Cantabria celebró por todo lo alto el regreso del Racing al fútbol profesional

El recibimiento fue un espectáculo lleno de color con las bufandas y bengalas. El racinguismo quería escuchar a los jugadores y por eso se pitó a la alcaldesa en funcionas, Gema Igual

Enviar a un amigo
03-06-2019

Cuatro años después el Racing de Santander vuelve al fútbol profesional, a Segunda División. Los bares de Santander y Cantabria se llenaron para vivir en directo el partido.

El Atlético Baleares hizo sufrir al Racing con su antifútbol. Se adelantaron de penalti, pero Aitor Buñuel logró el ascenso con un gol de corner en jugada de estrategia. Los minutos finales fueron de infarto. Los pocos racinguistas que acudieron a Mallorca lo celebraron con los jugadores. Mientras tanto, Cantabria estaba de fiesta.

La fuente iluminada de El Sardinero se llenó de aficionados que llevaban esperando este día 4 años. La capital de Cantabria se llenó de fiesta y se aguantó hasta casi la una de la madrugada para recibir a la plantilla en el Ayuntamiento. Antes, lo hicieron doscientos aficionados en Loiu.

El recibimiento fue un espectáculo lleno de color con las bufandas y bengalas. El racinguismo quería escuchar a los jugadores y por eso se pitó a la alcaldesa en funciones, Gema Igual. 

Iván Crespo arrancó dando las gracias a la afición; Iván Ania anunció que quiere quedarse; David Barral dedicó el ascenso a Manolo Preciado; Alfredo Pérez anunció que ahora toca subir a Primera y Sergio Ruiz dio las gracias al racinguismo por lo vivido.

Sin duda alguna, una noche histórica para el Racing que es equipo de Segunda División.