Presentado a los alcaldes del Besaya el estudio de la UC sobre la comarcalización del Torrebus

Se trata de un anteproyecto “básico”, ha dicho el consejero de Industria y Transportes, que ahora deberá ser estudiado por los Ayuntamientos de la comarca.

Enviar a un amigo
02-09-2019

El alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada; y el consejero de Industria y Transporte, Francisco Martín; han presidido la reunión de los municipios de la Comarca del Besaya para la comarcalización del Torrebus. Un encuentro de trabajo en el que se les ha entregado el estudio realizado por la Universidad de Cantabria, previo encargo del Gobierno de Cantabria, en el que se proponen propuestas técnicas para mejorar el servicio a los usuarios el transporte público por carretera de la comarca y que deberán ser analizadas por los diferentes Ayuntamientos. Y en el que también se ha anunciado la intención de la Consejería de Industria y Transporte de contratar un nuevo estudio a la UC en el que se abordarán aspectos como la tarificación, el reparto de los costes, la organización de horarios, vehículos… 

El alcalde, Javier López Estrada, ha subrayado que el objetivo de esta reunión, y del trabajo que desde la pasada legislatura se está llevando a cabo por parte de la Consejería de Industria y de Transporte y de todos los municipios de la comarca del Besaya, es “comarcalizar” el Torrebus y “dar más y mejores servicios” a los vecinos de todos esos ayuntamientos.  

Respecto al estudio de la UC, ha dicho que es la “base” para “seguir dando pasos firmes” en la consecución de la comarcalización. López Estrada ha reconocido que, a la vista de la experiencia de otros ayuntamientos, “no es un camino fácil”, pero se ha mostrado convencido que es posible porque hay iniciativas en otros territorios a nivel que nacional que “funcionan” y son un “éxito”. 

Comarcalización liderada por los vecinos

A esa complejidad, tanto a nivel técnico, como administrativo y social, que supone “armonizar” un servicio municipal con un servicio regional se refería también el consejero de Industria y Transportes, Francisco Martín. Y en este sentido, ha hecho hincapié en que aquí, “intentando evitar errores” que se cometieron en Santander, se inicia el proceso “buscando el beneficio del ciudadano, el mejor servicio”, lo que se traduce, ha avanzado, en que haya más frecuencias, en que, a poder ser, el coste no sea mayor, que la coordinación entre distintas rutas permita que el tránsito entre dos puntos se realice en menos tiempo, con menos transbordos…”

Alternativas

En cuanto al estudio realizado por la UC, Francisco Martín ha explicado que el mismo parte de la base que el sistema de transporte actual se puede “optimizar” en aspectos como recorridos y horarios,  y que se pueden coordinar los servicios municipales y los que gestiona el gobierno de Cantabria dado que se aproxima un “horizonte” en el que hay que renovar las concesiones y que hace que sea “el momento para plantearse un posible “cambio de estrategia”.

Las alternativas técnicas que se proponen, ha indicado, son tres muy “similares” y plantean sobre un mapa de la comarca que haya tres o cuatro líneas diametrales que pongan en contacto cada una de las cabeceras del recorrido, pasando todas por Torrelavega, donde, en caso de que sea necesario, se realizarán los transbordos. Además, ha señalado, se plantea mejorar “notablemente” aspectos como el número de viajeros con el objetivo de a “corto plazo” pasar de 1,1 millón de viajeros a 1,3 millones; y maximizar las frecuencias minimizando los sobrecostes que generaría mejorar el servicio que, según ha indicado, oscilarían desde el medio millón al millón de euros anual. 

En cuanto a los pasos a dar a partir de ahora, Martín ha dicho que los municipios deberán estudiar este documento y a continuación habrá una segunda parte en la que se tendrá que plantear la figura administrativa del sistema de transporte, que podría ser mancomunarlo o compatibilizar el servicio municipal y regional, así como otras cuestiones jurídicas, administrativas y económicas, como la compatibilidad entre concesiones, tarifas y reparto de costes.

El consejero ha insistido en que “no es un proceso corto ni sencillo”, que lo que se persigue es “el beneficio de los usuarios” y que lo que no se quiere son “más disgustos, ni gastos inútiles ni despilfarro”.