Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

¿Comienza la rebelión en el PP contra Casado?: Feijóo eleva el tono y critica a la cúpula del partido por sus últimas decisiones

Feijóo es, sin duda, el hombre fuerte del PP a nivel nacional. El único que gobierna con mayoría absoluta en una comunidad autónoma y el que muchos sectores del partido ven como líder capaz de remontar el vuelo

Enviar a un amigo
19-02-2021

Es el eterno candidato a presidir el PP, pero tras la marcha de Mariano Rajoy prefirió ver los toros desde la barrera y quitarse de en medio en una etapa que preveía llena de problemas para el partido. Hablamos del gallego Alberto Núñez Feijóo.

Feijóo es, sin duda, el hombre fuerte del PP a nivel nacional. El único que gobierna con mayoría absoluta en una comunidad autónoma y el que muchos sectores del partido ven como líder capaz de remontar el vuelo de una formación en horas bajas desde que Pablo Casado tuviera que hacerse cargo de la misma en 2018.

Hasta ahora había mantenido una línea de acción de perfil bajo, discreta, y apoyando a Casado en lo que veía bueno para el PP y razonable para el país. Pero tras la nueva debacle electoral, ahora en Cataluña, ha dicho basta. Sobre todo tras el gesto de Casado de desviar la atención anunciando que el PP dejará la sede nacional del partido en la madrileña calle Génova.

Entrevistado en 'TVE' la noche del jueves, Feijóo no se cortó esta vez a la hora de cuestionar a la actual cúpula del partido azul. El presidente de la Xunta de Galicia opinó que no veía "razonable" abandonar la sede de "una empresa, organización o partido político" cuando se "tienen problemas con algunas personas o dirigentes". Cree que entonces pocos partidos y empresas tendrían entonces se

La sede de Génova y Rajoy

"No sé si se va a vender. Lo sabrá el que lo ha anunciado. Una cosa es que se use una sede más modesta y otra que se venda", exclamó en tono duro y distante sobre Casado.

Feijóo también habló sin tapujos de la deuda del PP: "Nuestra situación económica no está muy boyante. Me da la impresión de que uno de los motivos puede ser por la situación económica".

El gallego también volvió a distanciarse de Casado al defender el legado de Rajoy, salvándole de todos los asuntos turbios y de las acusaciones de Luis Bárcenas, que han motivado que Casado diera la espalda a su antecesor en el cargo.

Asimismo, fue muy sincero para valorar el "mal" resultado del PP en las elecciones catalanas, pero sacó pecho por su partido al recordar que "cada vez que España tiene un problema, al PP se le convoca a gobernar", criticando a los partidos populistas que se aprovechan de las coyunturas negativas, en referencia a Vox.