Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Cantabria inicia la onda epidémica de gripe que cuenta ya con un fallecido

Al registrar una tasa de 99,13 casos por 100.000 habitantes en la segunda semana del año

Enviar a un amigo
17-01-2020

Cantabria ha iniciado durante la segunda semana del año (del 6 al 12 de enerola onda estacional epidémica de gripe al registrar una tasa de 99,13 casos de gripe por 100.000 habitantes y superar el umbral epidémico que este año se sitúa en una tasa de 51,57 casos por 100.000 habitantes. A nivel nacional se ha alcanzado una tasa de 105,9 casos por 100.000 habitantes.

El número total de nuevos casos de gripe declarados en Cantabria por el sistema EDO (Enfermedad de Declaración Obligatoria) en esta segunda semana del año han sido 667, de los que 314 se corresponden con el área de Santander, 178 con el área de Laredo y 175 con el área Torrelavega-Reinosa.

Desde el inicio de la temporada de control el pasado 1 de octubre, el total de casos diagnosticados clínicamente como gripe en Cantabria asciende a 1.413.

También se ha producido un aumento de casos graves hospitalizados, registrando 9 ingresos durante la segunda semana de los 17 casos de gripe que hasta el momento han requerido hospitalización de acuerdo con los criterios de gravedad establecidos.

De estas 17 personas ingresadas por gripe, 9 ya han sido dadas de alta, 7 permanecen hospitalizadas y 1 ha fallecido.

Los casos identificados esta segunda semana se corresponden a virus de diferentes tipos, aunque predomina el virus gripal tipo A (89%) sobre el B (11%). Entre los subtipos ha sido más frecuente el AnH1N1 (58%) que el AH3 (42%).

Estos datos sitúan a Cantabria en una actividad gripal epidémica de nivel bajo, situación similar al resto de comunidades autónomas que han superado el umbral epidémico, salvo en Asturias y Navarra que han informado de niveles medios de incidencia.

La Dirección General de Salud Pública ha recordado la importancia de la higiene de manos y cubrirse de forma correcta a la hora de toser y estornudar como medidas preventivas para evitar contagios. También ha señalado que los catarros y resfriados comunes no precisan antibióticos y que solo es preciso acudir a los centros de salud y servicios de urgencia ante síntomas llamativos o de alarma.