Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Sobre las reclamaciones a Aqualia de cientos de santanderinos, el Ayuntamiento dice que retrasó su pago hasta el cuarto trimestre

La concejal de Medio Ambiente indica que a las bonifaciones existentes para tarifas domésticas se han sumado, recientemente, las empresariales por la pandemia reinante.

Enviar a un amigo
15-08-2020

Son ya cientos de santanderinos los que vienen reclamando ante las oficinas de Aqualia -emoresa a la que el Ayuntamiento de Santander contrató para la gestiòn del agua- los recibos pagados en estos meses de pandemia.

En la empresa se afirma a los que acuden a protestar que el consumo de agua se hizo estimativo, pero lo cierto es que muchas familias han visto duplicados los recibos, con clara incidencia en las cuentas domésticas. Al parecer, la empresa señala que por en confinamiento los recibos se hicieron estimativos y que en los próximos meses realizarán un "ajuste" de los mismos, si bien por el momento todos los que tienen domiciliado el pago han comprobado que se les ha facturado el doble.

La alcaldesa Gema Igual no ha querido saber nada del problema ante tanta reclamación, ni tampoco ha ordenado un control de la empresa en cuanto a los recibos que emite a los santanderinos, lo que ha obligado a cientos de titulares a acudir a las oficinas de Aqualia a reclamar por pagos sobreestimados.

AGUA Y SANEAMIENTO 

En la página web de esta empresa se señala que el Ayuntamiento de Santander presta el servicio de suministro de agua potable y saneamiento de agua por medio de la empresa Aqualia gestión integral del agua S.A., que es la adjudicataria de la concesión para la gestión integral del Servicio Municipal de Agua y Saneamiento de Santander.

La concesión ha entrado en vigor el día 1 de abril de 2006 y tendrá una vigencia de 25 años. Aqualia desarrolla su actividad a través de sus diferentes departamentos: administración, redes de abastecimiento y alcantarillado, oficina técnica y atención al cliente. Desde entonces, el encarecimiento del agua para los hogares santanderinos ha sido importante, de ahí las reclamaciones que vienen produciéndose de consumidores y familias.

Con un estilo de propaganda habitual en estos casos, en la web de Aqualia puede leerse que con una plantilla de 135 trabajadores "cuidamos con esmero la atención a nuestros clientes, tanto en nuestras oficinas, como a través de Aqualia contact, nuestro centro de atención telefónica".

En cuanto a la gestión de los depósitos y las redes de distribución y alcantarillado, se está procediendo a mejorar y a incorporar nuevos sistemas de telecontrol de las principales instalaciones, así como de Planes Directores de Abastecimiento y Saneamiento.

Todo ello -podemos afirmar- bien pagado y financiado por los ciudadanos como ponen de manifiesto las reclamaciones por tarifar en estos meses pasados un consumo de agua que no han comprobado, sino que han pasado al cobo cantidades en ocasiones duplicadas. El hecho de que existan consumidores que no realizan este tipo de reclamaciones, significa más ganancias para la empresa adjudicataria.

Desde el Ayuntamiento y por la alcaldesa -entienden muchos a los que hemos preguntado- que debió darse instrucciones a la empresa para que no pasara la factura por agua de estos meses hasta la comprobación de los contadores. 

 

Comienza el cobro de los recibos de basura aplazados para aliviar la carga económica de los vecinos

 

En relación con lo anterior, el Ayuntamiento de Santander difundió a primeros del mes de agosto la nota que a continuaciòn transcribimos:

 

Los recibos de basura correspondientes al pago del segundo trimestre que fueron aplazados con carácter excepcional y urgente el pasado 24 de marzo, con motivo del estado de alarma y con el objetivo de aliviar la carga económica de los vecinos y familias, se han comenzado a cobrar.

 

Así lo ha explicado la concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo, quien ha recordado que el Ayuntamiento aplazó tres meses -hasta el tercer trimestre- el pago del recibo en la parte de  basura y canon de saneamiento, y seis -hasta el cuarto trimestre- en su parte de agua y alcantarillado, haciendo posible así que los santanderinos no tuvieran que pagar en el segundo trimestre del año en concepto de agua, alcantarillado, basura y canon.

 

La responsable municipal ha recordado que el Consistorio habilitó el número de teléfono gratuito 900 81 31 29 para que aquellos ciudadanos que no quisieran acogerse al aplazamiento pudieran solicitar el pago ordinario antes del pasado 29 de mayo.

 

Así, en el tercer trimestre, al recibo habitual se añade la tasa de la basura y canon de saneamiento,  correspondiente al segundo trimestre y en el siguiente a la factura ordinaria del cuatro trimestre se sumará la tasa correspondiente al agua y alcantarillado del segundo trimestre.

 

Rojo ha remarcado que el Ayuntamiento ha querido también apoyar a los establecimientos que han tenido que suspender su actividad como consecuencia del estado de alarma, modificando la tarifa por prestación del servicio de recogida de basuras correspondiente al segundo trimestre al epígrafe de locales cerrados. De esta forma, los propietarios de estos negocios no solo han visto aplazado el pago sino que la tasa del segundo trimestre por este concepto fue la mínima prevista en la ordenanza para los locales cerrados (25,62 €/trimestre), lo que supone, en su conjunto, una bonificación total de 440.000 euros.

 

Igualmente, ha recordado las bonificaciones existentes en las ordenanzas para tarifas domésticas, facilidades a las que se ha sumado recientemente, y según la modificación en la ordenanza aprobada el pasado mes de julio, el tejido empresarial de la ciudad podrá beneficiarse hasta final de año de la bonificación de la  tasa de basura no doméstica, con una reducción del 50% y del 25% en el tercer y cuarto trimestre, respectivamente.