Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

Cantabria coordina a más de un centenar de voluntarios, volcados en la desinfección y ayuda a colectivos vulnerables

Bomberos voluntarios de Santander se suman al operativo para trasladar el líquido desinfectante a los ayuntamientos, en el marco del plan de emergencia desplegado por el coronavirus

Enviar a un amigo
24-03-2020

La Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno regional coordina a diario, en colaboración con los ayuntamientos, un operativo de voluntarios de protección civil, formado por más 100 efectivos de 30 agrupaciones y de Cruz Roja, que están volcados estos días en la desinfección de los espacios y mobiliario municipal y la ayuda a colectivos vulnerables en toda Cantabria, un dispositivo muy importante para luchar contra el coronavirus y minimizar las consecuencias del estado de alarma entre la población.

Así lo ha señalado la titular de Interior, Paula Fernández Viaña, quien ha añadido que esta red de voluntarios resulta "imprescindible" también para recoger y trasladar las donaciones que realizan tanto particulares como empresas. A modo de ejemplo, ha citado las naves y tractores que donan agricultores y que se están usando en el dispositivo de limpieza, así como materiales de protección, entre otros.

Asimismo, bomberos voluntarios de Santander se han sumado a este operativo que coordina el Ejecutivo para trasladar el líquido desinfectante que se utiliza en la limpieza de los municipios. Estos efectivos son los encargados llenar y transportar los bidones hasta la nave que el Gobierno cántabro tiene en Ontoria (Cabezón de la Sal), donde el personal de la Dirección General de Biodiversidad se encarga de la desinfección y limpieza de los depósitos y a donde se desplazan las agrupaciones de protección civil para proveerse del material necesario diariamente.

En concreto, en las últimas horas, efectivos de las agrupaciones de protección civil de Santander y Corvera de Toranzo, junto a bomberos voluntarios de la capital han intensificado las labores de desinfección en los exteriores de las residencias de mayores e instalaciones críticas, donde se han registrado algún caso de coronavirus, con el fin de frenar su propagación y garantizar la seguridad entre usuarios y personal laboral.

El dispositivo del Gobierno cántabro ha comenzado hoy igualmente el reparto de las mascarillas destinadas al personal sanitario y residencias de personas mayores y que han sido realizadas dentro de la iniciativa de la empresa cántabra Textil Santanderina.

Respecto a los colectivos vulnerables, los voluntarios de protección civil y de Cruz Roja atienden principalmente a personas mayores, con discapacidad o en situación de vulnerabilidad. A estas personas se las apoya en la realización de las tareas básicas, como la compra de alimentos y medicinas, acudir a entidades bancarias, además de colaborar en el traslado de enfermos a centros sanitarios.

Por otra parte, ante la imposibilidad de seguir prestando el servicio de reparto de alimento que realizaba la Asociación Ciudadana Cántabra Anti-Sida (ACCAS) a unas 20 familias aproximadamente, se movilizará a personal de Cruz Roja para que realicen el reparto del alimento que está disponible en sus instalaciones.

Fernández Viaña ha agradecido la labor diaria de los bomberos voluntarios, efectivos de protección civil y Cruz Roja para facilitar las medidas de desinfección en todo el territorio de Cantabria y la atención a las personas con más necesidad en el marco del plan de emergencia desplegado a raíz de la pandemia por coronavirus.

Manuales para los servicios de intervención

Desde la Dirección General de Interior, se está editando una guía de apoyo psicológico a los grupos de intervención que forman parte del Sistema autonómico de Protección Civil, en colaboración con el Colegio de Psicólogos de Cantabria, en aras a prestar un mejor servicio ante las posibles situaciones que pudieran derivar de esta crisis.

Por otro lado, la Consejería Presidencia ha enviado a los más de 600 agentes de policía local de Cantabria un manual para facilitar su actuación durante el estado de alarma.

Mediante este manual, se informa sobre los desplazamientos que están autorizados en las vías de uso público y el codificado con los tipos infracciones y las sanciones correspondientes. Además, se recuerda las recomendaciones generales para protegerse del coronavirus y resuelve las dudas más comunes relacionadas con su actividad diaria.