La pugna Villacís-Almeida por la Alcaldía de Madrid enquista las negociaciones de PP y Cs

“Ciudadanos no muestra su disposición a que haya un gobierno alternativo”, señala Levy

Enviar a un amigo
07-06-2019

Javier López Macías (Madridiario)

Giro de guion. Las negociaciones entre el Partido Popular y Ciudadanos para hacerse con el Ayuntamiento de Madrid han sufrido un revolcón este viernes, día considerado como clave para que ambas formaciones cerrasen un acuerdo programático de gobierno que luego debería pasar por manos de Vox, socio necesario para alcanzar la mayoría absoluta -cifrada en 29 concejales-.

Los equipos negociadores de los dos partidos se han citado a las once de la mañana en el Edificio de Grupos para mantener un encuentro que ha durado más de una hora y media. Transcurrido ese tiempo, Silvia Saavedra, edil, Miguel Gutiérrez, diputado naranja en el Congreso y compañía, han salido de la sala hacia el cuartel general con el que cuenta Cs en la calle Mayor.

Tras ellos, ha sido Andrea Levy quien ha abandonado la sala de reuniones para soltar la bomba ante la prensa: “Ciudadanos no muestra su disposición a que haya un gobierno alternativo”. Con esas palabras e ‘invadida’ por los nervios, la número dos de la candidatura de José Luis Martínez-Almeida ha dejado claras las diferencias entre ambas formaciones.

Después de asegurar que las filas populares rebosan ilusión porque el acuerdo de programa es “sencillo”, ha dejado caer que las diferencias con Ciudadanos radican en sus ganas de que ese futurible ejecutivo lo lidere Begoña Villacís, desplazando así a Almeida pese a quedar por detrás de él en número de votos el pasado 26 de mayo.

“No han definido qué apoyo van a dar el próximo sábado”, ha alertado Levy a sabiendas de que la opción que quiera retirar a Carmena deberá obtener el ‘ok’ de la mayoría de concejales en una única votación. En caso contrario, la alcaldesa en funciones revalidaría mandato.

"Obsesionados con los sillones"

Por su parte, el propio Gutiérrez se ha mostrado sorprendido por la “obsesión” de los populares en hablar de “concejalías, sillas y sillones”. Siempre según su versión, la formación de Albert Rivera se ha presentado al encuentro con una serie de puntos programáticos que han contrastado con la “nada”. “Veníamos con un programa y el PP no ha traído nada; me parece poco serio”, ha remachado.

En este punto, ha dado por hecho que el próximo domingo 16 habrá un Ayuntamiento sin Carmena pero ha asegurado que, primero, se ha de hablar de las líneas programáticas: “No entramos en el debate de las sillas”. Preguntado sobre si se sentarán con Vox, principal reticencia del partido naranja, ha dicho que “ahora no tiene sentido” pero que “todo se hablará”. “Primero nos hemos de reunir PP y Cs -quizás el lunes o el martes- y luego ya hablaremos de los demás”, ha concluido.