Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Sanidad confina parte de la Inmobiliaria durante 14 días, afectando la medida a 6.500 vecinos y negocios del barrio

El "brote" ya provoca 68 contagiados. Se suspenden las clases en el centro José María Pereda.

Enviar a un amigo
11-09-2020

SANIDAD ha decidido hoy, viernes, confinar una parte importante de La Inmobiliaria que afectará a 6.500 vecinos de los 8.500 que viven en el barrio. Entre las decisiones, se suspenden las clases en el centro José María Pereda.

A las cero horas de hoy viérnes, la situación de la pandemia en Torrelavega es la siguiente:

CASOS POSITIVOS, 806

CONTAGIADOS, 159

CURADOS, 611

FALLECIDOS, 36

En porcentaje esta es la situación: 4,47 fallecidos; 19,73 contagiados o activos; 75,81 por ciento curados.

 

DECISIÓN DE SANIDAD

La Consejería de Sanidad ha publicado el siguiente comunicado en la web del Gobierno regional:

La Consejería de Sanidad ha establecido un cordón sanitario en un área del barrio de La Inmobiliaria de Torrelavega, debido a la existencia de un brote vinculado a una celebración familiar y social, que cuenta con 68 casos positivos por coronavirus identificados en los últimos catorce días, 20 de ellos detectados ayer y 6 en lo que va de día. Entre los afectados se incluye un neonato que se encuentra hospitalizado y también varios niños asociados al brote.

Así lo ha dado a conocer esta mañana el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, en un acto en el que ha estado acompañado por la directora general de Salud Pública, Paloma Navas; el alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada; y el jefe superior de la Policía en Cantabria, Héctor Moreno.

Se trata de una "decisión complicada", ha señalado, que afecta a cerca de 6.500 vecinos que residen en un área de alrededor de 80.000 metros cuadrados y que va dirigida a proteger la salud del conjunto de la población.

La zona afectada incluye la calle Pintor Varela en su totalidad; la calle Julián Urbina, los números impares desde la calle Pintor Varela hasta su intersección con Ceferino Calderón; la calle Ceferino Calderón, entre las intersecciones de las calles José María Pereda y Julián Urbina a ambos márgenes; la calle Marqueses de Valdecilla y Pelayo, desde la confluencia de la misma con José María Pereda hasta la intersección con la calle Juan XXIII, ambos márgenes; y la calle Juan XXIII, desde la calle Marqueses de Valdecilla y Pelayo hasta su intersección con Antonio Bartolomé Suárez, ambos márgenes.

En cuanto a las medidas adoptadas, hacia el exterior de este cordón sanitario se restringe la salida de personas, salvo aquellos desplazamientos debidamente justificados por la asistencia a centros, establecimientos y servicios sanitarios; el cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales o empresariales; el retorno al lugar habitual de residencia si quedase fuera de la zona delimitada; la asistencia y cuidado de personas mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o especialmente vulnerables; causas de fuerza mayor o situación de necesidad y cualquier otra de análoga naturaleza.

Aunque dentro del cordón sanitario se permite la circulación de las personas residentes, el consejero de Sanidad ha desaconsejado los desplazamientos y la realización de actividades "que no sean estrictamente imprescindibles y necesarias", así como limitar al máximo los contactos sociales.

En lo que se refiere a las medidas adoptadas dentro del cordón sanitario, ha enumerado la suspensión de todas las actividades en establecimientos de hostelería y restauración, excepto las relacionadas con la preparación y distribución de comida a domicilio; la suspensión de la apertura al público de los locales y comercios minoristas, a excepción de aquellos relacionados con necesidades de primer orden como alimentación o establecimientos farmacéuticos; la suspensión de todas las actividades deportivas colectivas; la suspensión de todas las actividades en centros y establecimientos deportivos, culturales, recreativos, artísticos, de espectáculos y de ocio; y se restringe la concentración de personas en bodas, bautizos, comuniones, velatorios, funerales, entierros y celebraciones religiosas a un máximo de cinco personas.

Suspensión de la actividad en el Colegio José María Pereda

Además, ha citado la suspensión de toda la actividad presencial en todos los centros de educación universitaria y no universitaria existentes dentro del cordón sanitario, así como cualquier actividad formativa, situación que afecta fundamentalmente al Colegio José María Pereda.

