Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

¡Sí se puede!

Justo hoy, con tan solo seis años, formamos parte del primer gobierno de coalición de España desde la democracia reciente, estamos haciendo historia, estamos comenzando a cambiar las cosas

Enviar a un amigo
14-01-2020

Hace casi 8 años se generó un movimiento ciudadano, se denominó el movimiento 15M, también llamado movimiento de los indignados. Después de que varios grupos de personas decidieran acampar en plazas de diferentes ciudades de España esa noche de forma espontánea, se produjeron una serie de protestas pacíficas en España, con la intención de promover una democracia más participativa alejada del bipartidismo PSOE-PP (binomio denominado PPSOE)y del dominio de bancos y corporaciones, así como una «auténtica división de poderes» y otras medidas con la intención de mejorar el sistema democrático. Sus reivindicaciones, en clave de consignas, eran claras: “No nos representan; “No somos marionetas en manos de políticos y banqueros» o «Democracia real ¡YA!»

Poco después, a esas personas que llenamos las plazas nos dijeron que, si queríamos cambiar las cosas, creáramos un partido y nos presentáramos a las elecciones. 

El día 16 de enero de 2014, hace apenas 6 años, nació Podemos, un partido que venían a cambiar las cosas, con gente de la calle, ¡gente corriente haciendo cosas excepcionales!

Justo hoy, con tan solo seis años, formamos parte del primer gobierno de coalición de España desde la democracia reciente, estamos haciendo historia, estamos comenzando a cambiar las cosas. Apostamos por una herramienta política que permitía hacer de la indignación un elemento organizado capaz de abrir brecha en un régimen caduco. Está por ver todavía hasta dónde llegará esa brecha, pero alguna grieta ya hemos mostrado.

En todo este tiempo, hubo dudas de todas las partes posibles, y tuvimos ataques desde todos los frentes,algunas desleales, otras honestas y claras. Estas últimas son las que demuestran la firmeza de nuestras convicciones y nuestro proyecto, sólido y duradero, lo dijimos y lo mantenemos, llegamos para quedarnos, para abrir puertas y ventanas en las instituciones. Y aunque el inminente Ejecutivo no consiga todo lo que nos gustaría tan pronto como quisiéramos, estamos seguras de que será útil para avanzar en el camino de la justicia social.

Hemos pasado por cosas que nadie podía imaginarse, las cloacas funcionando a toda máquina, una policía política creando informes falsos contra Podemos, creando noticias falsas, robos de teléfonos personales, y un sinfín de torturas…se nos ha relacionado con Venezuela o Irán, se nos ha relacionado con prácticas criminales, en el año 2017, había ya 14 causas archivadas contra miembros de Podemos por financiación ilegal….todo mentiras y falsedades, para acabar con nosotros, pero como bien dice Juan Carlos Monedero, miembro fundador de Podemos, “ han venido a fusilarnos pero nos han fusilado mal”.

¡Y ahora, por fin, después de todo eso, después de decirnos una y mil veces que 'no se puede', que nunca conseguiríamos nada... después de todo eso, podemos decir alto y claro que '¡sí que se puede!'.Que hay por primera vez en la democracia reciente en España un gobierno de coalición progresista, un gobierno que por primera vez ha firmado un programa de izquierdas.

A eso vinimos: a ser útiles para nuestro pueblo, para nuestra gente, para todas esas personas que han sufrido las consecuencias de una economía que explota a las personas y a los recursos naturales por encima de nuestras posibilidades.

Tendremos delante a los poderes oligárquicos y la ultra ultraderecha. Esa tan reaccionaria como hemos visto en el debate de investidura, con insultos hacia diputados electos y faltas de respeto. En definitiva, haciendo un espectáculo fue vergonzoso. No saben el sentido de la palabra democracia y solo respetan el “juego” cuando ellos ganan.

Ahora les decimos a los poderosos que siempre nos tendrán enfrente, que nosotros y nosotras estamos para defender a la gente normal, a la gente trabajadora, a las clases populares, a las feministas, a las kellys, a los obreros, a las trabajadoras de la dependencia, a las personas que luchan por el cambio climático, a las que luchan para parar cualquier desahucio, para los que luchan por los derechos LGTB, para los que luchan por losmigrantes, por los refugiados... y por tantas y tantas personas que nos necesitan.

¡Sabemos dónde estamos, de dónde venimos y nunca se nos va a olvidar, no equivocaremos en muchas cosas, pero nunca nos equivocaremos de bando!

Hoy más que nunca decimos alto y claro que se podía, se pudo y se podrá, hoy más que nunca necesitamos el apoyo de las clases populares, y de los movimientos sociales, necesitamos a toda la gente luchadora, en la calle, apoyando, porque sin su empuje, nada será posible.

Hoy más que nunca tendremos unos ministros y ministras que miren por todos y cada uno de vosotros y vosotras, porque son gente corriente, haciendo cosas extraordinarias, por todo ello hoy decimos alto y claro que: ¡sí se puede!