Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Cantabria y la mayoría de las CC.AA. a favor de que finalice el estado de alarma el próximo domingo

En la reunión del viernes del Consejo Interterritorial de Sanidad las comunidades de Galicia, País Vasco, Castilla y León y Castilla-La Mancha pidieron prorrogar el mismo.

Enviar a un amigo
02-05-2021

Ya sólo resta una semana para que finalice el estado de alarma, el 9 de mayo, y son varias las comunidades autónomas que piden prorrogarlo al Gobierno central. Sin embargo, la mayoría entre ellas Cantabria apoyan que decaiga el próximo domingo, fecha señalada hace seis meses. 

Si bien al Ejecutivo de Pedro Sánchez le costaba sacar adelante hace un año cada prórroga con sangre, sudor y lágrimas, ahora son varias regiones las que lo solicitan sin que en Moncloa lo tuvieran en sus planes.

Las comunidades autónomas que rechazan levantar dicha medida temen cierto caos jurídico tras el fin del estado de alarma, ya que las decisiones sobre las restricciones que afectan a derechos fundamentales han de ser ratificadas por los tribunales superiores de cada territorio.

Algunas regiones han pedido un 'plan B' alternativo a la alarma y otras, como País Vasco, Galicia y las 2 Castillas reclaman que se prorrogue esta medida excepcional, que permite dictar restricciones a la movilidad como el toque de queda o el cierre perimetral de las comunidadades.

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, consideró "absolutamente razonable y sensato" el planteamiento del lehendakari Íñigo Urkullu, el primero en pedirlo.

También el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, respaldaba la petición del líder vasco. El presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, sostuvo que al menos, durante un mes más, sería lógico extender dicho estado de alarma.

Postura de Carolina Darias

Sin embargo, el Gobierno central insiste en que no será necesaria la prórroga ya que la campaña de vacunación ha cambiado las circunstancias de la pandemia. Así lo ha reiterado en su comparecencia en el Congreso este jueves, la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

"La declaración del estado de alarma ha funcionado. Hemos alcanzado un difícil equilibrio entre la protección de la salud y la garantía de los derechos. Todos los poderes públicos han estado a la altura del sacrificio, responsabilidad y civismo que ha demos la ciudadanía del país", ha afirmado Darias, antes de insistir en que la intención del Ejecutivo es "trabajar intensamente para que esta declaración de estado de alarma no siga siendo necesaria".

La ministra de Sanidad ha aseverado que a partir del 9 de mayo, "vamos a seguir usando todas las herramientas y, si fuese necesario, creando nuevas" para controlar la pandemia, aunque no ha especificado que nuevas herramientas se podrían diseñar.

DECLARACIONES DE REVILLA AL CORREO DE EL PAÍS VASCO

Cantabria abrirá sus fronteras el 9 de mayo si ese día no se prorroga el estado de alarma decretado hace seis meses en toda España. La razón en un principio no responderá a causas sanitarias concretas sino legales. Así lo teme, al menos, el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, quien considera que a partir de esa fecha la región «quedará libre». «La idea es que el día 9, si se acaba el estado de alarma, Cantabria queda desconfinada. No hay otra. Eso está claro», ha indicado el líder del PRC, quien recuerda que el cierre perimetral de una comunidad no es competencia del presidente autonómicos, que sí pueden adoptar otras medidas sanitarias.

No obstante, en el supuesto de que los datos de contagios e incidencia del virus no sean favorables, entonces Revilla pediría al Gobierno central que mantenga el estado de alarma, aunque cree, «en este momento», que el 9 de mayo no va a haber «marcha atrás» por parte del presidente, Pedro Sánchez, y ese día «Cantabria quedará liberada» y se permitirá la circulación con otros lugares que también abran.

 

  
 «Si no hay estado alarma, no hay capacidad de que un presidente pueda confinar un territorio. Eso es lo que yo entiendo y, por lo tanto, yo ya estoy en la idea de que el día 9 Cantabria quedará libre», ha indicado el regionalista, para insistir en que es ésa «la idea que tengo en la cabeza».

 

Revilla ha señalado que ante la «previsión» de abrir Cantabria no sabe qué decisión tomarán otras comunidades, y ha reflexionado al respecto que, «a lo mejor», en territorios en los que los datos y casos de covid sean «graves», el Ejecutivo central pueda «mantener un estado de alarma que les proteja».

 

Pero, por lo demás, cree que «no hay base» -legal- para que un presidente regional «fuera de un estado de alarma de nivel nacional pueda confiar un territorio». Cuestionado por la situación epidemiológica en País Vasco, Revilla ha apuntado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, está pidiendo que se prorrogue el estado de alarma. «Con eso ya dice bastante», ha apostillado.

