Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Ribera aclara que habrá flexibilidad para la temperatura del aire acondicionado dependiendo del tipo de actividad comercial

En una entrevista este viernes en Onda Cero, ha explicado que algunos negocios, como bares y restaurantes, sí podrán poner la temperatura del aire acondicionado al "entorno de los 25 grados".

Enviar a un amigo
Ribera aclara que habrá flexibilidad para la temperatura del aire acondicionado dependiendo del tipo de actividad comercial
05-08-2022


Ribera aclara que habrá flexibilidad para la temperatura del aire acondicionado dependiendo del tipo de actividad comercial
Ampliar
 
(Foto: PSOE)
Viernes 5 de agosto de 2022
 

Estos días, el decreto del Gobierno para ahorro y eficiencia energéticos ha generado una fuerte controversia por varios aspectos, como el del apagado de luces de escaparates e iluminación de edficios a partir de las 22:00 horas, pero también por las temperaturas límites de climatización.

Reaccionando a la polémica, la vicepresidenta tercera del Ejecutivo y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha precisado algunos puntos. En una entrevista este viernes en 'Onda Cero', ha explicado que algunos negocios, como bares y restaurantes, sí podrán poner la temperatura del aire acondicionado al "entorno de los 25 grados".

Eso pese a que la obligación general será de 27 grados, pero Ribera explicó que por encima están las recomendaciones de la legislación laboral y derechos de la salud laboral para el bienestar tanto de los trabajadores como de los clientes.

Ribera también ha comentado que "no se puede pedir a trabajadores que están en condiciones de ejercicio físico importante que no tengan las condiciones que el derecho laboral garantiza con respecto a los máximos y mínimos de temperatura". Extendió el caso de bares y restaurantes a discotecas, cocinas y gimnasios.

Distinta aplicación

Razona que estos lugares necesitan temperaturas más bajas que otros espacios, como una librería, donde apenas hay actividad de movimiento o grandes concentraciones de público y personal.

Ribera ha insistido en que, a la hora de fijar las temperaturas de los aires y demás sistemas de climatización, hay que diferenciar entre trabajos sedentarios (oficinas...) y actividades como peluquerías, cocinas de restaurantes u otros que requieren movilidad: "El propio decreto ley incorpora una llamada que allí donde haya espacios donde los trabajadores tengan que desplazarse y tengan un ejercicio físico, debe aplicarse con la flexibilidad que corresponda".

Esta flexibilidad apunta a que la polémica será menor cuando en menos de una semana se tengan que aplicar estas medidas de ahorro energético, obligatorias y castigadas con duras sanciones económicas en caso de incumplimiento.

En todo caso, otro tipo de comercios y actividades están reclamando también ese trato diferencial, tales como peluquerías (debido al calor que suponen sus labores y aparatos) o establecimientos de ropa, donde cambiarse en probadores requiere mayor bienestar para los clientes.

Por otra parte, Ribera fue tajante en cuanto a su cumplimiento, donde ahí sí, no habrá flexibilidad: "El decreto está para aplicarse". También insistió en que es fundamental ahorrar todo tipo de energía y suministos, como también el agua.