Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Invertir en bolsa: claves para principiantes

Ten cuidado con cualquier consejo garantizado sobre el mercado bursátil, ya que no existe una estrategia libre de riesgos ni que asegure ganancias al 100 %

Enviar a un amigo
Invertir en bolsa: claves para principiantes
22-04-2020

Si quieres empezar a invertir en bolsa sin caer en una trampa de estafadores que prometen dinero fácil en poco tiempo, debes saber tres cosas: el mercado de valores es un mercado de riesgo, a veces ganarás y otras veces perderás dinero; no existe un método milagroso y seguro; consulta las comisiones del bróker y los horarios de la bolsa.

En definitiva, ten cuidado con cualquier consejo garantizado sobre el mercado bursátil, ya que no existe una estrategia libre de riesgos ni que asegure ganancias al 100 %.

El primer paso aprender a invertir en bolsa es conocer qué es la Bolsa, el mercado en el que se negocian acciones de empresas cotizadas cuyo valor aumenta en función de la ley de la oferta y la demanda: si una acción está muy demandada, su precio aumenta porque hay muchos compradores en el mercado. Si la acción cae, hay más vendedores en el mercado que compradores.

El mercado de valores permite a las empresas financiarse vendiendo acciones de su capital. Por otro lado, también permite a los inversores poseer parte del capital de una empresa. Las acciones otorgan derecho a recibir dividendos y a participar y votar en las Juntas Generales de accionistas.

El objetivo de operar en bolsa es comprar una acción con la esperanza de venderla a un precio más alto, es decir, más cara. Por ejemplo: si el precio de una acción de Iberdrola en la bolsa de valores es de 6 euros, querré comprarla solo si creo que el precio puede subir más.

Para ello, necesitamos un vendedor, aquella persona o entidad que vende un valor porque cree que su precio disminuirá. Por ejemplo: si el precio de una acción de Iberdrola en la bolsa de valores es de 6 euros, lo venderé solo si creo que el precio de la acción caerá.

Practicar en bolsa

Si eres principiante en bolsa, una forma simple de empezar es probar utilizando un simulador de bolsa online. La mayoría de brókers online ofrecen simuladores de operaciones ficticias. Estos te permiten testear las condiciones reales del mercado con precios de acciones en tiempo real.

Una cuenta demo también puede ayudarte a comprender el mercado bursátil online, darte una idea de cómo invertir y de las comisiones que puede llevarse el bróker con el que operamos.

Deberías comenzar a operar e invertir pequeñas cantidades tal vez incluso comenzando con una pequeña compra para tener la sensación de ser propietario de acciones de compañías que cotizan en bolsa, y esto te ayudará a comprender si tienes la paciencia o no para absorber pérdidas menores con el objetivo de conseguir ganancias a largo plazo.

CFD: otra forma de invertir en acciones

Los CFDs o contratos por diferencia son productos apalancados que los traders utilizan para poder beneficiarse de las caídas en bolsa y que permiten a los traders aumentar su exposición a un activo subyacente con el apalancamiento proporcionado por su bróker.

 

Con el trading con apalancamiento es importante saber que cuando se abre una posición, sólo necesitas depositar un porcentaje del valor de ésta. Llamamos a esto margen. Tu depósito generalmente variará dependiendo del valor de la posición del CFD.

 

El apalancamiento podría resultar en ganancias adicionales si el mercado se mueve a tu favor. Pero también existe el riesgo de que aumenten las pérdidas si la posición se mueve en tu contra. Esta sería una de las principales diferencias entre operar directamente en acciones y hacerlo mediante CFD sobre acciones.

 

En este caso, el inversor no posee el activo subyacente en el que se basa el CFD, sino que entra en un acuerdo contractual con el bróker, para intercambiar la diferencia en efectivo entre los precios de apertura y cierre del contrato.

Otra de las diferencias entre el trading de acciones y CFDs de acciones, es que con los últimos se opera con margen, lo que significa que se realiza un depósito inicial con el bróker, que le permite al inversor comprar o vender una cantidad de CFDs de acuerdo con los cálculos de margen, que generalmente permiten un apalancamiento adicional sobre la compra de acciones en sí.