ejercer nuestra profesión de la mejor manera posible, con la práctica de la empatía, el cariño y la sensibilidad por nuestros pacientes. Y lo hacemos los 365 días del año y no solo en casos excepcionales.
 
Sin embargo, muchos de estos profesionales sanitarios son vapuleados por las administraciones y, en muchas circunstancias, desprestigiados por su categoría. Esto es injusto e intolerable ya que, en el trabajo entregado a los demás, cada eslabón, por pequeño que parezca, es fundamental. Desde un simple aseo, un diagnóstico médico o la cirugía realizada, cada paso es imprescindible y todos han de ser correctamente ejecutados para el buen funcionamiento del sistema. 
 
Me gustaría hacer una mención especial a los profesionales del ámbito privado que cuidan de nuestros mayores y de las personas con diversidad funcional. A todos ellos, también sin excepción. Sin vosotros, el avance y progreso de esta sociedad por la inclusión, la igualdad y la diversidad  sería absolutamente inexistente. Todos vosotros ponéis en práctica a diario los valores fundamentales del ser humano.  
 
Profesiones y profesionales sin apenas visibilidad pero que están ahí, cada día, realizando una labor excepcional. 
 
Gracias por todo, gracias por ser evolución en un mundo repleto de incertidumbres e inseguridades éticas, políticas y morales.