Juzgan a un matrimonio por estafar a varios empresarios que invirtieron en la Ciudad del Cine de Cantabria

La sesión se ha realizado en la Audiencia Provincial de Zaragoza y quienes se sientan en el banquillo son un matrimonio a los que acusan de estafar 280.000 euros a varios inversores a través de intermediarios

Enviar a un amigo
Juzgan a un matrimonio por estafar a varios empresarios que invirtieron en la Ciudad del Cine de Cantabria

Reunión de Mazón con los responsables del proyecto. Año 2008

11-09-2019

Redacción

Este lunes ha comenzado el juicio por estafa contra varios empresarios zaragozanos, José C. y María del Carmen F., por el macroproyecto de la Ciudad del Cine y las Artes de Cantabria que estuvo promovido por una empresa con sede en Miami.

La sesión se ha realizado en la Audiencia Provincial de Zaragoza y quienes se sientan en el banquillo son un matrimonio a los que acusan de estafar 280.000 euros a varios inversores a través de intermediarios. También a los denunciantes se les ofreció participar con sus compañías prestando servicios en el proyecto una vez estuviese finalizado.

Según informa el Heraldo de Aragón, la Fiscalía tiene acreditado que los acusados se pusieron al frente de la filial de la empresa americana cuyo presidente era Armando Valladares, embajador de EE.UU ante la ONU en los mandatos de Ronald Reagan y George W. H. Bush. El estadounidense era uno de los principales avales y sirvió para convencer a los inversores a dar su dinero mediante “contratos de depósito temporal”.

El principal acusado de la estafa ha explicado que en 2008 presentaron al Gobierno regional, liderado por Miguel Ángel Revilla, todo el proyecto y la documentación e incluso iba a ser declarado “Proyecto Singular de Interés Regional”.

José C. indicó que todo se empezó a torcer cuando fue fueron denunciados por estafa en 2010 (no fueron condenados) y en 2011 con la llegada al poder del PP.

El principal acusado también negó que se haya apropiado del dinero que recibió de los inversores. “Se dedicó íntegramente a pagar a proveedores”, declaro. Al ser cuestionado por las facturas que evidencian este extremo señaló que todos los comprobantes fueron enviados a EE.UU, ya que así lo requería la empresa matriz. Según relata el Heraldo, María del Carmen F. se ha desvinculó de la Ciudad del Cine y ha negado que participase en reuniones de trabajo con los denunciantes.

Una de las presuntas víctimas de la estafa indicó que “me embargaron mi casa y perdí toda mi credibilidad en el trabajo”.

"Les entregué el dinero porque era en depósito y porque consideré que la entrega estaba totalmente avalada por las relaciones de la señora Carmen", agregó el empresario, quien declaró que la acusada enseñaba a los potenciales inversores fotos de ella con numerosas personalidades que supuestamente respaldaban el proyecto.

Presentación y apoyo del Gobierno 

El Gobierno de Cantabria y la empresa "Celtus Parques Temáticos" firmaron el 28 de marzo de 2005 el protocolo de colaboración para la creación de la "Ciudad del Cine de Cantabria", un proyecto "de futuro y de infinitas posibilidades para Cantabria", tal y como lo definió el entonces consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Javier López Marcano.

El Gobierno de Cantabria mostró en 2007 su apoyo "firme" e "incondicional" la creación del macroproyecto, un gran complejo de ocio, entretenimiento y formación que la empresa Celtus Inversión y Desarrollo tenía previsto construir en las antiguas canteras de Solvay, en la localidad de Cuchía (Miengo).

Lo anunció el Presidente de Cantabria en esa legislatura, Miguel Ángel Revilla, durante el encuentro que mantuvo en su despacho con los representantes de la empresa encargada de construir el futuro complejo.

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo en 2008 era el regionalista José María Mazón. El 9 de mayo de 2008 mantuvo otro encuentro con la junta directiva del grupo inversor.

En otra reunión en julio de 2008 Mazón transmitió a los impulsores de este proyecto el interés y el apoyo que tenían por parte del Gobierno regional, sobre todo tratándose de una iniciativa que regeneraría un espacio importante, de tal forma que, con el condicionante del cumplimiento de estas consideraciones, el proyecto se podría tramitar a través de la figura del Plan Singular de Interés Regional (PSIR).

El Supremo inadmitió el recurso de casación de CELTUS en relación con la declaración del PSIR 

Por otro lado, el Tribunal Supremo dio a conocer el 7 de junio de 2011 una resolución de la Sala Tercera que acordó la inadmisión del recurso contencioso-administrativo interpuesto por la empresa CELTUS Inversión y Desarrollo SA, en relación con la declaración del Plan Singular de Interés Regional (PSIR) de la Ciudad del Cine.

La empresa CELTUS había impugnado en el Tribunal Supremo una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) que desestimaba el recurso contencioso-administrativo que había presentado contra  la resolución de la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, emitida el 2 de febrero de 2009, que desechó el recurso de reposición interpuesto por esta empresa contra el acuerdo adoptado por el Gobierno de Cantabria, en julio de 2008, que declaraba de interés regional la "Recuperación y restauración ambiental de las canteras de Cuchía y cambio de usos rotacionales relacionados con el cine".

Proyecto

Sobre una finca de unas 130 hectáreas que linda con la ría del Saja, el proyecto abarcaría salas de cine, un anfiteatro multiusos, un hotel, además de pabellones temáticos dedicados al cine, un centro de formación en técnicas cinematográficas, áreas de cultura y arte, un centro comercial y una pista de hielo.

Entre los atractivos de la Ciudad del Cine y las Artes, resaltarían sus zonas verdes, arbolado autóctono y diversos lagos. Todo ello complementado con caminos peatonales de madera que permitirá a los visitantes disfrutar de grandes zonas de esparcimiento verde.

El proyecto iba a suponer una inversión de 600 millones de euros (300 de forma directa) y la creación de unos 1.500 puestos de trabajo.