En este apartado, Rodríguez ha aclarado que los escolares que residan dentro del cordón sanitario fijado tampoco deben acudir a su centro educativo, aunque se encuentre fuera del área del barrio de La Inmobiliaria afectada.

"Son medidas muy restrictivas", ha reconocido, "pero que consideramos absolutamente necesarias hasta que consigamos controlar el foco".

También ha comentado que estas medidas son efectivas desde hoy, una vez que el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) ha publicado la correspondiente resolución y que la autoridad judicial ratifique las mismas, y que mantendrán su eficacia durante 14 días naturales, plazo que podrá ser objeto de prórroga en función de la evolución epidemiológica.

Dentro de las medidas incorporadas en la resolución, además del control de los accesos y dentro del cordón sanitario que llevarán a cabo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Policía Local de Torrelavega, el titular de Sanidad ha hecho especial mención a la posibilidad de trasladar a la Dirección General de Salud Pública la identificación de personas para verificar que no están diagnosticadas como casos positivos o como contactos estrechos de un caso diagnosticado, situaciones en las que deberían permanecer en cuarentena domiciliaria.

Miguel Rodríguez ha vuelto a apelar a la responsabilidad ciudadana para cumplir con las medidas sanitarias y preventivas establecidas, subrayando que muchos brotes que están actualmente están controlados han estado relacionados con celebraciones familiares y sociales y han sido evitables.

Pruebas PCR y control del brote

Paloma Navas, que ha vinculado el brote de La Inmobiliaria a una celebración familiar social, ha justificado las medidas adoptadas a la extensión de casos en el ámbito comunitario, que han generado casos terciarios en el domicilio familiar, y a la imposibilidad de completar los rastreos y los contactos, "que impiden garantizar el control del brote".

Sobre la decisión de establecer un cordón sanitario, ha explicado que se basan en datos confirmados. También ha apuntado la importancia del sigilo a la hora de adoptar un confinamiento forzoso para garantizar el éxito de las medidas y evitar que se produzca un efecto salida y la dispersión de casos. Además, ha rechazado el efecto de estigmatización que pueda suponer la adopción de un cordón sanitario, que no es una situación nueva y una búsqueda de culpables.

En el caso de Torrelavega, la idea de establecer este cordón sanitario, ha comentado, es contener no solamente a los casos positivos ya detectados, sino también a aquellos casos sospechosos que todavía no han sido identificados.

Dentro de las medidas que se van a poner en marcha para controlar este brote, la directora general de Salud Pública se ha referido a la realización de pruebas PCR a personas relacionadas con el mismo. En este sentido, ha hecho un llamamiento público a todas las personas residentes en la zona de La Inmobiliaria afectada por el cordón sanitario que han participado en actividades sociales o religiosas en los últimos 14 días o que tengan algún vínculo social o familiar con casos positivas o que estén en situación de cuarentena para que acudan al Colegio José María Pereda desde las 3 a las 8 de la tarde hoy y mañana a partir de las 8 de la mañana.

Ha hecho extensible este llamamiento a los comerciantes dentro del cordón sanitario, al interactuar con un elevado número de personas.

Con esta medida, para la que se pide colaboración que llevarla a cabo de forma ordenada, estamos intentando identificar casos asintomáticos o que no estén detectados, ha precisado.

De acuerdo con el resultado de estos muestreos se irán dirigiendo la estrategia de cribado e identificación de los casos en los próximos días.

Todas estas medidas, ha señalado Paloma Navas, van dirigidas al cuidado, de atención sanitaria y de protección. Por este motivo, ha reclamado la colaboración con los rastreadores y el cumplimiento de las cuarentenas y aislamientos preventivos en su duración estipulada.

Colaboración municipal

Por su parte, Javier López Estrada ha compartido la necesidad de las medidas adoptadas por la Consejería de Sanidad y ha lamentado que ciudadanos que han cumplido con todas las exigencias normativas se vean ahora afectados por una nueva y dura etapa de restricciones por el comportamiento de unos pocos.

También ha puesto a disposición de Sanidad los recursos municipales necesarios para cumplir la resolución acordada, ayudar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y facilitar la vida diaria de los ciudadanos afectados.

