Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

Sánchez apunta a Vox como gran rival: "Representa la España de hace 40 años" ante "el silencio de PP y Ciudadanos"

Según el líder socialista, para el 10-N solo hay dos opciones: “o votar al PSOE para que se pueda formar Gobierno en España, o votar al resto de formaciones políticas para impedirlo. O gobierno con el PSOE o más bloqueo”, recalcó.

Enviar a un amigo
00-00-0000

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ya apunta claramente como gran rival en las urnas a Vox, incluso por encima de PP y Ciudadanos, entre otras cosas porque no los descarta como posibles socios necesarios en caso de no poder desatascar la legislatura con apoyos de la izquierda.

Por eso señalaba ayer martes en un mitin en Asturias que lo que se vio en el debate del lunes es lo que estamos viendo en toda la campaña: “Todos van contra el PSOE y el PSOE contra el bloqueo de todos”. “Eso es lo que nos estamos jugando el próximo 10-N: salir del bloqueo”, insistió. Y para eso, “hay que movilizarse e ir a votar”, ha reclamado.

Según el líder socialista, para el 10-N solo hay dos opciones: “o votar al PSOE para que se pueda formar Gobierno en España, o votar al resto de formaciones políticas para impedirlo. O gobierno con el PSOE o más bloqueo”, recalcó.

“La ultraderecha -que quiere acabar con las autonomías, que quiere derogar la ley del aborto, que banaliza la violencia de género, que quiere ilegalizar a los partidos que no piensan como ellos- representa la España en blanco y negro, la España de hace 40 años”, ha constatado Sánchez. “Pero lo peor es el silencio de PP y Ciudadanos” a los que ha acusado de ser “una derecha cobarde frente a una ultraderecha agresiva”.

“La falta de valentía de Casado y Rivera la vamos a demostrar los progresistas votando el 10 N por una España democrática, inclusiva, tolerante, feminista y europeísta”, aseguró. “Es fundamental que nos movilicemos el 10 N para frenar a la ultraderecha y a estos dos partidos que han acabado colonizados por ultraderecha y hacer que España avance en justicia social, convivencia y limpieza”, apeló. “Vamos a votar por la estabilidad de España, vamos a votar por un gobierno progresista, vamos a votar PSOE”, recalcó.

“Tengo dos noticias, una mala y una buena”, ha anunciado ante los 3.000 asistentes al acto. “La mala es para la derecha: el 10-N todos los progresistas vamos a ir a votar y vamos a votar al PSOE. La buena es para España: vamos a romper el muro del bloqueo, porque si no tenemos gobierno, no vamos a poder empezar a resolver los problemas de los ciudadanos”.

“Tenemos equipo, presencia territorial para garantizar la vertebración de España y, sobre todo, proyecto político”, mientras que “el único proyecto político del resto de formaciones políticas “es frenar al PSOE en las urnas y que el Gobierno que salga sea lo más débil posible”. Y eso “es nocivo para el país. Por eso, necesitamos concentrar todos los votos en el PSOE”, reiteró.

TRAS EL DEBATE

El líder del PSOE, Pedro Sánchez ha cargado contra sus rivales tras el debate electoral en el que "pudo verse a una ultraderecha envalentonada y a una derecha achantada". El presidente del Gobierno en funciones ha acusado al PP haber hecho "todo lo contrario a lo que hace el PP en Europa, que es combatir a la ultraderecha aislándola, condenando su franquismo, su machismo, su xenofobia, su racismo, y todo aquello que representa valores contrarios a la democracia". Tras el debate el no de Casado y las diferencias cnon Iglesias, el líder socialista encara más solo el 10N, planeando de nuevo el bloqueo político.

Sánchez ha aseverado que en el debate pudo verse que en las elecciones del 10-N "solo hay dos opciones: o votar al PSOE para que se pueda formar Gobierno en España, o votar al resto de formaciones políticas para continuar con el bloqueo". El líder socialista ha denunciado que la derecha de PP y Cs, lejos de plantar cara y marcar distancias con Vox, "callaron y no alzaron la voz".

"En el debate de ayer se pudo ver a una ultraderecha envalentonada y a una derecha achantada", ha afirmado Sánchez, que ha explicado que durante el debate "se dijo que había que derogar el aborto, la Ley contra la Violencia de Género, o suprimir las autonomías, mientras la derecha callaba".

Al igual que el resto de los participantes, Sánchez se ha proclamado vencedor del mismo, a pesar de que hay quienes creen que se vio acorralado por sus rivales, especialmente por Pablo Casado y Pablo Iglesias, que le presionaron sobre las alianzas poselectorales.

El líder socialista aseguró que "esta batalla la tenemos que ganar el 10-N y la tenemos que ganar bien. En primer lugar, porque tenemos que vencer la bloqueo; en segundo lugar, porque necesitamos un gobierno fuerte y, en tercer lugar, para demostrarle a esa derecha que la única manera de que pueda ganar algo de confianza de la sociedad española es aislando a la ultraderecha y no vetando al PSOE".

"Ya que vamos a votar por cuarta vez, que no nos llamen a votar más en 4 años y eso significara que tenemos un gobierno progresista, liderado por el PSOE y con una mayoría parlamentaria suficiente para hace todo lo que soñamos. Necesitamos un esfuerzo más, no demos por hecho lo que digan las encuestas. Es muy importante que nos movilicemos, que hablemos con los indecisos y concentremos el voto en la única organización que puede garantizar la gobernabilidad que es el PSOE", ha zanjado.

loading...