Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Los principales motivos que ocasionan tantos divorcios hoy en día

Enviar a un amigo
22-10-2020

España es uno de los países europeos en los que más divorcios se producen. Casi dos terceras partes de los matrimonios acaban separándose. Ello da pie a que equipos de especialistas como BBM Abogados siempre estén activos resolviendo incluso los casos más complicados.

Y es que desafortunadamente no todas las separaciones se producen de forma amistosa. Algunas de ellas acarrean ir a juicio, con todo lo negativo que ello conlleva. Por suerte, contar con expertos como los citados en el anterior párrafo es sinónimo de éxito en lo que al resultado final se refiere.

Hablamos de una custodia que favorezca a la parte contratante, por ejemplo. Pero, ¿qué es lo que lleva a los matrimonios a acabar de esta manera? Los motivos son muy diversos, pero a continuación desgranaremos los que suelen afectar a quienes se casan en Cantabria.

Incompatibilidades que en un principio son pasadas por alto

Es habitual que la gente se muestre sorprendida cuando una pareja, al cabo de poco de haber iniciado la relación, empieza a hablar de temas bastante serios: tener hijos es uno de los más importantes. “¿Por qué sacáis ahora estas conversaciones si hacen referencia a un futuro?”. Los matrimonios bien avenidos lo tienen claro: para evitar rupturas más adelante.

Tal vez sea un poco precipitado, pero es la mejor manera de que surjan cuanto antes las incompatibilidades –en caso de haberlas–. Gracias a ello se evita contraer matrimonio con una persona que no tiene las mismas aspiraciones en la vida.

Sin embargo, ciertas parejas se decantan por pasar por alto determinadas incompatibilidades. “¿Mi chico no querrá tener un hijo? Da igual, en un futuro le haré cambiar de idea”. Pero este tipo de ‘estrategias’ no suelen funcionar nunca. Es muy complicado cambiar a una persona, y más en esta clase de aspectos tan trascendentes.

Con tal de que las incompatibilidades no pasen factura una vez contraído ya el matrimonio, es fundamental pasar un tiempo viviendo juntos. Solo así ambos serán capaces de determinar si son la pareja perfecta para casarse y tienen química tanto dentro como fuera de la vivienda.

Engaños y/o mentiras

Las mentiras piadosas están bien consideradas a pesar de lo dañinas que pueden llegar a ser. Ni los hombres ni las mujeres acostumbran a tolerarlas, lo cual es comprensible. Y es que un matrimonio debe basarse en la confianza plena, la cual se ve quebrada en caso de descubrir que el otro individuo, con mayor o menor regularidad, miente.

Un elevado porcentaje de los divorcios vienen dados por engaños que se han ido sucediendo unos tras otros, acumulándose y dando forma a una bola de mentiras muy difícil de subsanar. La persona dañada puede seguir queriendo al otro sujeto, pero su confianza ya estará quebrada casi por completo, así que no podrá continuar estando a su lado.

Infidelidades

Llegamos a la principal razón. Si bien es cierto que las dos anteriores, en algunas ocasiones, pueden traducirse en un divorcio amistoso, todo lo contrario sucede en caso de descubrir una infidelidad.

Confesarla antes de que sea descubierta por la otra persona no es ni mucho menos un atenuante, puesto que el hecho tan grave se ha producido anteriormente. Es por ello que en la mayoría de casos, el chico o la chica no se conforman con una ruptura amistosa y no dudan en recurrir a métodos mucho más complejos y dilatados en el tiempo.

Por qué es importante recurrir a profesionales

Ante una infidelidad o cualquier tipo de contratiempo de cierta gravedad, es esencial entablar comunicación con un bufete de abogados que sepan aconsejar bien a los clientes en base al problema que hayan tenido.

Cada caso es muy distinto, mientras que los jueces también toman unas u otras decisiones dependiendo de múltiples factores. Valorarlos convenientemente está en manos de los especialistas, así que es importante optar por abogados que tengan una dilatada trayectoria a sus espaldas.

Es innegable que durante un proceso de separación, ambos miembros de la pareja sufren un estrés considerable que les acaba pasando factura no solo en el presente, sino también en el futuro. Para evitar estas situaciones tan desagradables, los abogados se encargan de tratar de llegar a un acuerdo que sea satisfactorio para las dos partes. El objetivo es el de evitar litigios de carácter traumático.

El asesoramiento especializado, al haber cosechado experiencia con muchos casos distintos, es capaz de abarcar cualquier tipo de conflicto sin que ello derive en un juicio. En caso de que finalmente acabe quedando en manos de un juez, la defensa es férrea y sin fisuras, otorgándole al cliente contratante un servicio excelente de principio a fin.

Por todo ello conviene ponerse en contacto con un equipo a la altura de BBM Abogados. Precisamente el citado equipo se encuentra en Santander, por lo que los lectores de nuestro diario incluso pueden acudir presencialmente al bufete para informarse.