Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Infecciones de orina: muy comunes y molestas, pero no graves

La infección de orina se puede diferenciar por sus síntomas: puede ser una bacteria que no muestre síntomas o asintomática. La infección de orina aparece cuando si hay síntomas.

Enviar a un amigo
Infecciones de orina: muy comunes y molestas, pero no graves
21-09-2022


Por Miguel Rodriguez
Analista y Redactor SEO

Tratamiento de la infección de orina en Cantabria

Es un problema que preocupa bastante a muchos paisanos nuestros, en especial, en los grupos de riesgo de sufrir estas afecciones, pues son bastante comunes y molestas, aunque no suelan revestir gravedad.

Hoy te informamos de lo que es la cistitis de la mano del doctor José María Monge, urólogo en Santander (clínica de Mompía) y Torrelavega. Conoce qué es la infección de orina, por qué es tan frecuente en las mujeres y también en los hombres, a partir de cierta edad, los síntomas que muestra la cistitis, el diagnóstico y el tratamiento que puedes seguir. 

Tratamiento de infecciones de orina en Cantabria

Una mujer de cada dos ya ha padecido o va a padecer una infección de orina en algún momento de su trayectoria vital. Esto se debe a una inflamación de la vejiga que va a conllevar a la aparición de problemas en la orina. En la mayoría de los casos, en el origen de la inflamación se suele encontrar una bacteria. Es entonces cuando se habla de infección urinaria.

¿Qué es la infección de orina y cómo se trata?

La infección de orina es un problema muy común, en especial para las mujeres, en las vías urinarias. Se puede localizar en la vejiga, en los riñones, en los uréteres y en la uretra y puede mostrar distintos síntomas.

  • Cuando la infección se da en la vejiga recibe la denominación de cistitis o infección vesical.
  • Cuando la infección se localiza en los riñones puede ser en uno o los dos y se denomina infección renal.
  • Cuando la infección se da en los uréteres estaríamos hablando de casos muy raros, cuando los conductos que llevan la orina del riñón a la vejiga se ven infectados.
  • Y si la infección se localiza en la uretra, se denomina uretritis, siendo éste el conducto que extrae la orina hacia afuera desde la vejiga.

¿Qué tipos de infecciones de orina existen?

Se reconocen varios tipos y formas de clasificar una infección de orina según consideremos sus síntomas o localización. Estos tipos pueden ser:

  • La infección de orina se puede diferenciar por sus síntomas: puede ser una bacteria que no muestre síntomas o asintomática. La infección de orina aparece cuando si hay síntomas.
  • Por su localización en el organismo puede ser una infección urinaria baja, que afecta a vejiga y uretra, en la que los gérmenes acceden desde fuera desde los genitales externos hacia arriba. O puede ser una infección urinaria alta, que afecta al riñón y es la de más graves consecuencias si no se recibe tratamiento adecuado. En este caso, el germen está en la sangre y accede desde los riñones hacia abajo.

¿Qué síntomas puede mostrar una infección de orina?

  • Orina turbia, con sangre o un olor fuerte.
  • Fiebre, a menudo baja.
  • Dolor o sensación de ardor al orinar.
  • Imperiosa necesidad de orinar cada poco tiempo.
  • Presión o calambres en la espalda o en la parte baja del abdomen.
  • Sensación continua de vejiga completa, pero con orina escasa.

Si la infección de orina se extiende a los riñones, lo cual es más grave, los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Sudores fríos y escalofríos.
  • Fiebre.
  • Dolor en la espalda o ingle y dolor abdominal intenso.
  • Piel caliente o enrojecida.
  • Náuseas y vómitos.

¿Cómo se diagnostica la infección de orina?

El diagnóstico de la infección de orina se lleva a cabo por sus síntomas y mediante exploración física. Una prueba de orina puede localizar la existencia de bacterias y leucocitos que son la confirmación definitiva de esta infección.

Se puede explorar de forma accesoria con ecografía los riñones y para confirmar el agente patógeno es preciso un urocultivo.

¿Cuál es el tratamiento concreto de la infección de orina?

Las infecciones de orina se tratan en función del patógeno que las provoca:

  • Se indica el uso de antibióticos si el origen es una bacteria.
  • Antivirales si es por virus.
  • Antifúngicos si se trata de hongos.

A veces, se requieren analgésicos para tratar el dolor, así como antitérmicos para la fiebre. Por regla general, las infecciones de orina se controlan de forma ambulatoria (en nuestra casa) y la medicación puede tomarse por vía oral. El tratamiento suele ser de menos de dos semanas, pero depende del tipo de infección, del microorganismo que la provoca y del fármaco a utilizar.

¿Se puede prevenir una infección de orina?

Hay algunas medidas que se pueden tomar para ayudar a evitar una infección de orina:

  • Beber al menos un litro y medio de líquido al día.
  • Una higiene íntima adecuada y orinar con frecuencia.
  • También es saludable orinar antes y después de las relaciones sexuales.
  • Evitemos el uso de bañadores mojados tras el baño en la piscina o la playa.
  • Es recomendable la ropa interior de algodón y evitar vestimentas ajustadas.
  • Elegir ducha en vez de baño y utilizar jabones neutros, que no afecten a la flora protectora natural.
  • No usar el espermicidas y diafragma en el caso de mujeres con infecciones de repetición, etc.

¿La infección de orina puede mostrar complicaciones?

  • Si. Y una de las complicaciones más serias que puede producir la infección de orina es el daño a los riñones por una infección sin tratamiento adecuado.

¿Una infección de orina puede adquirirse debido a una enfermedad de transmisión sexual?

No, la infección de orina no se produce por una enfermedad de transmisión sexual, aunque las relaciones sexuales sí pueden favorecer estas afecciones en las vías bajas.

Agradecemos al doctor José María Monge Mirallas su atención y los consejos que nos ha dado y le despedimos hasta la próxima.

Por supuesto, Miguel. Saludos a todos los lectores y hasta pronto.