La Unión quiere anular las subvenciones para las organizaciones juveniles de los partidos políticos.

Si sobran 200.000 € en el Gobierno Regional, bajen los impuestos, paguen deudas, o dénselo a Cáritas y Cruz Roja. El Gobierno Regional sigue sin saber qué es austeridad inteligente y regeneración política.

Enviar a un amigo
20-08-2013

La Unión instó al Gobierno Regional de Cantabria a que anule la Orden de la Consejería de Presidencia, por la que convoca subvenciones destinadas a las secciones juveniles de los Partidos Políticos de Cantabria, por importe de 200.000 euros, publicada en el Boletín Oficial de Cantabria el pasado 16 de Agosto “aprovechando el puente para que pasara desapercibida”.

El Presidente de la formación, Rafael Sebrango calificó de “hecho vergonzante”, que el Gobierno Regional reitere su “pedagogía del parásito social”, pues a su juicio “estas subvenciones son para malenseñar a los jóvenes políticos”.

“Esta subvención es para acostumbrar a los jóvenes del PP, del PRC, y del PSOE a vivir del Presupuesto”, apuntó.

Para LA UNION (LU) la persistencia de estas prácticas con el dinero de los ciudadanos “es la peor escuela posible para las secciones juveniles de los partidos políticos”.

“Es la perpetuación de la especie”, ironizó Sebrango, “es un manual para aprender a ser un parásito político”.

“Si al Gobierno Regional le sobran 200.000 €”, prosiguió “o bien rebaja los impuestos al ciudadano en esa cantidad, o bien los debe destinar a pagar deudas, o bien los ha de entregar a Cáritas y Cruz Roja”.

“Este Gobierno sigue sin saber dos cosas”, indicó “no sabe qué es una austeridad inteligente, y tampoco qué es regeneración política”.

“No importa que 200.000 euros sean mucho o poco dinero”, prosiguió “lo que importa es la perversión de principios que refleja el hecho de dar dinero a las secciones juveniles de los partidos políticos”.

“Si Ignacio Diego, Miguel Angel Revilla, y Rosa Eva Díez Tezanos quieren tener secciones juveniles, que las paguen del dinero del PP, del PRC, y del PSOE, pero no del Presupuesto Regional”, enfatizó.

“La clase política se ha convertido en una casta parasitaria, que en vez de resolver problemas, los crea”, por lo que “hay que evitar que enseñen el mismo camino a los jóvenes políticos de Nuevas Generaciones del PP, y de las Juventudes Regionalistas y Socialistas”.

Por ello, en LA UNION (LU) esperan “que el Gobierno Regional rectifique anulando la subvención a las organizaciones juveniles de los partidos políticos”.