Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Las mujeres jubiladas de Cantabria cobran de media 535 euros menos al mes que los hombres

Con fecha de 31 de diciembre de 2020, los hombres cobran una pensión media de jubilación de 1.447,86 euros frente a los 912,85 euros que cobran las mujeres, una diferencia del 36,95%.

Enviar a un amigo
Las mujeres jubiladas de Cantabria cobran de media 535 euros menos al mes que los hombres
04-02-2021

 

 

La Federación de Pensionistas de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha lamentado la abrumadora brecha de género que existe en el sistema público de pensiones. Así, en el caso de Cantabria, por ejemplo, con fecha de 31 de diciembre de 2020, los hombres cobran una pensión media de jubilación de 1.447,86 euros frente a los 912,85 euros que cobran las mujeres, una diferencia del 36,95%, lo que supone 535 euros menos al mes.

Para José Antonio Calderón, secretario general de la Federación de Pensionistas de CCOO en Cantabria, “detrás de estas cifras, y a pesar de que Cantabria ocupa los primeros puestos de las Comunidades Autónomas con mejores pensiones, está presente la parcialidad y la temporalidad que azotan a nuestro mercado laboral y que luego tiene su más cruel reflejo en las pensiones una vez finalizada nuestra vida laboral. Es intolerable que la diferencia suponga más de 500 euros al mes para las mujeres”.

CCOO lleva tiempo exigiendo la derogación de la reforma de pensiones de 2013 y un aumento del porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) destinado a este fin porque hay que enfrentarse a una realidad que se constata cada día, la de tener que atender a más personas durante más tiempo con pensiones más altas.

Estos datos vienen a colación de la presentación del ‘Observatorio Social de las Personas Mayores 2020. Para un envejecimiento activo’, que elabora cada año la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO, en colaboración con la Fundación 1º de Mayo, y donde se ha reclamado que se incremente la inversión pública en sanidad, dependencia y pensiones.

El sindicato, que acaba de presentar este estudio que editan de forma anual y donde recogen diferentes variables relacionadas con las personas mayores, como sus condiciones de vida, sus recursos y sus riesgos, ha subrayado que se trata de un baremo necesario que evidencia que los sistemas públicos de salud, dependencia y servicios sociales son elementos esenciales para lograr envejecer en condiciones saludables y con autonomía y para luchar contra las desigualdades.  

Para Calderón, “hoy las personas mayores tenemos una expectativa de vida y de vida saludable cada vez más larga, aunque la COVID-19 ha hecho que se acorte en un año y nos hemos convertido de un día para otro en población de riesgo. Es necesario que se adopten las más escrupulosas medidas de higiene y separación social, pues la velocidad con la que el virus se ha extendido en la población mayor obliga a revisar las condiciones en las que están viviendo, especialmente en las residencias donde ha causado estragos”.

El aumento de la esperanza de vida y de una población cada vez más numerosa, los mayores de 65 años representan más del 20% del total nacional, hace indispensable el desarrollo de políticas sociales, de pensiones, ocio, movilidad, urbanismo, etc.

Para José Antonio Calderón, “es primordial garantizar el envejecimiento saludable de quienes hemos contribuido al estado del bienestar del que disfrutamos ahora. Para ello, urge solucionar todas las deficiencias del sistema público de salud y, muy especialmente, que se destinen más recursos públicos a la sanidad, pues España es uno de los países de la Unión Europea que menos gastan en ella”. En este sentido, ha apuntado que la reivindicación del sindicato es que un 7,2% del PIB vaya a Sanidad y que se invierta en más médicos especialistas en Geriatría. También urge acabar con las listas de espera”.

Un 86% de las plazas en Cantabria son en residencias privadas

Del mismo modo, el Observatorio también analiza la situación de la dependencia, con unas listas de espera importantes que hacen que muchas personas mueran antes de recibir la atención necesaria. En este sentido, Calderón ha insistido en que se potencia el sistema público en dependencia, y más en Cantabria, donde en 2019 el 86% de las plazas ofertadas son en residencias privadas frente a un mísero 14% en públicas, según la Estadísticas sobre residencias del CSIC. Envejecimiento en Red 2020.

“Desde CCOO seguimos luchando por unas condiciones dignas en las residencias de personas mayores. Además, no debemos olvidar que, en Cantabria y en España, las personas mayores han constituido un pilar fundamental en la corresponsabilidad de los cuidados a los menores o personas enfermas, lo que les expone aún más al virus”, ha concluido Calderón.