Sánchez descarta la vía de un gobierno de coalición con Unidas Podemos: "La desconfianza es mutua"

"El mandato del 28-A es claro, los ciudadanos quieren un gobierno progresista que no dependa de fuerzas independentistas. Eso interpela a Unidas Podemos, pero también a PP y Ciudadanos para que no bloqueen", aseguró

Enviar a un amigo
07-08-2019

Diario Crítico

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha descartado la posibilidad de retomar las negociaciones para alcanzar una coalición con Unidas Podemos. Así lo manifestó ante los medios tras reunirse con el monarca Felipe VI en el tradicional despacho veraniego del Palacio de Marivent.

Sánchez reprochó a Iglesias que repitió tantas veces que debía vigilar al PSOE por desconfiar de su palabra que el sentimiento se volvió recíproco. "He acabado por desconfiar yo también en el señor Iglesias y Unidas Podemos", confesó. "La desconfianza es mutua", justificó ante la prensa para zanjar esa reclamación de la cúpula de la formación morada.

Asimismo, insistió en que fue Unidas Podemos quien rechazó el Gobierno de coalición. "Una fórmula de Gobierno plural" que estaba sobre la mesa, según Sánchez, quedó en nada porque su secretario general, Pablo Iglesias, habría planteado "dos gobiernos en uno". Una "compartimentación" del Consejo de Ministros que para Sánchez sigue sobre la mesa.

"Yo no soy candidato", aseguró para insistir en que esa oportunidad negociadora ya pasó. No obstante, Sánchez volvió a reclamar el apoyo de los que hasta hace poco eran sus 'socios preferentes' en base a "otras fórmulas" -a la portuguesa o con un acuerdo de investidura o de legislatura sin carteras ministeriales-, al tiempo que buscó la abstención de la derecha para una eventual nueva votación de investidura de aquí a septiembre.

El líder del PSOE apela a PP y Cs

Sánchez valoró las palabras del rey Felipe VI que apeló a las fuerzas políticas a alcanzar un acuerdo que evite una repetición electoral y aseguró compartir el objetivo. "Yo no tiro la toalla", aseguró no obstante descargó en otros la responsabilidad de que así sea.

"El mandato del 28-A es claro, los ciudadanos quieren un gobierno progresista que no dependa de fuerzas independentistas. Eso interpela a Unidas Podemos, pero también a PP y Ciudadanos para que no bloqueen", aseguró.

Relegó a un segundo plano la posibilidad de sacar adelante su investidura en los mismos apoyos que obtuvo con la moción de censura a Mariano Rajoy que le llevó a la Moncloa, pese a que desde ERC le hayan garantizado ya que no bloquearán su nombramiento si el PSOE alcanza un acuerdo de gobierno progresista con Unidas Podemos.

Sánchez rechazó reunirse con representantes de las formaciones soberanistas y recordó que la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ya se reunió con los grupos parlamentarios.

Así, el presidente en funciones y posible nuevo candidato a la investidura aclaró que sólo se va a reunir con Pablo IglesiasPablo Casado y Albert Rivera, siempre que este último no vuelva a declinar la invitación como ya se ha avanzado desde Ciudadanos. "Son [estas formaciones] las que, de verdad, tienen la llave para poder desbloquear esta situación", aseguró Sánchez.