Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La Reserva Regional de Caza Saja aumenta de manera notable las cacerías de sorda y de liebre

Se permitirá la recuperación de los recechos y las batidas de caza mayor que no pudieron realizarse esta temporada como consecuencia de las restricciones a la movilidad personal como consecuencia del COVID-19

Enviar a un amigo
24-02-2021


Santander – 24.02.2021

La Junta Consultiva de la Reserva Regional de Caza Saja, presidida por el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha aprobado el plan de caza para la temporada cinegética 2021-2022 que establece, entre otras novedades, un importante incremento en las cacerías de sorda y de liebre.

Debido a las restricciones a la movilidad personal para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la pandemia del coronavirus que dificultó el normal desarrollo y ejecución de los permisos de rececho durante la temporada 2020-21, el consejero ha anunciado la prorroga “de manera extraordinaria” de la validez de todos aquellos permisos que no pudieron ser ejecutados.

Ha concretado que la ampliación de dicho plazo será hasta el 31 de marzo de 2022, “no siendo necesario solicitar de manera previa el acogimiento a dicha prorroga por parte de los adjudicatarios de los permisos”.

Asimismo, ha informado de que se recuperarán por parte de sus adjudicatarios todas aquellas batidas de venado que por similares circunstancias no hayan podido realizarse durante la temporada cinegética 2020-2021.

Otra de las novedades de la nueva temporada es la modificación de las condiciones para la suspensión de las batidas de jabalí, liebre y sorda cuando existan condiciones meteorológicas adversas que impidan su desarrollo con las necesarias medidas de seguridad.

Una medida que, tal y como ha explicado Blanco, “pretende dotar de seguridad a la hora de tomar decisiones porque la norma anterior, al no precisar el espesor de nieve a partir del cual se debe suspender la actividad cinegética, era fuente de numerosos problemas, además de originar inseguridad jurídica para cazadores y Agentes del Medio Natural”.

En el caso de las batidas de jabalí, no se podrán realizar batidas en condiciones meteorológicas adversas con una capa superior a los 10 centímetros de nieve, mientras que, para las batidas de liebre, no se podrán realizar con una capa superior a los 5 centímetros de nieve. En el caso de la sorda, no se podrán realizar batidas cuando la superficie esté cubierta de nieve en un porcentaje superior al 50%.

La junta consultiva de la Reserva también ha aprobado la reducción de los cupos máximos de ejemplares de jabalí en un 30% en todas las comarcas, manteniendo prácticamente al mismo nivel la cantidad de batidas programadas, 579 frente a las 581 de la temporada anterior, pese a haber sido eliminado el aprovechamiento cinegético en aquellos lotes de caza incluidos en el Parque Nacional de los Picos de Europa.

En la Junta Consultiva se ha presentado, además, por parte de los cazadores, un modelo de desarrollo y distribución de los permisos de adiestramiento de perros de rastro de jabalí.

La propuesta, que venía avalada por seis de las ocho sociedades de cazadores presentes en la Junta Consultiva y por la Federación Cántabra de Caza, ha sido recibida positivamente por la Dirección Técnica de la Reserva, que valorará su viabilidad y su posible aplicación durante la próxima temporada.

Carné del cazador

Por otra parte, se ha eliminado la obligatoriedad de cumplimentar y presentar el carné de cazador en las batidas de sorda debido a la imposibilidad de garantizar el normal desarrollo de esta medida esta temporada por las circunstancias de alerta sanitaria.

Guillermo Blanco ha asegurado que su departamento está trabajando en el desarrollo de nuevos modelos de seguimiento de las sordas batidas con la implantación de herramientas informáticas porque “consideramos que se trata de una medida que, a pesar de las dificultades para su implantación, es positiva para el desarrollo de esta actividad en Cantabria”.

Durante la reunión también se ha aprobado la distribución de permisos de caza de rebeco para la nueva temporada, así como la distribución y el calendario de permisos de caza de venado, jabalí, liebre y sorda.

Por su parte, los permisos de caza de liebre experimentarán un crecimiento notable, al pasar de los 66 actuales a los 144 que se podrán realizar la temporada que viene y que resulta similar a la cifra que se autorizó en la temporada 2019-2020.

Mientras, en la caza de sorda se han abierto 16 nuevos lotes con 10 días de caza programado y 15 permisos por día, por lo que se pasa de los 546 días de caza disponibles el año pasado a los 718 para la nueva temporada, y de los 6.650 permisos de la temporada pasado a los 8.620 para la 2021-22.

En la reunión han participado, entre otros, el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, y el subdirector de Medio Natural, Ángel Serdio, que es, además, director técnico de la Reserva.

 
What do you want to do ?
New mail