Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Hipotecas autopromotor, financiación para construir tu propia casa

Enviar a un amigo

https://pixabay.com/photos/housebuilding-site-construction-work-3370969/

06-02-2021

 Construirse una casa propia es una opción que muchas personas valoran. Las hipotecas autopromotor ofrecen una solución perfecta para conseguir el dinero necesario para ello.

Una de las grandes ventajas de las hipotecas autopromotor es que la solicitas para construir la vivienda a tu gusto.

Sin embargo, el conocido portal Financer España, un comparador especializado en este tipo de productos, advierte que uno de los principales riesgos está a la hora de hacer los cálculos y quedarse sin dinero antes de finalizar la obra.
Esto se debe a que estas hipotecas funcionan de una manera diferente a las tradicionales. En este enlace podrás saber cómo, consejos, certificaciones necesarias e incluso una comparativa entre las mejores hipotecas autopromotor.

Por qué construirse la casa

Uno de los motivos por los que mucha gente decide construirse su propia casa tiene que ver con el precio de la vivienda.
Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios de la vivienda aumentaron en el tercer trimestre de 2020 respecto al segundo, hasta un 3,2% en algunas comunidades autónomas. 

Pero el precio no lo es todo. Además, las personas que deciden construirse su propia casa lo hacen también porque buscan una serie de prestaciones que no siempre encuentran en viviendas construidas.
Cuestiones como la sostenibilidad o la domótica son cuestiones que sí se pueden personalizar y diseñar a medida al hacerse una casa propia. 

Por otra parte, construirse la casa también supone una gran inversión de futuro, puesto que este tipo de viviendas, por sus características propias, adquieren mucho valor en el mercado. 

Qué hay que tener en cuenta en la autopromoción de una vivienda 

Para llevar a cabo la autopromoción de una vivienda es importante tener en cuenta que hay muchas cuestiones, tanto en el diseño de la vivienda de cara a hacer el presupuesto como en lo que se refiere a asuntos legales (por ejemplo, el coste de las certificaciones o de las licencias).
Además, este tipo de hipotecas no incluye el capital para pagar coste del suelo.

De cara a la solicitud de la hipoteca autopromotor, la entidad bancaria realiza el habitual estudio de solvencia y solicitará cierta documentación a medida que vayas construyendo tu casa. Para empezar, es necesario que el promotor certifique que eres el propietario del suelo y que cuenta con la calificación de suelo urbano. 

Tendrás que presentar la licencia de construcción, que expide el ayuntamiento, así como un proyecto validado por un Colegio de Arquitectos. También es necesario presentar el presupuesto de la obra y el certificado de eficiencia energética, estas son solo algunos de las acreditaciones necesarias.

Una vez concedida la hipoteca autopromotor, el banco irá entregando el dinero en tramos o fases. En un primer momento, en la “fase de suelo”, entregan un porcentaje de la cantidad concedida, que suele ser la mitad. En un segundo momento, en la “fase de certificaciones”, el banco hace varias entregas de dinero a medida que se presentan las certificaciones del avance. Para finalizar, en la “fase de fin de obra”, cuando el arquitecto certifique que la obra ha finalizado, se entrega la cantidad restante, que suele ser entre el 10% y el 20%. 

Construir tu propia casa no es un proceso cómodo y puede suponer el mayor de los retos, pero la recompensa es de las más gratificantes.