Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Vox, objetivo de la izquierda arbetzale: agresión a Rocío de Meer y encerrona a Abascal

"Esto no es un acto de provocación como han dicho otros grupos políticos y los medios de comunicación, sino un acto legítimo", defendió, prometiendo no retirar sus planes de hacer campaña en País Vasco

Enviar a un amigo
27-06-2020

Diario Crítico

El partido de Santiago Abascal sigue teniendo problemas en Euskadi. Este viernes, en Sestao, donde pretendía hacer un acto de campaña electoral, Vox sufrió la agresión a una diputada, Rocío de Meer, y el propio presidente fue recibido por decenas de personas que le querían impedir participar en los actos.

De Meer recibió un fuerte impacto en la cabeza producido por el lanzamiento de una piedra durante la celebración del mitin que estaba teniendo lugar en la plaza de San Pedro de Sestao. La diputada tiene una brecha en la ceja y un hematoma en la cara.

El acto se desarrolló en mitad de fuertes altercados provocados por la izquierda abertzale, concentrada en los alrededores, y que impidió el normal funcionamiento del mitin desde el inicio hasta el final. Muchos de los militantes e interesados en el mitin tuvieron que quedarse fuera del recinto.

"Los cachorros de Urkullu, Otegi e Iglesias han amenazado también de muerte a Santiago Abascal con la complicidad del gobierno vasco, incapaz de garantizar unas medidas mínimas de seguridad para el normal transcurso de unas elecciones libres, democráticas y ausentes de cualquier violencia", denuncia Vox en su web.

Abascal, en declaraciones posteriores, aseguró que la policía autonómica vasca "no ha disuelto este acto de hostigamiento mafioso y proterrorista contra nosotros". "Aún hay medios de comunicación en el País Vasco, algunos incluso del grupo Vocento, que se atreven a clasificarnos de extrema derecha. Ese calificativo es el que luego trae aquí a algunas personas a amenazarnos y a atacar nuestra integridad física y nuestras libertades", afirmó.

"Esto no es un acto de provocación como han dicho otros grupos políticos y los medios de comunicación, sino un acto legítimo", defendió, prometiendo no retirar sus planes de hacer campaña en País Vasco. Abascal acusaba al PNV de "permitir sistemáticamente en cada acto político de Vox el hostigamiento y la violencia contra nuestros candidatos, afiliados y simpatizantes que querían ejercer sus derechos políticos”, y ha denunciado el lanzamiento de piedras, gases, cristales y huevos y las constantes amenazas contra las personas que acudían al acto político.

Abascal realizaba el viernes por la tarde en Sestao el primer acto oficial de la campaña de Vox a las elecciones al Parlamento vasco acompañado del candidato por Vizcaya Niko Gutiérrez y la diputada nacional Rocío de Meer.

POSTURA DE LA POLICÍA VASCA

La Ertzaintza informó del despliegue de un dispositivo de seguridad que precisamente permitió la celebración del mitin de Vox en Sestao el viernes, pese a las acusaciones de este partido a la policía autonómica.

El cuerpo policial explicó que, al finalizar el mitin, vio necesario escoltar a los dirigentes de esta formación política para garantizar su seguridad al dirigirse a sus coches y de proteger, así mismo, la salida del lugar de personas que habían acudido al mitin.

La Ertzaintza habla de "acoso" por grupos de personas que "en todo momento han intentado reventar el acto electoral". Y añade en su nota oficial: "La concentración de personas que con su actitud agresiva y obstruccionista han intentado reventar el mitin no había sido comunicada previamente, tal y como procede, por lo que la Ertzaintza ya ha abierto diligencias para tratar de esclarecer penalmente qué personas o grupos de personas pueden haber provocado los incidentes de esta tarde en Sestao".

La Ertzaintza recuerda en su comunicado que la alteración del orden público en un acto electoral puede constituir delito tal y como establece la Ley Orgánica 5/1985 de Régimen Electoral General que contempla penas de 3 a 12 meses.

La Ertzaintza ya había comunicado a los convocantes de la manifestación de protesta contra otro mitin de Vox, en Irún, la prohibición de llevarla a cabo.

"El motivo de la prohibición es precisamente el cambio de recorrido que los manifestantes habían solicitado en una segunda convocatoria para hacer coincidir el final de su manifestación con la hora y el lugar en el que Vox había decidido celebrar definitivamente su mitin", explica.