Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

El Ayuntamiento aplaza al segundo semestre el pago de impuestos después de que Vox lo plantease en su Plan de Contingencia Fiscal

Se modifican con carácter excepcional para “tratar de paliar lo máximo posible los efectos de la crisis sanitaria provocada por el COVID 19 entre los santanderinos”, explica Gema Igual

Enviar a un amigo
25-03-2020

El Ayuntamiento de Santander, a través de un Decreto de Alcaldía,  ha aplazado con carácter excepcional el calendario de impuestos y tasas para 2020 para “tratar de paliar lo máximo posible los efectos de la crisis sanitaria provocada por el COVID 19 entre los santanderinos”, tal y como ha explicado esta mañana la regidora Gema Igual. Este anunci lo hacen después de que Vox incluyese medidas de este tipo en su Plan de Contingencia Fiscal.

De esta forma, la alcaldesa detalla que se aplazan al segundo semestre los pagos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en fincas urbanas, rústicas y de características especiales; la tasa por entrada y salida de vehículos (vados); y la tasa de terrazas (por la utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público con veladores, mesas o sillas).

También se amplía hasta el 5 de agosto el periodo de pago del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, y se aplazan tres meses los recibos que se cobran de forma mensual y actualmente se encuentran pendientes de emisión y que afectan a las tasas del servicio de Ayuda a Domicilio y de Comida a Domicilio.

De igual forma, se demora tres meses el cobro de los recibos mensuales en concepto de tasas por puestos, barracas, casetas de ventas, espectáculos o atracciones situados en terrenos de uso público e industrias callejeras y ambulantes, como los mercadillos y los mercados de frutas y verduras.

En cuanto a los recibos trimestrales que se emiten por la tasa de servicios de mercados, Mercado de la Esperanza, Mercado de México y Puertochico así como la de quioscos, su abono también se aplaza un trimestre, excepto el primero, que ya estaba expedido y se recaudará hasta la fecha máxima del 30 de junio.

La alcaldesa pone de manifiesto que “situaciones excepcionales exigen respuestas excepcionales de las instituciones públicas y el Ayuntamiento de Santander va a estar siempre del lado de los ciudadanos”.