Iglesias y Sánchez en tiempo de descuento: Podemos no cede y exige sentarse en el Consejo de Ministros

Cada vez hay más tensión porque la idea de Podemos de prometer con no presionar más con convocar un referéndum para Cataluña o no inmiscuirse en asuntos de política exterior como Venezuela, no es suficiente

Enviar a un amigo
08-07-2019

Diario Crítico

Más complicada cada día que pasa está la investidura de Pedro Sánchez. Este martes, como contábamos a primera hora, se reunirán el presidente en funciones y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pero no se han hecho progresos. Amanecíamos con la noticia filtrada de la última propuesta de Iglesias, con la intención de que fuera funcionando como un globo sonda en las filas socialistas: ceder en términos de ideología a cambio de puestos de ministro y así apoyar la investidura.

Sin embargo, esto no ha funcionado. Cada vez hay más tensión porque la idea de Podemos de prometer con no presionar más con convocar un referéndum para Cataluña o no inmiscuirse en asuntos de política exterior como Venezuela, no es suficiente. O mejor dicho, Sánchez no estaría buscando ninguna complacencia: está empeñado en que Podemos renuncie a sus aspiraciones de tener carteras ministeriales a cambio de casi nada, salvo algunos cargos intermedios como secretarías de Estado o incluso inferiores.

En un acto celebrado esta mañana, inaugurando los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid, Iglesias ha vuelto a dejar claro ante la prensa que no mueve ficha respecto a su petición de un Ejecutivo de coalición: "Tengo la sensación de que el PSOE pone excusas. Deberíamos ponernos a negociar un gobierno ya", advirtio, ya cansado de la postura de Sánchez, que no es el mismo político al que permitió ser presidente a cambio de tumbar a Mariano Rajoy hace un año. Sabe que Sánchez prefiere una abstención de Ciudadanos a cualquier otra fórmula que pase por incluir a Podemos en el gobierno o conseguir el apoyo de Esquerra Republicana.

También aceptó Iglesias que hay sintonía en la parte programática: "Nosotros ya hemos hecho propuestas programáticas muy claras y estamos plenamente disponibles para comenzar una negociación integral". Pero no es suficiente. Además, la intención de Iglesias, casi suicida, es llevar a una votación a las bases sobre si apoyar o no al PSOE aunque no haya gobierno de coalición, votación que casi seguramente ganarán los simpatizantes más radicales del partido morado, contrarios a concesiones gratuitas a un partido como el PSOE.

Y es que programa común es lo que promete el PSOE: al parecer, lo que se ha movido este lunes en la Ejecutiva del PSOE ha sido la insistencia en que sólo se puede ofrecer como plato fuerte a Podemos una consonancia programática, con guiños a la izquierda y la justicia social, pero reiterando que no habrá dirigentes de la formación morada en el Consejo de Ministros.

loading...