Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

Balance positivo del encuentro “La libertad es una librería”, que apuesta por los escritores más jovenes

“La vía de colaboración con otras entidades, como la que estamos manteniendo con AMICA, ciertamente nos proporciona a los autores una visibilidad pública más notable que la que teníamos”, señaló Cicero

Enviar a un amigo
14-02-2020

El presidente de la Sociedad Cántabra de Escritores, Isidro Cicero, calificó como “esclarecedores” los resultados del II Encuentro del Libro y Actividades de la Palabra que se celebró los pasados días 4 y 5 de febrero en la Biblioteca Central de Cantabria, a la vez que agradeció la colaboración de la Dirección Regional de Cultura y el patrocinio de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte, “sin la cual este evento no habría sido posible”. “En el próximo futuro tenemos que poner el foco de atención en los escritores y escritoras jóvenes, que marcan ya varios cambios de tendencias y que la Sociedad Cántabra de Escritores debe impulsar de forma decidida”, añadió.

“La vía de colaboración con otras entidades, como la que estamos manteniendo con AMICA, ciertamente nos proporciona a los autores una visibilidad pública más notable que la que teníamos”, señaló Cicero, “pero, sobre todo, define el sentido de la participación social de un colectivo tan singular como es el de los escritores y que no es otro que colaborar en la  promoción del libro, contribuyendo a incrementar y mejorar el hábito de leer y todo ello a través del fomento de una forma de voluntariado cultural”

Según su presidente, la Sociedad Cántabra de Escritores valora muy positivamente el impulso recibido de la Dirección Regional de Cultura, cuya titular Eva Ranea clausuró institucionalmente las actividades a este II Encuentro e incluso desarrolló una ponencia técnica bajo el título “Sin autores no hay cultura y sin escritura no hay industria del libro”. Esta formulación está extraída del “Libro Blanco de los Escritores y Escritoras”, que precisamente ocupó las tareas de la segunda Jornada, desarrollada el día 5.

Cicero también quiso resaltar las facilidades recibidas por parte de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte, “sin la cual no habría sido posible realizar estos estudios”, dijo, añadiendo que ahora lo que corresponde hacer es la publicación de los resultados tanto de este segundo encuentro como del primero que se celebró en el mes de abril de 2019.

Entre las características que se evidenciaron sobre la profesión de los escritores y las denominadas actividades de la palabra tal como se reflejan tanto en el Libro Blanco como en las intervenciones del Encuentro, destacan la imagen distorsionada de esta actividad derivada de cierto glamourismo que en nada se corresponde con la realidad. Si para Larra, escribir en España era llorar, la situación generalizada de este tiempo no es mucho mejor, habida cuenta de que ni el 16% de los autores logran vivir de la escritura. Los cambios tecnológicos de la sociedad digital, actividades tales como las de los youtubers e influencers, la generalización de la autoedición son algunos de los factores que influyen negativamente en la profesionalización de los escritores.

En el encuentro se dio particular importancia a fenómenos “indeseables” como la piratería, muchas veces desde el extranjero, de textos en pdf que resulta muy difícil combatir desde los perjudicados en España; la desaparición o recortes de las ayudas a la creación, el no traslado a España de la Directiva Europea de Préstamo público bibliotecario que compensaría a los autores, la tendencia al incumplimiento de la ley de propiedad intelectual, la opacidad respecto a las ventas reales, la colocación y devoluciones de los libros editados y, especialmente, la falta de adaptación de determinados aspectos en la Seguridad Social a la realidad intermitente de los ingresos de los autores y autoras.

Estimular la carrera de escritor, remover los obstáculos con los que se encuentran los jóvenes, definir e impulsar decididamente el mecenazgo, concluir la reglamentación por la que se compatibiliza la recepción de los derechos de autor con el cobro de pensiones de jubilación, desarrollando el decreto ley de 28/12/2018 y concretar medidas planteadas en el Informe sobre Estatuto del Artista, aprobado por unanimidad en el Congreso de los Diputados en octubre de 2018, son algunas de las reclamaciones del sector.

Isidro Cicero se refirió finalmente a “la necesidad de poner el foco de la atención en los escritores y escritoras jóvenes, que marcan ya varios cambios de tendencias y que la Sociedad Cántabra de Escritores quiere impulsar de forma decidida”.