Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

El cese de la directora del CNI no basta para apaciguar el malestar independentista que quiere la caída de la titular de Defensa

Sánchez, hoy, en el Congreso:"Nos encontramos un país donde en Cataluña se había aprobado una declaración de independencia, un Gobierno condenado por corrupción y ministros que destruían a martilazos pruebas. Los mangantes ya no están en el Gobierno&

Enviar a un amigo
El cese de la directora del CNI no basta para apaciguar el malestar independentista que quiere la caída de la titular de Defensa
10-05-2022

 A la caída política o destitución de la directora del CNI solo le faltaba la firma y sello. Su cese entraba dentro de todas las previsiones en la estrategia del Gobierno de Pedro Sánchez para tratar de capear el temporal y rebajar las exigencias de sus socios por la crisis del espionaje. Pero ni al independentismo ni a Unidas Podemos les basta, al parecer, con la cabeza de Paz Esteban. Su dedo sigue señalando a la ministra de Defensa, Margarita Robles, que en su comparecencia de ayer martes se limitó a echar balones fuera, eludiendo cualquier argumento para justificar el relevo al frente de los servicios secretos e incluso habló de darle un impulso a este organismo.

 Así las cosas, no puede extrañar que el mundo soberanista e independentista saliera a la palestra para denunciar que la ya exdirectora de la inteligencia española ha sido quien ha pagado los platos rotos en lugar de aquellas personas que le trasladaron las órdenes, entre ellas vigilar al presidente de la Generalitat.

El líder socialista se ha refugiado en los informes elaborados por el Centro Criptológico Nacional -organismo dependiente del CNI competente en materia de ciberseguridad- para adoptar esta medida y ahora su siguiente paso será fijar un encuentro con el presidente catalán con el que encauzar el quiebro de las relaciones entre ambos Ejecutivos y, de paso, sosegar a Esquerra con el objetivo de que la legislatura no se marche por el sumidero antes de lo que dicta el calendario.

SÁNCHEZ, HOY, EN EL CONGRESO

 

Este miércoles era fundamental conocer la postura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la sesión de control parlamentaria tras el escándalo del espionaje y el relevo al frente del CNI.

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, exigió explicaciones por la destitución de Paz Esteban como directora de los servicios de espionaje y Sánchez evitó hablar de destitución y centrarse en motivos de seguridad del Estado.

"Es evidente que ha habido un fallo de seguridad", admitió el presidente. Por otra parte, se escudó frente al PP en las acciones de su gobierno frente a la situación que heredó del anterior Ejecutivo: "Nos encontramos un país donde en Cataluña se había aprobado una declaración de independencia, un Gobierno condenado por corrupción y ministros que destruían a martillazos pruebas". "Los mangantes ya no están en el Gobierno", aseveró, para tapar con polémica las acusaciones de su adversaria.

 

Turno de Ciudadanos

 

También fue muy hostil contra Sánchez el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, sobre este asunto, reprochándole que se finalizara con la carrera de Esteban tras 40 años de servicios al país y que por motivos de interés político, filtrara la intrusión a su móvil y a la ministra Margarita Robles. Apuntó que eran asuntos de seguridad que perjudicaban la imagen de España.

 

El líder socialista insistió en los motivos de seguridad y terminó afeando a Bal que le reprochara haber revelado esta intrusión, ya que como abogado del Estado que es, no entiende que le pida "encubrir un delito". Esta acusación a Bal le hizo ser fuertemente ovacionado por la bancada socialista, que se volcó con el presidente.


 
Margarita Robles y Paz Esteban (Foto: Ministerio de Defensa)
Martes 10 de mayo de 2022
 

Es la noticia del día y las reacciones no se han hecho esperar. El Gobierno ha destituido a la directora del CNI, Paz Esteban, para tratar de calmar las aguas por el escándalo del espionaje con Pegasus. La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha rehusado hablar de cese y ha alegado que se trata de una "continuación normal y natural". Mientras Podemos celebra la destitución, para el Govern y los partidos independentistas es "insuficiente" y las formaciones de derecha y extrema derecha han arremetido contra el Gobierno.

En su comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros, la titular de Defensa, Margarita Robles, ha confirmado el cese de Paz Esteban como jefa del CNI, aunque ha justificado la decisión en la necesidad de "modernización" del centro de inteligencia y de dar un "impulso" al mismo. Robles ha desvelado que la nueva directora será Esperanza Casteleiro Llamazares, actual secretaria de Estado de Defensa, es decir, su número 2 en el ministerio.

