Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

OlaCantabria denuncia "la política de acoso y derribo" que sufren las bocaterías de la ciudad

“Estos negocios pagan sus impuestos en Santander, tienen sus trabajadores y además han realizado una fuerte inversión en maquinaria industrial de panadería, es decir crean trabajo y riqueza”, indicó Vielva

Enviar a un amigo
13-08-2019

OlaCantabria en Santander se solidariza con las bocaterías de la ciudad y denuncia la política de acoso y derribo que sufren estos negocios por parte del equipo de Gobierno municipal del PP y Ciudadanos.

Desde la portavoz de OlaCantabria, Cora Vielva, no entiende la cruzada emprendida por  el Ayuntamiento de Santander contra las bocaterías y el acoso que sufren sus propietarios por parte de la Policía Local  siguiendo órdenes de la alcaldesa del PP, Gema Igual.

“Estos negocios pagan sus impuestos en Santander, tienen sus trabajadores y además han realizado una fuerte inversión en maquinaria industrial de panadería, es decir crean trabajo y riqueza”, indicó Vielva.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander, formado por PP y Ciudadanos, en un claro gesto contra el sentido común prosigue su política de acoso y derribo contra estos comercios a los que paradójicamente les otorgó licencia municipal de obrador de panadería y durante muchos años funcionaron sin ningún tipo de problema, recuerdan desde OlaCantabria.

“Ahora nos encontramos que son un problema para el concejal Pedro José Nalda, que cumple ordenes de su alcaldesa, la cual ha sido elevada a su máximo nivel de incompetencia con comportamientos impropios de un Ayuntamiento que se dice democrático”, declaró Cora Vielva.

En opinión de la portavoz de este partido político “todo esto nos hace pensar que por desgracia existe un interés oculto para que estos comercios cierren de forma definitiva, muy posiblemente para beneficio de  terceros”.

Para OlaCantabria esta persecución y acoso dejaría el centro sin varios negocios atentando contra  el sentido común y la prosperidad de una ciudad.

loading...