SITUACIÓN DEL "BROTE"

DESDE EL MIÉRCOLES POR LA TARDE -casi han transcurrido 48 horas- las autoridades sanitarias intentan localizar el origen de un brote de Covid desarrollado en Torrelavega (que podría superar el medio centenar (ya hay 65 actualmente) de contagiados), una ciudad que en estos momentos atraviesa una subida progresiva de los contagiados o activos, pasando en el último mes y medio de los diez a 134 de ayer, jueves, según el informe de la Consejería de Sanidad, tras detectarse desde marzo un total de 775 casos con 36 fallecidos.

Aunque los datos reales ya pueden formar parte del estudio de medidas, Sanidad sigue sin confirmar -a primeras horas de hoy, viernes- si procederá o no a un confinamiento parcial del barrio de La Inmobiliaria, sobre todo a raíz de que los participantes de las ceremonias que propiciaron este "brote" hayan manifestado que no colaborarán con los rastreadores para impedir que se amplie el "brote". Por tanto, seguimos a la espera de decisiones para atajar este hecho que agrava aún más la situaciòn de la pandemia en Torrelavega. 

El lugar donde se ha detectado este brote es en el barrio de la Inmobiliaria, donde vive el mayor número de inmigrantes. Ayer, antes de conocerse este contagio masivo que según informaciones de Salud Pública afectaría a una treintena de personas, la vida discurría con calma en este populoso barrio en el que se encuentra la Iglesia de la Asunción y por el que discurre como arteria principal la calle Juan XXIII, que sale de la misma iglesia desde conde de Torreanaz. Se podían ver numerosas personas de color en las calles y la ocupación de todos los días en los bares y negocios de alimentación.

En este barrio se encuentra uno de los históricos centros educativos de la ciudad, como es el Colegio Público José María de Pereda. También en este barrio se encuentra el antiguo hospital de Cruz Roja, reconvertido hoy en un lugar al que se destinan, en principio, a inmigrantes irregulares.  

Se espera que a lo largo de las próximas horas, desde Sanidad se informe de este "brote" de la pandemia que viene a complicar las cosas en la segunda población de Cantabria ya que supondrá un importante incremento de casos. 

LOS CONTAGIADOS PUEDEN SER MEDIO CENTENAR

Torrelavega ha registrado un brote de al menos 5O contagios de coronavirus relacionado con dos fiestas familiares, que a su vez estarían relacionadas con un bautizo con asistencia de numerosas personas vinculadas a la comunidad musulmana del barrio que, según todas las opiniones, ha sido el origen de este brote de corovinavirus que ha sembrado inquietud y crispación entre los vecinos de La Inmobiliaria, por la actitud irresponsable del centenar de personas que asistieron a esta celebración.

Al parecer, el origen del brote ha tenido dos focos. Por un lado, una celebración familiar que tuvo lugar en un local comercial de la calle Juan XXIII con la asistencia de 50 personas. Y, por otro lado, otras dos celebraciones en sendos pisos de la calle Leonardo Torres Quevedo en las que participaron 60 personas. Sin embargo, estos posibles hechos relacionados con el "brote" no están definitivamente confirmados.

Este nuevo brote se ha originado, como se ha señalado, en el barrio de La Inmobiliaria, donde residen unas 8.000 personas, y según ha confirmado el alcalde en una rueda de prensa, no descartan aplicar un confinamiento parcial, aunque es algo que no depende del Ayuntamiento.

El regidor, Javier López, ha explicado en Al Rojo Vivo de La Sexta que por el momento hay 32 positivos de COVID-19 confirmados, aunque según "la información extraoficial podríamos estar hablando de medio centenar" de contagios.

Asimismo, ha tachado la actuación de las familias como "un acto de irresponsabilidad", al celebrar un bautizo "con 50 asistentes en un local comercial sin licencia para ello" y "dos actos en dos viviendas con 60 asistentes". 

Javier López también ha explicado que los implicados no han mostrado colaboración con los rastreadores, algo fundamental para localizar al resto de contagiados y frenar la expansión del virus.

"Es un acto irresponsable, incívico e ilegal. Es inasumible que no colaboren con los rastreadores para poder evaluar los nuevos casos que puedan salir", ha explicado en esta entrevista.

Las autoridades sanitarias, por el momento, todavía no han procedido a aplicar un confinamiento parcial, aunque no lo descartan, pero sí se ha incrementado la vigilancia policial y ordenado el cierre de algunos espacios públicos.