Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

Torra, que será juzgado hoy por desobediencia, insiste en hablar y negociar con Sánchez

Como conclusión, apunta a que las condiciones mínimas deben ser: "Que no haya condiciones y que el Govern de Cataluña se siente con el Gobierno de España, de tú a tú, hablan de todo".

Enviar a un amigo
18-11-2019

El Tribunal Superior de Justícia de CataluÑa (TSJC) juzga hoy al presidente de la Generalitat, Quim Torra, acusado de un delito de desobediencia por no haber descolgado a tiempo los lazos amarillos del Palau de la Generalitat durante el periodo electoral de la anterior campaña de las generales del 28-A.

El presidente catalán se enfrenta a una pena de inhabilitación que podría poner fecha de caducidad a su liderazgo en el Govern y que, en tal caso, podría abrir un escenario de imprevisibilidad sobre la continuidad del Ejecutivo que conforman JxCat y ERC.

La Fiscalía pide para Torra una pena de un año y ocho meses de inhabilitación al considerar que desoyó las órdenes de la Junta Electoral Central que le obligaban a descolgar las pancartas con los lazos amarillos y a favor de la libertad de los presos independentistas que lucían en Palau. La pena de inhabilitación, sin embargo, podría ser superior. Como ya ocurriera en la causa del Supremo, en este procedimiento también está personado Vox, que solicita la suspensión de Torra durante dos años y una multa de 72.000 euros. El juez instructor aceptó el ingreso del partido ultraderechista en la causa previo pago de 15.000 euros de fianza y bajo la advertencia de que no aceptaría una “acusación maliciosa”.

PROSIGUE LA TENSIÓN

Continúa la tensión entre los gobiernos central y catalán y Quim Torra ha vuelto a dejarlo claro en una entrevista al diario 'Ara', donde manifiesta que la solución pasa por la autodeterminación y, en el caso de afrontar una fase de diálogo con el Estado, pone sobre la mesa una serie de exigencias.

Para empezar, duda ya incluso de lo que se conoció como la Mesa de diálogo o mesa de partidos de Pedralbes: "Pedralbes significa muchas cosas. Quiere decir, primero, reconocer la bilateralidad. Y, por tanto, lo primero que debería hacer el señor Sánchez, si me permite, es llamarme", exige.

Respecto a cualquier contacto con Sánchez, deja claro que no lo ha habido: "No, yo le llamé el lunes para felicitarle [por las elecciones] y no me cogió el teléfono. Han pasado 5 días, no me ha llamado. Es muy importante este reconocimiento mutuo, porque la negociación es de gobierno a gobierno"

Además, exige "respeto y entender que ésta es una negociación entre iguales, entre dos sujetos políticos. Uno es Cataluña y el otro es España". También expone que Pedralbes no debe imponer "condiciones por parte de nadie". "Nosotros vamos a defender el ejercicio del derecho de la autodeterminación de Cataluña. Por lo tanto, entendemos que el Gobierno hará su propuesta", comenta, pero el Gobierno socialista ya dejó claro que no puede hablar sobre condiciones fuera de la legalidad, como es hablar de autodeterminación.

Además, incluye una nueva exgencia, que pasa por que no se actúe contra Roger Torrent: "Entiendo que si hay una voluntad de avanzar en un diálogo honesto, lo primero que hará Sánchez será retirar las acusaciones que hace la Fiscalía contra el presidente del Parlament. No me parecería lógico que estuviéramos hablando del derecho de la autodeterminación en una mesa y, por otro lado, la Fiscalía estuviera investigando el Parlamento para hablar del derecho a la autodeterminación".

Como conclusión, apunta a que las condiciones mínimas deben ser: "Que no haya condiciones y que el Govern de Cataluña se siente con el Gobierno de España, de tú a tú, hablan de todo. Y esto lo haríamos, esta vez sí, con unas condiciones de formalidad, por lo que tenemos que recuperar esa figura del mediador, del relator, llamémoslo como queramos, que debe ayudar a vestir un proceso de negociación serio y creíble".

loading...