La noticia ha sacudido el tablero político y las reacciones de los diferentes partidos no se han hecho esperar. Mientras las formaciones de izquierdas han celebrado que se depuren responsabilidades, para los independentistas la destitución es insuficiente y para la derecha y la extrema derecha se trata de una "cesión" del Gobierno a sus socios de investidura.

La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, ha afirmado que "la asunción de responsabilidades es una cuestión básica de salud democrática", aunque ha apuntado que "para recuperar la confianza de la ciudadanía es necesario, también, dar garantías de que algo así no vuelva a ocurrir".

En la misma línea, el portavoz de la formación 'morada', Pablo Echenique, ha señalado que "para que la crisis de Pegasus no se cierre en falso, es necesario que se establezcan garantías de que esto no vuelva a pasar, es lo que esperan los grupos parlamentarios y la ciudadanía; es necesaria una agenda de regeneración democrática".

"Se han espiado ilegalmente 3 de los teléfonos móviles más sensibles y protegidos del país: Presidente del Gobierno, Ministra de Defensa y Ministro del Interior. Que se asuman responsabilidades políticas no es una concesión al independentismo, es una concesión al sentido común", ha aseverado el portavoz de ERC, Gabriel Rufián.

Para Rufián, "la realidad es que ha habido una brecha, una dejación de funciones, siendo muy generosos, que hace insostenible la situación de algunos altos cargos", por lo que considera que "sería bueno desclasificar documentos y sería buena la claridad". El diputado catalán ha tachado de "insostenible" la situación de la ministra de Defensa, aunque ha vaticinado que no perderá su cargo pese al escándalo del espionaje.

"No pretendan con esta destitución cerrar este gravísimo caso de espionaje masivo. Exigimos responsabilidades al más alto nivel", ha proclamado el portavoz parlamentario de Junts, Josep Cleries.

El Govern de Pere Aragonès también ha dejado claro que "el cese de la directora del CNI no lo resuelve todo, no cierra el tema, y quien piense que es así, se equivoca", ya que "hacen falta explicaciones, saber quién lo ordenó, quién lo permitió y quién tenía conocimiento" del espionaje con Pegasus.

"La gravedad del caso requiere que se den todas las explicaciones, se desclasifiquen documentos y se garantice que nunca se permitirá que espionajes como estos repitan", ha insistido la portavoz del Govern catalán, Patricia Plaja. El Ejecutivo catalán ha reclamado a La Moncloa que informe "de los contratos que se hayan firmado entre el CNI o cualquier otra agencia estatal con la empresa" israelí NSO, a la que pertenece Pegasus.

 

Esperanza Casteleiro, nueva directora del CNI   

 

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Defensa, Margarita Robles, trató la trama del espionaje con Pegasus y confirmó la noticia de la destitución de la directora del CNIPaz Esteban, filtrada horas antes a la prensa.

Robles habló de "fallos y disfunciones" del uso de las nuevas tecnologías y explicó que la ciberseguridad es clave para la seguridad del Estado hoy en día. Por eso justificó que el CNI debe luchar "con la mayor eficacia posible" contra estas intrusiones a las vidas privadas de las personas y la seguridad nacional.

Robles afirmó que el Gobierno dotará de medios al CNI para luchar mejor contra estas "amenazas". Así que la ministra contextualizó el relevo en el CNI en este cambio necesario para luchar con otra óptica en este campo. Justificó el relevo en una "modernización" del centro de inteligencia y dar un "impulso" en esta labor.

Detrás, como motivo, estaría la intrusión no identificada hasta ahora de los móviles de Sánchez, la propia Robles y su compañero Grande-Marlaska.

La ministra aprovechó para revelar el nombre de la sustituta de Esteban: será Esperanza Casteleiro Llamazares, su actual secretaria de Estado de Defensa, es decir, su mano derecha en el ministerio.

Carrera de Casteleiro

Casteleiro lleva más de 40 años de carrera en el CNI y fue Secretaria General del mismo entre 2004 y 2008, durante el primer gobierno de Zapatero. Fue después relevada por Elena Sánchez Blanco.

Es oficial de inteligencia y posee la Gran Cruz del Mérito Aeronáutico con distintivo blanco (2009).

Ha desarrollado casi toda su vida profesional en los servicios de inteligencia, primero en el Centro Superior de Información de la Defensa (CESID) y posteriormente en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), cuando pasó a llamarse así en 2002.

Desde 2018 forma parte del Ministerio de Defensa, primero como directora de gabinete de Robles y después como secretaria de Estado de Defensa.

Casteleiro nació en Madrid en 1956 y es licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación y ha realizado diversos cursos de formación en ámbitos de inteligencia y recursos humanos.

Se la considera una experta en contraterrorismo3 y en la zona del Magreb.