Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Vox anuncia una moción de censura contra Sánchez que el PP no apoyará

CASADO (PP) auguró que, si el Gobierno tarda en tomar medidas y luego son drásticas, el cierre económico puede ser “brutal”, por lo que España puede llegar a ser el país que peor salga de esta crisis.

Enviar a un amigo
29-07-2020

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha subrayado este miércoles que “cuando Europa se ha visto confrontada al mayor desafío de su historia de estos últimos 100 años , Europa ha sabido estar a la altura” y “cuando España propuso un Plan Marshall para encarar la mayor calamidad en el último siglo, Europa aprobó un Plan Marshall”. “La esperanza venció al miedo y Europa encontró su lugar”, remarcó.

Así lo aseguró en su comparecencia, a petición propia, ante el pleno del Congreso de los Diputados para infomar de los últimos Consejos Europeos, principalmente del que se celebró del 17 al 21 de julio, en cuyas conclusiones se aprobó finalmente el paquete de apoyo a la recuperación frente a las consecuencias económicas y sociales del Covid19.

A su juicio, de este acuerdo histórico pueden extraerse varias elecciones: la primera “ha sido volver a ser quiénes somos, volver a ser Europa para que Europa proteja a Europa y volver a creer en la unión y en el principio de reciprocidad, unidos”; la segunda, que en la crisis de 2008 se hizo una política que no pensaba en las personas, sino en las macroestructuras económicas y cuando la política se olvida de las personas, las personas se olvidan de la política”, y la tercera lección, que “lo que Europa pide es la España que queremos,que es la España en la que creemos: una España con igualdad de género; una España con cohesión social y territorial; una España que apueste decididamente por la transición ecológica y digitalización económica. En definitiva, un propósito único, que es recuperar el crecimiento, crear empleo, crear empresa y que ese empleo sea digno y estable”.

En el relato de las negociaciones en Europa durante los últimos meses, el jefe del Ejecutivo destacó que “la posición de España fue determinante en el resultado final”. Prueba de ello, es que el 23 de marzo, apenas declarado el Estado de Alarma en nuestro país, España ya reclamó “un Plan Marshall europeo” y que también fue España quien, junto a Italia y otros siete Estados miembros, envió a las instituciones una carta abierta abogando por “un instrumento de deuda común” ante la emergencia económica y la primera que abiertamente planteó transferencias en el marco presupuestario.

El presidente del Gobierno ha remarcado la enorme dificultad de las negociaciones, ya que existían “posiciones muy alejadas” y por ello aseguró que el Plan de recuperación “constituye un hito, tanto para España como para Europa. Un hito económico, porque por primera vez la Unión Europea asume una deuda importante de manera colectiva para canalizarla a través de programas en base a transferencias, difiriendo su reembolso en el tiempo y dando un salto cualitativo para hacer frente a un desafío también sin precedentes”, pero “también un hito político, porque hemos sabido superar posiciones muy encontradas, alejadas en el espectro político”.

Una oportunidad para un crecimiento más solido y sostenible

En este punto, Sánchez desgranó los elementos principales del acuerdo europeo, que ha permitido a España “mantener sus principales objetivos”. En primer lugar, subrayó que hemos logrado mantener el volumen del Fondo de Recuperación en 750.000 millones de euros, compuestos fundamentalmente de transferencias, lo que para España “era el tamaño mínimo”. De ellos, aproximadamente 140.000 millones de euros corresponden a nuestro país, lo que asciende al 11% de nuestro PIB.

“Es, por tanto, un acuerdo muy ambicioso,sin precedentes”, “un Plan Marshall, que permite afrontar, con un respaldo sólido, la difícil tarea de la recuperación económica y social en nuestro continente y en nuestro país”, dijo Sánchez.

España debe entenderse con España

Durante su intervención, Pedro Sánchez insistió en que la negociación “es la única clave para llegar a acuerdos”, como se ha demostrado en Europa, “donde los países, viniésemos de la familia política de la que viniésemos, necesitábamos un acuerdo”.

“Europa debía entenderse con Europa. Y España debe entenderse con España. Y, si en Europa se puede, en España se debe poder. Debemos hacer que se pueda”. En este sentido, añadió que “si fue posible reducir esa distancia, nadie entenderá que no se pueda hacer lo mismo en España. Si un gobierno liberal holandés ha podido entenderse con un gobierno de izquierdas español, resulta difícil explicar que entre partidos españoles, que defienden los mismos intereses, no sea posible llegar a acuerdos”.

Por ello, concluyó pidiendo que “este acuerdo histórico de Bruselas sirva también de ejemplo, de acicate y de inspiración y nos ponga a todos frente al espejo”. “Si España quiere, España puede. Ahora es nuestro turno. Ese horizonte de unidad y acuerdo debe ser también nuestro horizonte. Solo necesitamos creer en nosotros mismos”, resaltó.

CASADO LE PIDE QUE BUSQUE SOCIOS NO EXTREMISTAS

Hoy, en el pleno monográfico del Congreso de los Diputados para analizar el acuerdo europeo para crear un fondo de ayudas a la reconstrucción tras la pandemia del coronavirus, el líder el PP, Pablo Casado, ha emplazado al presidente Pedro Sánchez a decidir si apuesta por la moderación y la centralidad que le exige Europa o por el extremismo de sus socios de investidura.

