Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Sniace, sentenciada: las instalaciones serán troceadas y vendidas en lotes

Esta situación se produce después de que un día antes el Gobierno de Cantabria aprobara imponer una sanción de más de 37 millones de euros a la empresa por unas emisiones de dióxido de carbono no comunicadas en 2019.

Enviar a un amigo
Sniace, sentenciada: las instalaciones serán troceadas y vendidas en lotes
06-05-2022

 

Según se ha informado, los administradores concursales de Sniace han rechazado la única oferta que recibieron para adquirir la totalidad de la unidad productiva de la factoría química cántabra, porque es "muy baja", según han informado miembros del comité de empresa tras mantener contacto con los administradores. Todo indica que ante el fracaso de esta opción, la empresa se venta por lotes.

Sniace cerró su actividad en febrero de 2020 tras iniciarse un plan de liquidación, aprobado por un Juzgado de Madrid, que fijó la forma de proceder para la venta de la factoría de Torrelavega.

La oferta que han desechado los administradores se presentó el pasado 20 de abril, por la noche, pocas horas antes del cierre del plazo que se había establecido para formularlas, y los concursales se dieron un plazo de entre 8 y 10 días para analizarla.

El plan de liquidación aprobado por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid establecía que si no se aceptaban ofertas a la totalidad, el proceso de liquidación entraría en una nueva fase en la que se empezarían a subastar los activos del complejo por lotes.

Se establecieron seis lotes: cogeneración, depuradora, forestal, activos corporativos, celulosa y viscosa.

Además de esta oferta a la totalidad, los administradores recibieron dos propuestas de compra para la parte forestal, que si se podría completar en esta nueva fase de venta por lotes.

Esta situación se produce después de que un día antes el Gobierno de Cantabria aprobara imponer una sanción de más de 37 millones de euros a la empresa por unas emisiones de dióxido de carbono no comunicadas en 2019.