 

«Naturalmente, si Euskadi no abre, pues no se ha conseguido nada», ha expresado el presidente cántabro, aludiendo así a la afluencia de gente de la comunidad vecina a Cantabria, que abriría entonces para otras regiones si es que también se desconfinan, como las otras dos limítrofes: Castilla y León o Asturias, y que «está en la misma línea». Hace apenas quince días, el lehendakari vasco ya advirtió que este año iban a ser mucho más restrictivos con los ciudadanos que viajan hacia Cantabria e insistió en la necesidad de prorrogar el estado de alarma, dada la situación sanitaria en su comunidad.

 Sobre el fin de estado de alarma y sus consecuencias para tomar decisiones en las administraciones autonómicas también habló ayer el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, quien cree que ello no supondría que la comunidad se quede sin la posibilidad de imponer algunas restricciones, sino que «la única diferencia es que previamente las tendrá que convalidar la autoridad judicial».

 

 

 

Urkullu tiene base legal para pedir un estado de alarma a la carta

 

 

 

Por tanto, «si necesitásemos confinar cualquier ayuntamiento lo podremos hacer planteando esa medida previamente al juzgado y si el juez lo convalida». En este sentido, ha señalado que los juzgados «suelen responder muy rápido» a este tipo de requerimientos

 

Mejora la situación con la vacuna

 

De todos modos, el regionalista cree y espera que para el 9 de mayo «vayan bajando» los niveles de contagios en la medida en que, además, vayan llegando más vacunas, pues en mayo y junio va a haber «muchas más de las que ha habido hasta ahora».

 

Así, «tenemos ya que ir preparándonos para tener un verano 'cuasi normal' y donde volvamos a recuperar la actividad económica, porque esto ya no puede seguir mucho tiempo de esta manera». «El virus va a seguir entre nosotros, pero muy atenuado», ha asegurado.

SITUACIÓN EN CANTABRIA TRAS EL 9-M

El fin del estado de alarma anunciado para el 9 de mayo no supone el fin de todas las restricciones, sino solo de las que se aplican por decreto del presidente regional: el cierre perimetral, el toque de queda, el límite de personas en un grupo y las limitaciones en los lugares de culto.

Sin embargo, según señalan desde la Consejería de Sanidad, el resto de restricciones se podrán seguir aplicando avaladas por la legislación sanitaria.

Se trata de medidas que están vigentes o que se han venido implantando, como el cierre del interior de los locales de hostelería para el consumo, las limitaciones de horario y atención al público en establecimientos, las reducciones de aforo en espacios o eventos, o las prohibiciones que afecten a la práctica de deporte.

También se podrán seguir estableciendo confinamientos municipales o parciales, de barrios, como en su día ocurrió con La Inmobiliaria de Torrelavega, o de edificios, como ocurrió en Nicolás Salmerón en Santander, pero presentándolo para la convalidación judicial, según explican fuentes del Gobierno.

El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez, subraya que si decae el estado de alarma la situación cambia y lo que tendrán que hacer su departamento y el Gobierno es "ajustarse" a esa nueva realidad.

"Evidentemente, todas las medidas que sean restrictivas de los derechos y libertades de los ciudadanos tendrán que estar previamente autorizadas por los jueces", ha destacado, en referencia, por ejemplo, a los cierres de municipios.

Rodríguez es consciente de que "habrá que ajustar mucho" las medidas, y advierte de que "de lo que no hay ninguna duda" es que "la movilidad no va a favorecer la evolución de la pandemia en el sentido positivo, sino todo lo contrario".

DEBATE SOBRE EL ESTADO DE ALARMA

A día de hoy continúa el debate sobre si es conveniente que decaiga el estado de alarma el 9 de mayo y sobre si todos los territorios están preparados para afrontar esa situación, dada la incidencia del virus.

Algunas comunidades autónomas, como el País Vasco, están pidiendo que se alargue en todo el país esa figura, pero el Gobierno de la nación asegura que ya existen las herramientas necesarias para controlar la pandemia.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha insistido en que esta región quedará "desconfinada" si el 9 de mayo termina el estado de alarma, y ha confiado en que para entonces se articulen mecanismos jurídicos para que las comunidades con más incidencia de covid puedan extender esa figura y tomar medidas.

"No sé qué harán otros territorios, pero Cantabria queda desconfinada", ha insistido en declaraciones a los medios de comunicación en los últimos días.

Revilla ha confiado en que para esa fecha el Gobierno de España haya articulado un mecanismo que "pueda dar una orientación" a las comunidades que mantienen una incidencia de la pandemia "grave" y una situación "preocupante", para que "puedan tomar a lo mejor decisiones distintas" de otros territorios.

El presidente cree que esas comunidades en peor situación "tendrán que tener algún soporte jurídico", ya sea propio o del Gobierno de la nación.

A su juicio, el Gobierno de España "no va a dar marcha atrás" en su anuncio de que el 9 de mayo decaerá el estado de alarma, pero también piensa que en mayo y junio llegarán más vacunas, con lo que se podría vislumbrar una mejora.