Además, preguntó indignado a Sánchez si vive “una realidad paralela” por acudir al Congreso a aplaudirse y a darse autobombo, mientras España ha perdido "a 45.000 compatriotas por el coronavirus", con 7 millones de españoles que quieren trabajar y no pueden y con una situación “preocupante” por los rebrotes, que ha llevado a medio mundo a ponernos en la lista negra de países turísticos no confiables.

También reprochó Casado el “triunfalismo” del Gobierno y que vaya a tropezar por segunda vez con la misma piedra, por lo que le exige humildad, menos mentira, menos arrogancia y afrontar la ineficacia en la gestión a la hora de tomar medidas.

Aunque valoró muy positivamente el Fondo de Recuperación Europeo propuesto por Angela Merkel, Úrsula von der Leyen y Christine Lagarde, todas ellas del Partido Popular Europeo, algo que destacó especialmentet Casado, quien dijo no entender por qué Sánchez se quedó en actitud de escucha pasiva y dejó que el resto de líderes decidieran.

Y aseguró que Sánchez se presenta en el Congreso con “un rescate en toda regla, un tercio de la piel del oso que no ha cazado” y le exige emplear bien estos fondos, porque “España necesita una política de sensatez, crecimiento económico y convergencia con las grandes democracias europeas, algo de lo que adolece el banco azul del Congreso”.

Desbordado

Asimismo, recordó que el PP sí ha tendido la mano al Ejecutivo pero, al verle desbordado, le pide acabar con el triunfalismo, instándole a intentar terminar con los rebrotes, ya que España es el país más descontrolado de la UE.

Casado ha propuesto un plan alternativo con un mando único sanitario, un acuerdo jurídico y llevar a cabo una “reforma exprés” de leyes orgánicas que autoricen limitar la movilidad o establecer cuarentenas sin acudir al estado de alarma.

También auguró que, si el Gobierno tarda en tomar medidas y luego son drásticas, el cierre económico puede ser “brutal”, por lo que España puede llegar a ser el país que peor salga de esta crisis.

Por otra parte, Casado reprochó al presidente del Gobierno que, con datos como los de la EPA, con un millón de españoles que han perdido sus empleos en el último trimestre, venga al Congreso a aplaudirse y le ofrece soluciones: bajar los impuestos, flexibilidad laboral, eliminar trabas burocráticas, incidir en la formación, en la competitividad y en la reindustrialización.

Es por eso que urgió a Sánchez a no tolerar que el vicepresidente Pablo Iglesias “se ponga del lado de quienes están en la cárcel por hacer algo que está en contra de la Constitución” y le reprocha que no valore que uno de los que han vuelto a prisión anime a incumplir la Ley cuando no gusta.

VOX ANUNCIA UNA MOCIÓN DE CENSURA

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado este miércoles que presentará una moción de censura contra Pedro Sánchez a la vuelta del verano, en el mes de septiembre. "A esta moción invitamos y llamamos a todos los diputados de todos los partidos que crean que aún estamos a tiempo de evitar que España caiga en la ruina, la muerte y la opresión", pidió Abascal.

Abascal lo anunció en el estrado durante su turno de palabra en el pleno monográfico sobre el reciente Consejo Europeo en el que se aprobaron los fondos de ayuda para la reconstrucción tras la crisis del coronavirus.

"Este grupo parlamentario ha compartido y ha sentido la impotencia de la sociedad española ante este gobierno ilegítimo y desaprensivo. Les dijimos desde esta tribuna lo que millones de españoles querían decirles… Incluso hemos tenido las movilizaciones… pero no es suficiente. No basta. La sociedad española exige y merece mucho más de nosotros", explicó el líder de Vox.

El PP ya dice 'no'

Sin embargo, pocos apoyos va a tener a día de hoy, porque el PP confirmaba poco después que no se sumará a la iniciativa de este partido: "No cuenten con nosotros para maniobras de distracción". Considera el partido que lograría lo contrario: reforzar al líder socialista.

En concreto, el PP se hizo eco de un mensaje en redes sociales de su secretario general, Teodoro García Egea, quien escribió: "Moción de censura post vacacional para salvar al soldado Sánchez. El PP estará siempre en lo importante: salvar vidas y empleos. No cuenten con nosotros para maniobras de distracción que refuercen al PSOE".

Después de la (única) exitosa moción de censura de 2018 contra Mariano Rajoy, ésta sería la quinta que se presente en nuestro país tras las que se celebraron en el Congreso de los Diputados: Afolfo Suárez (1980), Felipe González (1987) y el citado Rajoy (que sufrió dos, una en 2017 que fracasó y la que sí salió adelante en 2018).

El anuncio de Abascal se contextualiza en un intento por medir apoyos para el presidente y comprometer a sus socios en plena crisis económica tras la pandemia y el confinamiento, así como el lío de la situación catalana. Vox pretendería sumar los votos de sus 52 diputados, los 89 del PP, los 10 de Ciudadanos y algunos otros como los 2 de Navarra Suma o la diputada de Coalición Canaria. Juntos no llegan a los necesarios 176 votos a favor de un candidato alternativo, que en teoría podría ser Abascal, u otro que proponga Vox.

La moción de censura en España es un procedimiento establecido en el artículo 113 de la Constitución española de 1978 que permite al Parlamento retirar su confianza al presidente del Gobierno y forzar su dimisión. En España, la moción de censura es constructiva y continuista, es decir, no finaliza la legislatura, sino que plantea un candidato para sustituir al presidente y, si obtiene una mayoría absoluta, se hace con el cargo de jefe del Ejecutivo.